Guía para el tratamiento de un desgarro muscular

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las lesiones de los tejidos blandos son el tipo más común de lesión entre los que hacen ejercicio regularmente. Éstas pueden ser agudas, es decir, que ocurran en un punto identificable en el tiempo, o crónicas.

Las lesiones crónicas a menudo son el resultado del uso excesivo y el estrés repetitivo, mientras que las lesiones agudas que no son identificadas y tratadas adecuadamente pueden fácilmente convertirse en una lesión crónica, lo cual puede ser muy frustrante y mentalmente desafiante.

En este sentido, los desgarros musculares son una de las lesiones típicas que puede sufrir cualquier deportista. Descubre exactamente en qué consisten dichas lesiones y cómo puedes tratártela para recuperarte lo mejor posible.
Causas de los desgarros musculares

¿Qué es un desgarro muscular?

Un desgarro muscular es un término coloquial utilizado para referirse a una distensión muscular, es decir, una lesión en un músculo causada por el estiramiento excesivo de las fibras musculares. La distensión muscular puede aparecer de forma aguda o desarrollarse con el tiempo.

¿Cuál es la diferencia entre un tirón y un desgarro muscular?

Los desgarros musculares suelen ser dolorosos y dar lugar a hinchazón y moretones. Dependiendo del grado del desgarro (es decir, parcial / menor o completo), habrá diferentes niveles de dificultad en el movimiento del músculo. Por ejemplo, si estás en el gimnasio y sientes un pellizco o dolor agudo seguido de hinchazón y moretones, es probable que hayas sufrido un desgarro muscular.

Cómo prevenir un desgarro muscular

¿Qué diferentes tipos de desgarro se pueden sufrir?

Los desgarros musculares se dividen en grados basados en el grado de la lesión.

  • Desgarros grado 1: se limitan a unas pocas fibras musculares. La funda que encierra el músculo, conocida como fascia, se mantiene intacta.
  • Desgarros grado 2: más fibras están lesionadas, pero la fascia se mantiene intacta.
  • Desgarros grado 3: implican aún más fibras dañadas y la fascia está desgarrada parcialmente.
  • Desgarros grado 4: se define como un desgarro completo del músculo y la fascia.

Diferencias entre un tirón y un desgarro muscular

¿Cuáles son las mejores maneras de prevenir un desgarro muscular?

  • Calentar con algún tipo de ejercicio cardiovascular para aumentar la temperatura corporal. Tener unos músculos más calientes te hará aumentar la elasticidad de tus músculos y, por tanto, será menos probable que éstos se desgarren.
  • Realizar varias series iniciales, ligeras y progresivas de ejercicio a realizar. Ésto incrementará aún más la temperatura y el flujo de sangre a los músculos.
  • No realizar estiramientos estáticos antes de entrenar con pesas.
  • Realiza entrenamientos de flexibilidad, pero nunca antes de un entrenamiento con pesas. Tener unos músculos más flexibles te hará ser menos propenso a padecer las lesiones.

Maneras de prevenir un desgarro muscular¿Qué tratamientos existen para el desgarro muscular?

  • Proteger el área de una lesión mayor.
  • Descansar la zona afectada.
  • Aplicar hielo en el área de inmediato para ayudar a reducir el dolor y la hinchazón.
  • Compresión (usando un vendaje elástico) para proporcionar apoyo y disminuir la hinchazón.
  • Elevar la zona afectada, cuando sea posible, para intentar acelerar la curación.

Tratamientos para el desgarro muscular

Conclusión

No sentir un dolor severo no significa necesariamente que la lesión no sea grave. Además, una lesión menor puede convertirse rápidamente en una de las principales, si no se maneja adecuadamente, por lo que conviene prestar atención a estos detalles a fin de prevenir posibles complicaciones a futuro.

En el caso de los desgarros musculares, existen diferentes consejos que podemos seguir para tratarlos, sin embargo, siempre es más recomendable visitar a un especialista incluso para las lesiones más leves. Un médico puede ayudar a determinar la extensión del daño y la mejor manera de tratar la misma.

Referencia

  • Charlie Seltzer. Pulled Muscle Treatment Guide: Recover Fast From Muscle Strain. Para Builtlean [Revisado en Agosto de 2016].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario