Hipercolesterolemia familiar: qué es y cómo comer y entrenar correctamente si la padeces

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Se sabe que hay al menos 80.000 personas afectadas por la hipercolesterolemia familiar, un transtorno genético que impide que el organismo procese adecuadamente las lipoproteínas y el colesterol. Esto ocasiona en el paciente que ambas sustancias se acumulen en las arterias, y, en consecuencia, aumenta los riesgos de sufrir enfermedades y eventos cardiovasculares.

Si eres deportista, la situación se complica, ya que se necesita el colesterol para, entre otras funciones, construir músculo. Por ello, dado el delicado equilibrio entre niveles adecuados, excesivos y necesarios de colesterol, vamos a profundizar en qué consiste la hipercolesterolemia familiar, y qué dieta y entrenamiento es el adecuado para que no suponga un límite en nuestra vida.

Qué es la hipercolesterolemia familiar

La hipercolesterolemia familiar (HF en sus siglas) es una enfermedad hereditaria que se transmite debido a un gen dominante, que provoca una mutación en el gen responsable de recibir y procesar las lipoproteínas de baja densidad LDL, conocido erróneamente como colesterol malo.

La presencia de este gen hace el organismo del individuo no procese adecuadamente las lipoproteínas y el colesterol en sangre, incrementando así su presencia, y, por consiguiente, aumentando los riesgos de sufrir ictus, anginas de pecho o ataques al corazón, entre otros episodios.

Qué es la hipercolesterolemia familiar

Cómo se diagnostica la hipercolesterolemia familiar

Seguro que te estás planteando cómo saber si puedes ser uno de esas 80.000 personas que darían positivo en la HF. A día de hoy, el único método diagnóstico eficaz para la hipercolesterolemia familiar es una analítica que muestre los niveles de colesterol y triglicéridos.

Los valores y síntomas que alertan de que se puede tratar de un caso de HF coinciden con la concurrencia de valores de colesterol en sangre por encima de los 300 mg/dL de forma continua en el tiempo, valores de triglicéridos por encima de la media para su edad y estado físico, y, además, ha de darse la existencia de antecedentes familiares con enfermedades coronarias o episodios cardiovasculares antes de cumplir los 50 años.

Las probabilidades de ser portador de hipercolesterolemia familiar aumentan si uno o dos de tus progenitores han sido diagnosticados con esta enfermedad. No obstante, que una persona tenga este gen defectuoso no implica que toda su descendencia herede el trastorno genético. Según los últimos estudios, solo el 50% de la descendencia desarrollaría este gen.

Una dieta sin grasas saturadas ayuda a reducir el colesterol

Señales físicas para detectar la hipercolesterolemia genética

Junto a estos síntomas internos, a nivel externo tambien existen avisos que nos alertan de la necesidad de acudir al médico de cabecera.

En primer lugar, pueden aparecer xantomas tendinosos, que son una afección que hace que los tendones de Aquiles y los extensores de los nudillos acumulen grasas (colesterol). Este tipo de protuverancias de grasas también pueden aparecer en codos y nalgas, y se conocen como xantomas tuberculosos.

Si te sientes identificado con alguno de estos escenarios, y observas que en el ojo tienes como un cerco rojo permanente en todo el contorno, acude al médico de cabecera para solicitar la analítica, ya que puede tratarse de un xantelasmas. En cualquier caso, es recomendable, si existen antecedentes, realizar un control regular de los niveles de lípidos, y, por supuesto, llevar una vida saludable.

Cómo detectar la hipercolesterolemia familiar

Implicaciones de la Hipercolesterolemia Familiar

Las investigaciones y propuestas científicas que se han desarrollado hasta ahora han confirmado que la hipercolesterolemia familiar está directamente relacionada con el aumento del riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Según datos de la Fundación para el estudio de la HF, el 50% de las mujeres que, aun teniendo el gen y desarrollando la enfermedad, no han sido diagnosticadas, sufrirán antes de los 65 años algún evento de fallo cardíaco o de circulación. En el caso de los hombres, el porcentaje aumenta hasta el 85% de los no diagnosticados.

Consecuencias de la Peligros de la hipercolesterolemia familiar

Hipercolesterolemia familiar en deportistas

El colesterol en exceso es perjudicial para la salud de la persona; sin embargo, para los deportistas las grasas buenas son muy necesarias para garantizar la energía durante el ejecicio y no consumir energía de los músculos. De hecho, algunos ácidos grasos esenciales como el omega-3, neutralizan inflamaciones y ayudan en la recuperación de los tejidos musculares ejercitados.

Ahora bien, se ha de cuidar especialmente no tanto la cantidad, sino la proporción y la calidad de las grasas ingeridas. De lo contrario, el aumento de colesterol malo en sangre reduce drásticamente la capacidad de trabajo de tu físico, ya que las placas de grasa en las arterias coronarias, cerebrales, femorales, ilíacas y a las aórticas) aportan rigidez y menor capacidad de respuesta a las necesidades del organismo activado del deportista.

Como consecuencia de esto, se registra un estrechamiento en las vías, que reduce del flujo sanguíneo, relacionado directamente con episodios de cardiopatías isquémicas, accidentes cardiovasculares, aneurismas y enfermedades vasculares periféricas.

No es extraño, tampoco, que se generen lesiones trombogenéticas asociadas a la HF. Este tipo de complicaciones como resultado de la hipercolesterolemia familiar en deportistas de alto rendimiento resultan especialmente peligrosas en atletismo (y muy especialmente en carreras de fondo y medio fondo), en la práctica de ciclismo, o la natación.

Cómo entrenar adecuadamente con hipercolesterolemia familiar

Cómo controlar la hipercolesterolemia genética

Para controlar la hipercolesterolemia familiar hay 2 tipos de tratamientos: por un lado, a nivel farmacológico; por el otro, un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada.

1. Tratamiento de la HF

El tratamiento farmacológico para neutralizar el aumentos de colesterol y de los triglicéridos se basa en una serie de pastillas y medicamentos, entre los que se encuentran las estatinas -hasta ahora, el fármaco con mejores resultados en cuanto a control y reducción del colesterol-. Este medicamento obstaculiza que el hígado, sin un adecuado funcionamiento interno, inhiba la producción de colesterol.

Otros fármacos, como la ezetimiba y las resinas secuestradoras de ácidos biliares, también se recetan para impedir que el intestino delgado absorba el colesterol. Por su parte, los fibratos actúan directamente sobre los triglicéridos para normalizar sus niveles.

Tratamiento de la hipercolesterolemia familiar

2. Tratamiento no farmacológico de la HF

Más allá de los fármacos, para minimizar la presencia de la enfermedad en el día a día se recomienda una alimentación adecuada y justa que ayude a reducir la presencia de grasas saturadas, colesterol y líquidos. Esta reducción tienen como consecuencia directa una disminución de la tensión arterial, uno de los principales desencadenantes de los problemas cardiovasculares. De ahí que médicos y nutricionistas insistan en la necesidad de evitar alimentos que elevan sus niveles (sales, cafeína, etc.).

El tratamiento dietético de la hipercolesterolemia familiar genética insiste en la necesidad de consumir grasas vegetales monoinsaturados, como es el aceite de oliva o la soja, que previene la aterosclerosis y los riesgos de sufrir un trombo o cuágulo de sangre en las venas o arterias.

Los esteroles vegetales, por su parte, ayudan a reducir el colesterol: actúan en el intestino, impidiendo que absorba el colesterol perjudicial. Además de en frutas y verduras, los puedes encontrar en los lácteos (yogurt, queso, etc.).

Cómo tratar la hipercolesterolemia familiar

Tabaco y alcohol con Hipercolesterolemia Familiar

Fumar eleva el ritmo del corazón, incremento que supone una mayor presión arterial. Si esto ocurre en una persona sin HF, en aquellas que, además, tienden a acumular colesterol en las arterias y venas, el efecto y los riesgos se multiplican. Por ello, ante un diagnóstico de hipercolesterolemia, los especialistas recomienda siempre dejar de fumar.

Un efecto similar causa el consumo de alcohol en grandes cantidades y/o de forma continua, al que se suman los problemas que puede ocasionar el alcohol en el hígado, como la cirrosis.

Peligros de fumar si tienes el colesterol alto

Consecuencias de la hipercolesterolemia familiar genética

Las primeras señales de alarma las emite el corazón en forma de anginas de pecho. En los deportistas en los que el colesterol ha obstruido las arterias, con la consiguiente pérdida del flujo sanguíneo hacia y del corazón, se han registrado infartos de miocardio o arritmias intensas. Además, en cualquiera de las afecciones cardiovasculares, la recuperación es lenta, y en muchos casos, incompleta.

Con cáracter más grave, la obstrucción de las arterias principales del organismo pueden derivar en infartos cerebrales, puesto que la sangre no llega al cerebro, y éste la necesita para funcionar correctamente. Este tipo de eventos, si no se trata a tiempo, pueden resultar fatales para quien lo sufre.

Los ejercicios aeróbicos están especialmente recomendados para la hipercolesterolemia familiar

Cómo entrenar correctamente con Hipercolesterolemia Familiar

Para ayudar en el control del colesterol, se recomiendan ejercicio aeróbico con una intensidad moderada. Si bien es cierto que se ha estudiado cómo los entrenamientos HIIT (High Intensity Intervalo Training) mejoran los resultados; la concurrencia de medicación, dieta, actividad y genética hace que los resultados no sean definitivos, y, por lo tanto, tomados como referencia. El tiempo recomendado por sesión es de 40 minutos.

Junto con ejercicios aeróbicos moderados, los especialistas recomiendan planificar y realizar rutinas de entrenamiento de fuerza con resistencias, en las que se trabajen varios grupos musculares ejecutando varias series cortas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario