¿Cómo rehabilitar de manera efectiva un esguince de tobillo?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El esguince de tobillo es una de las lesiones más comunes en el ámbito deportivo; de hecho se ha postulado que un 25% de las lesiones se producen en esta articulación. Además, este tipo de lesión también puede ser provocada en tu vida diaria por distintas razones.

Una vez se ha producido la lesión, es necesario empezar con un periodo de rehabilitación y readaptación que ayude a recuperar todas las estructuras afectadas (ligamentos, tendones, músculos, huesos). Es muy importante que la rehabilitación de un esguince de tobillo sea correcta para poder evitar recaídas en nuevas lesiones, ya que este aspecto es muy habitual.

Guía de rehabilitación de esguinces de tobillo

¿Qué es un esguince de tobillo?

Cuando ciertos ligamentos del tobillo son sometidos a una excesiva tensión, se produce un esguince de tobillo que será más o menos grave en función de cuanto se haya elongado la articulación. Ciertos ligamentos del tobillo se encargan de unir la tibia y el peroné con las estructuras óseas del pie para proporcionar movilidad y estabilidad. Es por ello que cuando estos ligamentos se ven afectados, esas mismas habilidades se ven afectadas.

Como bien se ha mencionado, existen una gran cantidad de ligamentos en el tobillo. Centrándonos en el esguince de tobillo por inversión forzada (siendo este el más común) estos son los ligamentos más relevantes:

  • Ligamento peronéo astragalino anterior.
  • Ligamento peronéo astragalino posterior.
  • Ligamento calcáneo peroneo.

Cómo recuperar un esguince de tobillo

¿Cuáles son las fases de recuperación de un esguince de tobillo?

En función de la gravedad del esguince de tobillo, éste se clasifica en grado I, II y III. La diferencia entre los diferentes tipos se basa en la afección de los ligamentos anteriormente descritos y la elongación, rotura parcial o total de los mismos. Dentro de los diferentes diagnósticos del esguince de tobillo encontramos 3 fases en la recuperación de los tejidos:

  • Fase de respuesta inflamatoria: se produce una inflamación de los tejidos que es necesaria para la posterior recuperación del tejido. Un error común es tomar antinflamatorios no esteroideos  ya que inhiben la respuesta inflamatoria que es necesaria para poder eliminar los productos de deshecho provocado por la inflamación. Además se inhibe la respuesta sensorial
  • Fase de recuperación fibroblástica: se produce una cicatrización y reparación del tejido.
  • Fase de Maduración: reparación y orientación de las fibras de colágeno.

Fases de recuperación de un esguince de tobillo

¿Cuáles son los tratamientos de un esguince de tobillo?

El tratamiento de un esguince de tobillo debe incorporarse desde la primera fase mencionada hasta la continuidad de la práctica deportiva o de la vida diaria. Para ello se han de tener en cuentas los diferentes tratamientos.

1. Protocolo PRICE

El protocolo PRICE hace referencia a las siglas en inglés: Protección, Descanso, Hielo, Compresión, Elevación. Mediante cada una de estas estrategias se ayuda a controlar la respuesta inflamatoria para evitar que cause un daño mayor en más tejidos además de acelerar el proceso desinflamatorio eliminando los productos de deshecho que causan inflamación y dolor.

Es importante tener en cuenta que el hielo debe ser aplicado en periodos de no más de 15-20 minutos cada 2 horas, ya que si se produce durante un tiempo muy prolongado se provocará un efecto rebote.

Protocolo PRICE para esguinces de tobillo

2. Entrenamiento de la fuerza isométrica, concéntrica y excéntrica

El progreso en el entrenamiento de la fuerza debe realizarse del siguiente modo progresivo:

  • Fuerza isométrica: amplitud corta, amplitud media y amplitud completa
  • Fuerza concéntrica: manual resistido, Submáximo, Máximo teniendo en cuenta la misma progresión en la amplitud articular.
  • Fuerza excéntrica: amplitud completa durante 2 a 5 segundos de modo controlado.

Entrenamiento para rehabilitar esguinces de tobillo

3. Entrenamiento de propiocepción

El entrenamiento de propiocepción es considerada una de las claves para la recuperación de esguinces de tobillo (1) ya que es importante que el sistema neuro-muscular pueda tener la capacidad para reequilibrar la articulación cuando ésta se sale de su rango seguro. No obstante, su entrenamiento en rehabilitación debe tener un progreso que debe basarse en distintas fases:

  1. Conciencia del movimiento y posición articular.
  2. Recolocación articular y control articular con el tobillo en descarga (sin apoyarse).
  3. Equilibrio en una base estable con ambos pies.
  4. Equilibrio en una base estable con un pie.
  5. Reequilibrar la posición en una base estable con ambos pies/ un pie.
  6. Reequilibrar la posición en una base inestable con ambos pies/un pie.
  7. Estabilidad dinámica.

Entrenamiento de prociocepción para esguinces de tobillo

4. Acudir a los profesionales

El diagnóstico, tratamiento y recuperación de una lesión es un proceso complejo y que debe ser únicamente realizado por expertos de 4 ámbitos concretos: medicina, fisioterapia, entrenamiento y nutrición. Este será el modo más eficaz y exitoso para poder recuperar una lesión (2).

Referencias

  •  McGuine, T. y Keene, J. The effect of a balance training program on the risk of ankle sprains in high school athletes. (2006) American Jorunal of Sports Medicine, 34: 1103-11.
  • Feigenbaum, A. Kaplan, D. Musto, T. Gaunaurd, I. Gailey, R. Kelley, W… y West, D. A multidisciplinary approach to the rehabilitation of a collegiate football player following ankle fracture: a case report. (2016). International Journal of Sports Theraphy,  11(3): 436–449.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario