Esguince de muñeca: cómo prevenirlo con estos consejos

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El esguince de muñeca es una de las lesiones más frecuentes que suelen presentarse en las manos. En este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber del esguince de muñeca, además de unos consejos prácticos para prevenir o tratar esta patología.

¿Qué es la muñeca?

La muñeca es el conjunto articular más complejo que existe en nuestro organismo. Su área anatómica, que establece la unión entre el antebrazo y la mano, incluye las extremidades metaepifisiarias distales de los huesos radio y cúbito, las dos hileras de huesos del carpo y las bases de los huesos metacarpianos. Por tanto, no son solo los huesos del carpo los que constituyen a la articulación, sino que incluye porciones distales de los huesos del antebrazo (radio y cúbito), así como porciones proximales de los huesos metacarpianos.

Algunas de las características estructurales de la muñeca es que permite el desarrollo de movimientos complejos en los diferentes planos del espacio y los ligamentos que esta incluye, favorecen la fijación del sistema de hueso y la estabilidad de todo el complejo articular.

esguince de muñeca

Huesos y articulaciones que forman el complejo articular de la muñeca

La muñeca es un conjunto complejo de articulaciones formado por:

  • La articulación radiocarpiana (elipsoidea), que se encuentra situada entre las carillas de la superficie articular del radio y los huesos escafoides y semilunar del carpo.
  • Articulación trocoide, posicionada entre la cavidad sigmoidea de la cara interna del radio y la cabeza cubital.
  • La articulación mediocarpiana que se compone de los huesos de la primera hilera (escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme) y los huesos de la segunda hilera (trapecio, trapezoide, grande y ganchoso)y que también son artrodias aunque con una movilidad más limitada por estar unidos por ligamentos, entre ellos, el ligamento anular que une al trapecio y al ganchoso;
  • Articulaciones intercarpianas, que se encuentran localizadas entre los huesos de las propias hileras;
  • Las articulaciones carpometacarpianas, situadas entre la hilera distal del carpo y los huesos metacarpianos.

¿Qué es un esguince?

Un esguince es una torcedura o distensión de los ligamentos que tiene su origen cuando estos se estiran demasiado o cuando una articulación concreta se sitúa en una posición antinatural.

Esta lesión se caracteriza por dolores musculares, hinchazón, cambio de color en la piel y el síntoma más característico es la rigidez de la articulación dañada.

Existen tres tipos de esguinces clasificados según la gravedad y el daño provocado en la propia articulación:

  • Esguince de grado 1: hay distensión de los ligamentos, pero no llega a producirse rotura de los mismos.
  • Esguince de grado 2: se ha producido una rotura parcial del tejido ligamentoso.
  • El más grave, esguince de grado 3: la rotura de la porción ligamentosa es completa.

Consejos para prevenir el esguince de muñeca en la práctica deportiva

Las lesiones son imprevisibles y no podemos saber cuándo llegarán, pero con los siguientes consejos podrás aliviar el alcance de las mismas, e incluso prevenir muchas de ellas.

Equiparse de manera adecuada

Un equipamiento apropiado para la práctica deportiva puede ayudar a no hacernos daños. Deberás adaptar tu indumentaria a la práctica deportiva que vayas a realizar. Las muñequeras también pueden ser una opción válida para proteger tus muñecas de las lesiones.

Calienta correctamente

El calentamiento es esencial, sea cual sea la práctica deportiva que realices, por lo que debe estar presente de manera previa siempre que vayas a realizar ejercicio. En esta parte del entrenamiento tu cuerpo se pondrá a punto para realizar, de la manera más óptima posible, la actividad física posterior que vas a desarrollar, permitiendo un mejor movimiento y lubricación de las articulaciones.

Cuando calientas, no solo estás previniendo lesiones, sino que el rendimiento de tu ejercicio se verá mejorado al tener las articulaciones lubricadas y tu sistema cardiorrespiratorio elevado.

Entrena fuerza

El entrenamiento de fuerza no solo te aportará beneficios a nivel físico y metabólico, sino que a nivel muscular hará que tus músculos presenten más fuerza y puedan resistir mayores intensidades e impactos durante los entrenamientos sin sufrir lesiones.

Los músculos sirven de amortiguadores del daño en las articulaciones, por lo que una musculatura fuerte y desarrollada, te permitirá mantener una buena salud de las estructuras óseas.

esguince de muñeca

Realiza estiramientos

Los estiramientos harán que tus articulaciones ganen movilidad. Una articulación más móvil y con mayor rango de movilidad resistirá mucho mejor las lesiones.

Los esguinces son provocados, en la mayoría de las ocasiones, en articulaciones limitadas de movilidad que no tienen la suficiente capacidad para resistir a soportar una fuerza.

Recuperación del esguince de muñeca

Una vez se diagnostica el esguince de muñeca, se inmovilizará la articulación y se solicitarán otras pruebas complementarias, como resonancia magnética nuclear o ecografía para estudiar los trayectos ligamentosos que ayuden a determinar el grado de la lesión.

El protocolo de recuperación del esguince de muñeca vendrá determinado en función del nivel del grado de la lesion.

  • En el caso de que el esguince sea de grado I se aconseja reposo, aplicación de hielo local (crioterapia) y una muñequera o un vendaje elástico simple junto a un tratamiento antiinflamatorio que pueda ayudar a reducir la inflamación.
  • Si el esguince es de grado II requerirá de una inmovilización rígida tipo vendaje semicompresivo antebraquial o una férula dorsal de yeso antebraquial.
  • Por último, si es de grado III debe realizarse un estudio de imagen para valorar si se precisa de cirugía. Por supuesto, se deberá quedar inmovilizada la zona hasta obtener el diagnóstico definitivo.

Consejos generales en los primeros momentos

  • Aplicar frío local (no directamente sobre la piel).
  • Poner un vendaje que mantenga la articulación inmovilizada y un cabestrillo (para evitar la inflamación de los dedos) si fuese necesario.
  • Acudir a una consulta médica para ser valorados por un profesional de la salud.
  • Deberás tratar de recuperarte de la lesión por completo, ya que, las lesiones ligamentosas agudas no tratadas debidamente pueden conllevar a lesiones crónicas e incluso al desgaste óseo por fricción.
  • Realizar un tratamiento rehabilitador tras la inmovilización de fase aguda y para garantizar la recuperación de la movilidad articular.

Conclusión

El esguince de muñeca suele ser una lesión muy frecuente entre la población; sin embargo, no se le suele dar la importancia que debería a este tipo de patologías.

Un mal diagnóstico de la lesión llevará a un pésimo protocolo de recuperación de la articulación, que a la larga, puede llegar a derivar en una enfermedad crónica provocando molestias y generando problemas en nuestras manos.

Te aconsejamos que cuando sufras dolor en la muñeca y este no remita con reposo a las 48 horas, acudas a un especialista que valore y te pueda prescribir un tratamiento para remediar el problema.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario