Hepatomegalia: qué es, cómo tratarla y cómo prevenirla

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Existen muchas enfermedades silenciosas que afectan el cuerpo humano y pueden producir importantes daños orgánicos. En muchas ocasiones la hepatomegalia aparece como consecuencia de alguna dolencia, que si no se trata a tiempo puede afectar el funcionamiento del hígado de forma irreversible. La hepatomegalia o agrandamiento del hígado es un síntoma asociado a varias enfermedades que pueden estar afectando tu salud. Descubre aquí qué es la hepatomegalia, cómo tratarla y cómo prevenirla.

¿Qué es la hepatomegalia?

La hepatomegalia no es una enfermedad, sino un síntoma asociado a varias enfermedades como mononucleosis infecciosa, hígado graso o insuficiencia cardiaca.

Un hígado de tamaño normal puede medir alrededor de 15 cm. Cuando alcanza dimensiones superiores, su funcionamiento se ve alterado y puede producir algunos síntomas visibles. Los médicos utilizan el término hepatomegalia para definir este padecimiento.

Por tanto, el agrandamiento del hígado es el resultado de un proceso de inflamación que afecta a este órgano y produce una alteración en su función metabólica, lo que puede traer consecuencias irreversibles en algunas ocasiones.

¿Por qué puedo tener dolor en las costillas?

Causas

Cuando el hígado aumenta de tamaño es necesario buscar las causas que lo originan. En muchos casos este síntoma aparece asociado a patologías hepáticas, aunque a menudo puede tratarse de otras enfermedades infecciosas o autoinmunes.

Enfermedades hepáticas como la esteatosis hepática (hígado graso), la hepatitis viral o crónica, o el síndrome de Reye causan un considerable agrandamiento del hígado. Por ello es necesario una detención precoz del padecimiento para prevenir complicaciones futuras.

También existen otras patologías que pueden producir la inflamación o engrosamiento del hígado. Dentro de las más conocidas están la mononucleosis infecciosa (enfermedad del beso), la insuficiencia cardiaca y la sarcoidosis.

El cáncer de hígado y la leucemia también pueden producir hepatomegalia y causar daños importantes al organismo.

Síntomas

En muchas ocasiones no existen síntomas visibles, pero si el hígado aumenta de tamaño considerablemente, el paciente puede llegar a sentir algunas molestias como:

  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Cambio de coloración de la piel (amarilla).
  • Sensación de cansancio.

Diagnóstico de la hepatomegalia

La hepatomegalia puede ser asintomática en muchas ocasiones, por eso a veces resulta complejo un diagnóstico precoz. En la mayoría de los casos suele ser descubierta durante un examen físico simple, aunque también pueden ser necesarias otras pruebas complementarias para obtener un diagnóstico más acertado.

Pruebas de imagen como una tomografía computarizada o una resonancia magnética pueden ser de mucha ayuda para determinar con más exactitud las dimensiones del hígado y encontrar las causas que provocan tal engrosamiento.

¿Cómo tratar el agrandamiento del hígado?

Como habíamos dicho anteriormente, la hepatomegalia no es una enfermedad, sino que surge como resultado de otra patología de base. Por tanto, su tratamiento se enfocará en aliviar o curar la dolencia que ha provocado ese agrandamiento del hígado.

la hepatomegalia se puede tratar de muchas formas

Algunas enfermedades como la esteatosis tienen fácil tratamiento. En el caso de hígado graso bastará con reducir el consumo de grasas y carbohidratos, y aumentar la práctica regular de ejercicio físico para combatir la obesidad.

Esta dolencia también puede estar directamente relacionada con el consumo excesivo de alcohol, por lo que el paciente tendrá que eliminar totalmente su ingesta para que hígado vuelva a su tamaño normal.

Otras enfermedades de tipo viral como la hepatitis pueden tratarse con fármacos dependiendo del virus que haya provocado el engrosamiento del hígado. En la mayoría de los casos se recomienda también la reducción de la actividad física y dietas saludables.

Los tumores malignos y metástasis pueden traer consigo varias complicaciones incluyendo el agrandamiento del hígado. Aquí, el tratamiento es mucho más complejo y puede incluir quimioterapia, cirugía, e incluso, trasplante de hígado.

¿Cómo prevenir la hepatomegalia?

Muchas de las enfermedades que causan el agrandamiento del hígado pueden ser prevenidas a tiempo. En algunos casos el daño hepático viene dado por enfermedades que no se pueden predecir con facilidad, pero sí existen algunas recomendaciones que ayudan a prevenir esta dolencia.

La clave fundamental para prevenir cualquier tipo de padecimiento, incluyendo la hepatomegalia es llevar un estilo de vida saludable. Para ello se recomienda mantener una dieta saludable que ayude a controlar los niveles de colesterol en el organismo.

El alcohol puede causar un daño hepático importante si se consume en cantidades exageradas. Se recomienda beber alcohol solo ocasionalmente y consumirlo con moderación.

Otro aspecto para tener en cuenta a la hora de prevenir el agrandamiento del hígado es combatir la obesidad. Es importante mantener siempre el peso ideal para tener una vida más sana y duradera.  

El tabaquismo también puede ser el causante de la inflamación del hígado. Existen muchas formas de dejar este hábito, solo debes tener mucha fuerza de voluntad.

Algunos estudios concuerdan en que el uso de sustancias químicas como los artículos de limpieza en aerosol e insecticidas pueden inflamar el hígado. Recuerda siempre usar estos productos en habitaciones ventiladas y protegerte con mascarillas y guantes en todo momento.  

Por último, se recomienda el uso moderado de vitaminas, suplementos y medicamentos porque algunos pueden causar daño hepático. Existen suplementos naturales como la valeriana que pueden dañar el hígado de forma considerable. Por eso es importante leer siempre las instrucciones y solo consumir la dosis recomendada.

En resumen

La hepatomegalia es la consecuencia de algunas enfermedades hepáticas, virales o autoinmunes. Consiste en la alteración del tamaño y el peso de hígado. Es decir, el hígado se agranda e inflama causando serios trastornos metabólicos al organismo.  

Muchos padecimientos como la hepatitis, esteatosis e incluso enfermedades autoinmunes están relacionadas con la inflamación del hígado. Por eso es tan importante un diagnóstico temprano para prevenir daños irreversibles.

Si bien es cierto que el agrandamiento del hígado puede ser asintomático, en algunas ocasiones los pacientes han presentado molestias como dolor abdominal, náuseas y vómitos.

La forma de tratar esta dolencia varía en dependencia de sus causas. Muchas veces es necesario utilizar fármacos o cirugía. Puede haber casos extremos en que haya que acudir al trasplante como única vía para salvar la vida del paciente.

La buena noticia es que existen muchas formas de prevenir esta dolencia. Llevar una vida sana y una dieta equilibrada puede ayudarte a prevenir la hepatomegalia y evitar un daño hepático que en ocasiones puede volverse crónico.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario