La obesidad puede acelerar la pubertad en niños

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Está claro que la pubertad es uno de los momentos más temidos por los padres, unos años de desconcierto en los que sus “pequeños niños” se hacen grandes de repente y todo cambia. Por otro lado, la obesidad es una enfermedad crónica que no trae nada bueno. Se ha puesto en evidencia es que un exceso de kilos durante la infancia acelera la edad de la pubertad, matando su niñez y precipitando su adolescencia, principalmente en las niñas.

No obstante, las niñas no son las únicas que pasan por la pubertad temprano si tienen obesidad. Los niños obesos ingresan a la pubertad antes que el promedio, según un estudio de Endocrine Society.

¿Cómo influye la obesidad infantil en la pubertad?

¿Qué es la obesidad?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es la acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo que puede ser perjudicial para la salud. Se presenta cuando, por un tiempo prolongado, se consumen más calorías de las que se gastan. Dicho exceso de energía se almacena en forma de grasa y el peso se incrementa.

La obesidad conlleva serias consecuencias para la salud. Entre ellas se incluyen problemas en las articulaciones, dificultad para respirar, trastornos en la piel, baja autoestima; enfermedades cardiovasculares como hipertensión, accidentes cerebro-vasculares e infartos, diabetes y alteraciones en las grasas de la sangre que se traduce en colesterol y triglicéridos altos.

Por otro lado obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está afectando progresivamente a muchos países de bajos y medianos ingresos, sobre todo en el medio urbano. La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante.

El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por consiguiente, hay que dar una gran prioridad a todo lo que conlleva la obesidad infantil.

Para prevenir esta enfermedad y trastornos como la anorexia y la bulimia, resulta muy importante que desde pequeños se acostumbre a los niños a comer en familia y se les brinde una alimentación variada y balanceada.

Consecuencias de la obesidad infantil

¿Puede la obesidad acelerar la pubertad?

En 527 niños chilenos de 4 a 7 años, tanto la obesidad corporal total como el exceso de grasa abdominal se asociaron con mayores probabilidades de comenzar la pubertad antes de los 9 años, informaron investigadores de la Universidad de Chile en Santiago de Chile.

“Con el aumento de la obesidad infantil en todo el mundo, ha habido un avance en la edad en que comienza la pubertad en las niñas”, dijo la investigadora principal, Maria Veronica Mericq, profesora de la universidad. “Sin embargo, en los niños la evidencia ha sido controvertida”.

En el estudio se logró evidenciar que la pubertad precoz ocurrió en 45 niños. Más concretamente, entre niños de 5 o 6 años, los que padecían obesidad tenían 2,7 veces más probabilidades de comenzar la pubertad temprano, y aquellos con un exceso de grasa abdominal probabilidades más altas de llegar a la pubertad antes de los 9 años. 

La pubertad precoz está vinculada a posibles problemas que incluyen el crecimiento atrofiado y problemas socioemocionales.

“La pubertad temprana podría aumentar el riesgo de problemas de comportamiento ,y en los niños podría estar relacionado con una mayor incidencia de cáncer testicular en la edad adulta”, dijo Mericq. “Nuestros resultados sugieren que controlar la epidemia de obesidad en los niños podría ser útil para disminuir estos riesgos”.

¿El peso de un niño influye en la pubertad?

Síntomas de la obesidad infantil

Antes, se debe reconocer que los problemas relacionados con el estilo de vida (como hacer muy poca actividad física y consumir alimentos y bebidas con muchas calorías) son los principales causantes de la obesidad infantil. Sin embargo, algunos factores genéticos y hormonales también podrían tener un papel importante. 

No obstante, no todos los niños con kilos de más tienen sobrepeso u obesidad. Algunos niños tienen estructuras corporales más grandes que la estructura promedio. Además, los niños normalmente almacenan diferentes cantidades de grasa corporal en las distintas etapas de desarrollo. Por lo tanto, es posible que no sepas a simple vista si el peso es un problema de salud para tu hijo.

El Índice de Masa Corporal (IMC), que proporciona una referencia de peso en relación con la altura, es la medida aceptada del sobrepeso y la obesidad. El médico de tu hijo puede usar las tablas de crecimiento, el IMC y, si es necesario, otras pruebas para ayudar a determinar si su peso puede plantear problemas de salud.

¿Cómo se sabe si tu hijo padece obesidadl?

¿Cómo prevernir la obesidad infantil?

Asegúrate de que tu hijo visite al médico para análisis rutinarios al menos una vez al año. Durante la consulta, el médico medirá la altura del niño, su peso, y calculará su IMC.

El aumento del IMC o del rango porcentual del niño en el transcurso de un año es un posible signo de que tu hijo corre riesgo de tener sobrepeso. Por otro lado, si deseas ayudarlo en casa, puedes optar por los siguientes consejos:

  • Limita la cantidad de bebidas azucaradas que toma tu hijo, o evítalas por completo.
  • Dale muchas frutas y verduras.
  • Come en familia tanto como sea posible.
  • Limita la cantidad de veces que comen fuera de casa, en especial en restaurantes de comida rápida. Cuando lo hagáis, enseña a tu hijo a elegir las opciones saludables.
  • Adapta los tamaños de las porciones según la edad.
  • Limita las horas frente a la televisión o a una pantalla a menos de 2 horas al día para los niños mayores de 2 años y no permitas que los niños menores de 2 años vean televisión.
  • Asegúrate de que tu hijo duerma lo suficiente.
Medidas preventivas de la obesidad infantil

Consecuencias de la pubertad precoz

La madurez biológica prematura se considera un trastorno, y está aumentando de manera notable mundialmente. Aparece cuando el desarrollo de los caracteres sexuales se produce antes de los 8 años en las niñas y de los 9 en los niños.

Los investigadores han observado que las niñas con maduración más temprana están en riesgo de varios problemas, como baja autoestima, tasas más altas de depresión, comportamientos que rompen la norma y menor rendimiento académico. En casos extremos, se produce un tipo de “infantilismo psicológico” producto de tener un cuerpo de mujer y una mentalidad infantil.

Asimismo, en términos físicos, los expertos aseguran que la pubertad temprana podría traducirse también en un mayor riesgo de obesidad, hipertensión y algunos tipos de cáncer (mama, de ovario y de endometrio).

¿Consecuencias de la pubertad temprana en niños?

Referencias

  • The Endocrine Society. Obesity speeds up the start of puberty in boys. Para ScienceDaily.[Revisado en abril del 2019].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.