Las mejores posturas para dormir y descansar plenamente

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Sin duda, es imprescindible que cada noche descansemos bien para rendir plenamente durante el día. Para ello, es importante tener en cuenta diversos factores, como por ejemplo, el número de horas de sueño o el tipo de colchón. Ahora, existe otro punto que en la mayoría de las ocasiones no damos importancia: la postura. Por este motivo, con el fin de que consigas descansar lo que necesitas, a lo largo de este artículo te explicaremos las mejores posturas para dormir.

Mejores posturas para dormir

En este apartado vamos a hablarte de las mejores posturas para dormir con el fin de que a lo largo del día te sientas fuerte y lleno de energía. Se trata de crear en nosotros una rutina. Sabemos que es difícil cambiar ciertos hábitos, pero tu cuerpo lo agradecerá.

Dormir de lado

Se trata de una de las mejores posturas para dormir. Uno de los motivos es que favorece una mejor termorregulación de la temperatura de los órganos vitales, evitando así la pérdida de calor del cuerpo. Igualmente, esta postura reúne todos los ingredientes para proporcionarnos un descanso reparador y relajante.

mejores posturas para dormir

Desventajas de dormir de lado

Sin embargo, dormir de lado tiene sus desventajas. Aunque se trata de una postura muy recomendada para el buen descanso, existen algunos inconvenientes para algunos tipos de personas. Por ejemplo, aquellas que sufren dolor de hombros o que tienen una lesión en el codo o en la cadera, probablemente encuentren incomodidades al dormir de lado.

También hay quienes duermen en una postura mixta. Es decir, dejan la parte superior del cuerpo de lado y de la cintura para abajo la colocan totalmente apoyada sobre el colchón, como si estuvieran durmiendo boca abajo. Por lo tanto, no es nada recomendable debido a que mantiene una torsión forzada durante horas en la parte baja de la espalda. Esta situación puede provocar lesiones y molestias al despertarnos por la mañana.

Dormir boca arriba

Se trata de una postura correcta para dormir siempre y cuando sigamos unas normas. En primer lugar, debemos tener en cuenta la altura de la almohada. Esta debe conseguir un adecuado alineamiento de la columna, que se alcanza cuando al tumbarnos sobre el colchón, la parte central de la oreja se alinea con la parte central del hombro.

mejores posturas para dormir

Por otro lado, la firmeza del colchón también es importante. Este no debe ser ni demasiado firme ni demasiado blando. Siempre que elijas un colchón ten en cuenta que debe poseer un buen nivel de adaptabilidad si quieres que sea el más recomendable para tu salud.

Asimismo, si se sufre de alguna lesión lumbar y se duerme boca arriba, los fisioterapeutas recomiendan colocar una almohada de altura media bajo las rodillas.

Ventajas de dormir boca arriba

Son muchas las ventajas que obtenemos de dormir boca arriba. En primer lugar, al estar el peso mejor distribuido a lo largo de todo el cuerpo y los músculos más relajados, se reducen las lesiones de cuello y de espalda. Otro factor positivo es que al dormir boca arriba, se reducen las marcas de las sábanas en la cara, sobre todo aquellas provocadas por la arrugas de la funda de la almohada.

Numerosos estudios aseguran que dormir en la postura de «Gravedad Cero», que consiste en colocar el cuerpo de manera que las piernas estén a la misma altura que el corazón, favorece un menor esfuerzo cardíaco. De este modo, sería la posición más recomendada para una buena circulación sanguínea.

Inconvenientes de dormir boca arriba

Las desventajas principales de dormir boca arriba se basan en que no está recomendada para aquellas personas que sufren de apnea o que roncan mucho al dormir. Para este tipo de durmientes, la postura más aconsejable sería de lado.

Dormir boca abajo

Se trata de la postura menos conveniente para la mayoría de los durmientes. Ahora, si es tu postura preferida y no tienes pensado abandonarla, te ofrecemos varios consejos para que no tengas que cambiar tu rutina. Un truco es colocar una almohada debajo de las caderas y de la parte baja del abdomen.

mejores posturas para dormir

Asimismo, es recomendable en estos casos usar almohadas bajitas y de firmeza suave.

Cómo evitar dormir boca abajo

Para aquellos que quieran intentar corregir esta postura, existen dos trucos. El primero de ellos es colocarse tumbado sobre la espalda, con dos almohadas laterales que dificulten el movimiento de darse la vuelta fácilmente. El segundo es fijar o pegar de alguna forma una pelota, del tamaño de una de tenis, en la parte central del pijama. El objetivo es que si de manera involuntaria llegamos a ponernos boca abajo, nos sea tan incómodo que corrijamos inmediatamente la postura.

Ventajas de dormir boca abajo

Aunque después de todo lo que hemos contado parezca extraño, sí que existen ventajas de dormir boca abajo. Por ejemplo, dormir sobre el estómago alivia algunos casos de apnea leve. Incluso reduce los ronquidos. 

Esto se debe a que esta postura favorece una apertura de las vías respiratorias y mejora la respiración con el diafragma. También hay estudios que apuntan a que las personas que duermen en esta posición tienen un menor cambio de posturas durante la noche. Por lo tanto, normalmente disfrutan de un mayor número de horas de sueño profundo.

Inconvenientes de dormir boca abajo

Entre los inconvenientes de esta postura destacan que dormir sobre el estómago aplana la curva natural de la columna vertebral. Este hecho se traduce en que puede provocar dolor en la zona lumbar.

Asimismo, dormir toda la noche con la cabeza girada hacia un lado provoca una torsión en el cuello que fuerza los músculos de esta zona. Si prolongamos esta situación durante horas, se pueden dar lesiones como las tortícolis.

Por otra parte, cuando se duerme boca abajo, el colchón se hunde más en la zona central del cuerpo, mientras que las extremidades y la cabeza permanecen en la superficie. Esto estimula una mala alineación de la columna que, en muchos casos, se traducen en dolor de cuello y de espalda.

Es más, si tienes sobrepeso o duermes en un colchón demasiado blando, todos los efectos negativos descritos anteriormente se intensifican. Igualmente, dormir boca abajo puede tener impactos negativos en la digestión y en la circulación, ejerciendo además presión sobre los órganos internos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.