Buscar
Close this search box.

Hígado graso: qué es y cómo curarlo

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

La salud integral de todo nuestro cuerpo no solo se basa en belleza externa y buena tonificación muscular; gran parte del bienestar depende de órganos que por lo general no cuidamos como es debido.

La enfermedad del hígado graso es cada día más común en las sociedades modernas, llegando a afectar al 25% de la población mundial. Además, está relacionada con algunas patologías como son la obesidad, la diabetes tipo 2 y diferentes trastornos caracterizados con la resistencia de insulina en la sangre.

Si has sentido que tu salud no va por un buen camino, o sufres de enfermedades hepáticas, es de vital importancia que conozcas qué es el hígado graso, sus causas y cómo curarlo.

¿Qué es el hígado graso?

¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso, como su nombre lo indica, es la acumulación de partículas de grasa en las células del hígado. Lo normal es que exista un poco de grasa en este órgano (como también ocurre en el exterior del individuo), pero cuando la cantidad de grasa supera más del 5% del tamaño del hígado, esta puede ocasionar problemas de salud.

Aunque casi siempre el hígado graso está asociado al consumo excesivo de bebidas alcohólicas, no siempre logra ser el motivo fundamental. En cuanto a las enfermedades hepáticas no alcohólicas, existen dos etapas:

  1. Hígado graso no alcohólico (HGNA): es la etapa inicial; puede ser reversible pero difícil de diagnosticar a tiempo.
  2. Esteatohepatitis no alcohólica (EHNA): implica una mayor acumulación de grasa e inflamación que va dañando las células del hígado. También existe riesgo de producir fibrosis (tejidos adheridos).

No obstante, es complicado determinar si el hígado graso evolucionará desde HGNA hasta EHNA, aumentando las probabilidades de sufrir de cirrosis y cáncer de hígado. A su vez, también puede ser asociada a diferentes enfermedades de carácter cardíaco, renal y diabético.

Cómo saber si tengo la enfernemedad del hígado graso

¿Cuáles son las causas del hígado graso?

Existen varios factores que pueden contribuir con el alojamiento de grasa en las células del hígado, tales como los siguientes:

  • Obesidad: además de ser perjudicial para otros órganos como el corazón, se estima que del 30 al 90% de los adultos obesos sufren también de HGNA, mientras que en los niños cada vez se hace más común producto de la obesidad infantil.
  • Exceso de grasa visceral: las personas con peso normal pero exceso de grasa visceral (la que se encuentra en la zona abdominal y rodea los órganos) pueden tener riesgo de sufrir enfermedades del hígado.
  • Resistencia a la insulina: se ha demostrado que las personas con niveles altos de insulina o que se resisten a ella son potencialmente propensos a alojar grasa en el hígado, especialmente aquellos con diabetes tipo 2 y con síndrome metabólico.
  • Alta ingesta de carbohidratos refinados: esto promueve el almacenamiento de grasas en el hígado, debido a que el cuerpo tiene las reservas de glucógeno a tope y procede a transformar las calorías en grasa.
  • Consumo de bebidas azucaradas: se ha demostrado que la fructosa que contienen las bebidas gaseosas y otros productos como jugos envasados puede ser perjudicial para la salud hepática, tanto en niños como en adultos.

Además de estos factores mencionados, se puede incluir el deterioro de la salud intestinal como causa del hígado graso. Según investigaciones recientes, enfermedades como la gastritis o úlceras pueden contribuir con el desarrollo de problemas en el hígado.

Cuáles son las causas del hígado graso

Síntomas del hígado graso

En cuanto a los síntomas del hígado graso, podrían ser tan comunes que quizás no te habrías percatado. Entre ellos están los siguientes:

  • Fatiga y debilidad.
  • Niveles elevados de insulina y triglicéridos.
  • Ligero dolor o incomodidad en la zona superior derecha del abdomen.
  • Niveles elevados de enzimas hepáticas.

Cuando el hígado graso progresa a esteatohepatitis no alcohólica, los síntomas podrían evolucionar a los siguientes:

  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor abdominal perenne.
  • Coloración amarillenta en la piel y ojos.

Es importante mantenerse en constante chequeo médico para conocer el estado de los valores en la sangre y el estado general del organismo, de manera que en el caso de sufrir de HGNA se pueda revertir a tiempo.

Síntomas del hígado graso

¿Cómo curar el hígado graso?

Aunque puede ser una enfermedad complicada, no te preocupes, tiene solución. Cambiando ciertos hábitos en tu vida e incluyendo algunas actividades y alimentos contribuirás con un buen tratamiento para el hígado graso.

1. Bajar de peso y evitar comer en exceso

Sin duda alguna, al tratarse de hígado graso lo primero que debes hacer es bajar de peso, principalmente cuando sufres de obesidad o tienes sobrepeso.

En un estudio realizado se demostró que la reducción de la ingesta diaria a 500 calorías ha contribuido a una pérdida aproximada del 8% del peso corporal. No solo mejorarás tu apariencia, también ayudarás significativamente a limpiar el hígado de grasas. 

Independientemente de si la pérdida de peso se alcanza a través de dieta y ejercicios o cirugía, ambas formas producirán un mismo resultado: un hígado sano.

Cómo curar el hígado graso

2. Reducir el consumo de carbohidratos

Aunque la lógica indica que lo primero que debe reducirse de la dieta es la grasa, resulta ser sólo el 16% de la grasa alojada en el hígado proviene de la grasa incluida en la dieta.

¿Sorprendente, no? Según investigadores se determinó que un 26% de la grasa del hígado proviene del proceso de lipogénesis. Durante la lipogénesis el organismo convierte el exceso de carbohidratos en grasa, pudiendo aumentar la velocidad de conversión con el consumo de fructosa y carbohidratos refinados.

Una dieta baja en carbohidratos (como la dieta cetogénica) puede disminuir considerablemente y en poco tiempo la grasa en el hígado, tal como demostró un estudio realizado con 14 hombres obesos que sufrían de hígado graso; los cuáles durante 12 semanas se sometieron a una dieta cetógenica alcanzando resultados satisfactorios. En total, 13 de ellos lograron reducir considerablemente la grasa en el hígado, incluyendo 3 que pudieron curar por completo el hígado graso.

Qué tratamiento seguir para el hígado graso

3. Incluir alimentos que promuevan la pérdida de grasa en el hígado

Además de reducir la ingesta de carbohidrato y evitar el consumo excesivo de comida, existen algunos alimentos que pueden ser beneficiosos para el hígado graso:

  • Consumo de grasa monoinsaturada: distintos investigadores recomiendan el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados tales como el aguacate, aceite de oliva y frutos secos promueven la pérdida de grasa en el hígado.
  • Proteína de suero: también es conocida como Whey Protein. Además de ser consumida para mejorar la apariencia física, la proteína de suero reduce la grasa en el hígado hasta un 20% en las mujeres obesas. Aunado a esto, puede contribuir con los niveles bajos de enzimas hepáticas y otras enfermedades avanzadas del hígado.
  • El té verde: un estudio encontró que los antioxidantes que contiene el té verde, llamados catequinas promueven la reducción de grasa en personas que sufren de HGNA.
  • La fibra soluble: el consumo de 10-14 gr. de fibra soluble también contribuye con la salud hepática, reduce la grasa del hígado y ayuda a aumentar la sensibilidad a la insulina.

Algunos suplementos como el Omega-3, la berberina y el cardo de leche también están asociados a la contribución de la salud del hígado debido a sus efectos protectores, preventivos y curativos en cuanto al bienestar hepático.

Cómo sanar el hígado graso

Conclusión

Aunque el hígado graso puede conducir a graves problemas de salud, estos se pueden reducir si se tratan a tiempo. Seguir una dieta saludable, evitar los excesos de carbohidratos, bajar de peso y hacer ejercicio contribuye con la reducción de grasa en el hígado e incluso disminuye el riesgo de padecer alguna enfermedad grave como el cáncer de hígado.

Referencia

  • Franziska Spritzler. «Fatty Liver: What It Is, and How to Get Rid of It». Para Authoritynutrition [Revisado en Enero 2017]

Únete a nuestra newsletter de marketing

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital