¿Hasta qué punto es importante la salud mental?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El término de salud se ha ido modificando a lo largo del tiempo. Actualmente, no solo hace referencia a la ausencia de dolor o enfermedad, sino que tiene en cuenta y valora un estado de bienestar completo en diferentes áreas que son importantes para la vida de un ser humano. Por lo tanto, para hablar de salud es imprescindible tener en cuenta el estado físico, mental y social de una persona. Todos estos aspectos son fundamentales para su correcto desarrollo y bienestar. Hoy vamos a centrarnos en uno de estos factores, la salud mental.

A día de hoy, la salud mental sigue tiendo poca visibilidad y no se considera igual de importante que la salud física, por ejemplo. Sin embargo, esta situación poco a poco va cambiando. Cada vez es más común hablar sobre temas relacionados con la salud mental, que famosos e instragramers reconozcan y hablen abiertamente sobre diferentes problemas, que las personas empiecen a reconocer en público que acuden a terapia, etc. Pero, a pesar de estos cambios, aún queda mucho por hacer. Por ello, hoy vamos a centrarnos en las características y la importancia que tiene la salud mental.

Definición de salud mental

 Definir de manera concreta lo que es la salud mental no es una tarea fácil. Su significado puede variar dependiendo del autor y de la disciplina desde la que se define. Sin embargo, en líneas generales, podemos entender que es un estado de bienestar psicológico y emocional que permite a las personas hacer frente a las demandas contextuales del día a día de manera adaptativa y adecuada.

La salud mental se relaciona con la capacidad para adaptarse a diferentes contextos y entornos. Para responder a las situaciones, es necesario que haya un equilibrio y buen funcionamiento en aspectos como:

Bienestar
  • Pensamientos: hacen referencia a la interpretación personal y subjetiva que cada persona hace de las situaciones. Estos pensamientos tienen influencia de experiencias previas, aprendizajes y esquemas mentales que se adquieren a lo largo de la vida.
  • Emociones: son respuestas que nos permiten afrontar las situaciones. Además, cuentan con otras funciones como, por ejemplo, identificar cómo nos sentimos, entendernos y entender mejor a los demás.
  • Conductas: hacen referencia a las acciones que llevamos a cabo en diferentes situaciones. Son el resultado de la interacción entre el contexto, los pensamientos y las emociones. Van seguidas de unas consecuencias a corto, medio y largo plazo.

Una vez que hemos visto cuál es el significado de la salud mental y algunos de los componentes que la integran, vamos a centrarnos en su importancia.

Importancia de la salud mental

Contar con una buena salud mental es importante porque los pensamientos, las emociones y las conductas que llevamos a cabo nos permiten afrontar y adaptarnos a las situaciones adecuadamente. Conseguir un nivel óptimo permite:

  • Establecer relaciones interpersonales sanas y estables.
  • Conseguir un desarrollo óptimo a nivel personal.
  • Valorar los diferentes aspectos personales.
  • Enfrentar  las dificultades de forma proactiva y resolutiva.
  • Gestionar las emociones identificándolas, expresándolas y dándoles un espacio.
  • Sentir tranquilidad y bienestar en líneas generales.

Este tipo de salud es importante hasta tal punto que sin ella no sería posible afrontar las situaciones del día a día, desarrollarnos como individuos ni sentir bienestar. Por ello, es imprescindible prestar atención al estado de nuestra salud mental y cuidarla.

Dada su importancia, a continuación vamos a ver algunas de las cosas que podemos hacer para potenciar el estado de nuestro bienestar.

Cómo potenciar tu bienestar

La salud mental, al igual que la salud física, es algo que va cambiando y se modifica a lo largo del tiempo, no se mantiene estable. Diferentes factores como cambios importantes en la vida personal, pérdidas o momentos estresantes pueden dar como resultado una alteración en nuestra salud mental. Ante estos hechos, hay algunas cosas que pueden ayudarnos y contribuir a mantener una buena salud mental.

yoga para mejorar salud mental

Por otro lado, es importante destacar que no hace falta esperar a que suceda un acontecimiento desagradable en nuestra vida para invertir en nuestra salud mental. De igual modo que hacemos ejercicio y entrenamos para mejorar nuestro cuerpo, podemos realizar algunos hábitos para potenciar nuestro bienestar mental.

Algunas de las pautas que puedes llevar a cabo para potenciar tu bienestar son:

  • Establecer momentos de autocuidado: buscar momentos en el día o durante la semana para realizar actividades agradables y relajantes que te gusten como por ejemplo leer, darte un baño, dar un paseo, ir a la montaña, etc.
  • Herramientas de relajación: practicar a diario técnicas que te permitan relajarte como la respiración profunda, realizar mindfulness, hacer yoga, etc.
  • Gestiona tus pensamientos: observa y valora los pensamientos de manera objetiva, observa las situaciones  con amplitud y perspectiva.
  • Come y descansa bien: mantener un buen descanso y contar con una buena alimentación son fundamentales para tener una buena salud mental.
  • Busca apoyo profesional: para ayudar a mejorar y potenciar tu salud mental puedes acudir a profesionales. Ellos te ayudarán a resolver tus dificultades y gestionar las situaciones que te generan malestar.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario