¿Cuáles son los métodos más eficaces para prevenir la obesidad infantil?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

La obesidad infantil es un problema que debe preocuparnos a todas las personas, no solo a los padres ya que están siendo afectados niños, aunque ellos no tengan conciencia de ello. Un ejemplo de este problema puede verse claramente en los Estados Unidos, en donde los niveles de obesidad infantil se han disparado estos últimos años.

Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC), las tasas de obesidad infantil se han duplicado en los últimos 30 años, incluso cuadruplicado entre los adolescentes. De este modo, un tercio de los niños estadounidenses eran obesos o con sobrepeso en el año 2012. El 18% de estos, cuyas edades están comprendidas entre los 6 y 11 años, eran obesos en ese mismo año, frente a sólo el 7% en 1980. Esto significa que los niños que nacen hoy en día en ese país son más propensos que nunca de sufrir obesidad.

Sin embargo, según un nuevo estudio de Kaiser (Bider-Canfield et ál, 2016), hay algunos métodos que pueden realizar los padres para reducir el riesgo de obesidad de su hijo.

Obesidad intantil niño en bascula

Factores de riesgo de obesidad infantil

En el estudio anteriormente mencionado se incluyeron los datos de más de 15.000 mujeres. Todas ellas habían dado a luz en los hospitales de Kaiser en el sur de California en el año 2011. Los datos apuntaban a algunos hechos que, aunque eran muy simples, resultaban fascinantes:

1. IMC de la mujer embarazada

  • Las mujeres obesas (con un IMC superior al 29,9%) antes de quedar embarazadas tenían una probabilidad significativamente mayor de tener un hijo con sobrepeso.
  • Las mujeres con un IMC normal (entre 18,5 y 25%) tuvieron una probabilidad mucho menor de que su hijo tuviera sobrepeso.
  • Las mujeres que tenían sobrepeso (un IMC entre 25 y 29,9%) antes de su embarazo tenían una probabilidad 50% mayor de tener un niño con sobrepeso.

2. Ganancia de peso durante el embarazo

Las mujeres que ganaron mucho peso durante su embarazo fueron 23% más propensas a tener niños con sobrepeso, mientras que las mujeres que experimentaron un aumento saludable del peso del embarazo tuvieron una probabilidad mucho menor de que su hijo tuviera sobrepeso.

3. Lactancia materna y relación con el sobrepeso

La lactancia materna durante seis meses o más redujo el riesgo de obesidad infantil en un 24%. Lo que resulta más intrigante sobre este hecho fue que los resultados siguieron siendo los mismos en general, incluso entre niños cuyas madres fueron clasificadas como obesas o con sobrepeso.

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

Si se desea reducir el riesgo de un hijo tenga sobrepeso, el momento de empezar a pensar en ello es antes de que nazcan. Para esto se debe procurar llegar a un peso saludable antes de quedar embarazada, esto puede reducir drásticamente el riesgo de que el niño tenga obesidad infantil.

La combinación de estos tres factores (IMC saludable, aumento normal de peso durante el embarazo y la lactancia) puede ayudar en gran manera que cualquier niño esté predispuesto a la obesidad infantil.

Cómo combatir la obesidad infantil

¿Qué hacer si un niño ya tiene obesidad?

Primeramente, los padres son los que deben tomar la responsabilidad de la obesidad de su hijo y, por lo tanto, controlar de una manera adecuada su alimentación. Por más que a un niño le encanten algunos alimentos (que se sabe que son perjudiciales para su salud) hay que hacerles saber que estos son perjudiciales y limitárselos o eliminarlos por completo de su dieta.

Sin embargo, si puedes tratar de seguir unas pautas de alimentación con tus hijos para que no desarrollen obesidad:

  • Sus comidas diarias del deben ser tres: desayuno, almuerzo y cena, entre las cuales se deben incorporar dos meriendas: una en la mañana, después del desayuno y una después del almuerzo.
  • Las meriendas deben incluir frutas y lácteos.
  • Evita proporcionarles golosinas como chocolate, caramelos, papas fritas y otros tipos de snacks ricos en grasas. Procura además no comer estos tipos de snacks en su presencia o eliminar completamente la ingesta de ellos.
  • Todos los miembros de la familia deben tener un menú sano para que el niño no se sienta excluido debido a tener un menú diferente al de los demás.
  • Prepara las comidas con poco aceite.
  • En la medida de lo posible, trata de preparar los alimentos al vapor, al horno, a la plancha a la parrilla, o torrado.

Referencias

  • Andy Peloquin, How To Reduce Your Child’s Risk Of Obesity para Breakingmuscle [Revisado en febrero, 2017]
  • Bider-Canfield, Z., Martínez, M. P., Wang, X., Yu, W., Bautista, M. P., Brokkey, J.,…Xiang, A.H. (2016). Maternal obesity, gestational diabetes, breastfeeding and childhood overweight at age 2 years. Pediatric Obesity, Mar (8), doi: 10.1111/ijpo.12125.
  • Julio Basulto. Diez consejos para prevenir la obesidad infantil para Consumer [Revisado en febrero, 2017]

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!