¿cuánto tiempo tardarás en ponerte en forma después del confinamiento?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Estar en aislamiento social durante las próximas semanas no significa que estemos obligados a sumirnos en un maratón de series de televisión e informes noticiarios de 24 horas. Dado que es probable que estés trabajando desde casa y pases la mayor parte del tiempo en tu ordenador, es importante ponerte en forma después del confinamiento.

La crisis del coronavirus alteró el estilo de vida de la mayoría de las personas en marzo, incluyendo sus rutinas de ejercicio. Durante esta época de confinamiento, cuando es aconsejable mantener una distancia de al menos un metro de cualquier persona, el acudir a un gimnasio no es la alternativa más segura.

Será difícil ponerse en forma tras el confinamiento

¿Cómo afecta el confinamiento a tu cuerpo?

El comportamiento sedentario y los bajos niveles de actividad física pueden tener efectos negativos en la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas. Independientemente del tiempo que tu cuerpo necesita para oxidarse.

Lo que está claro es que ciertas capacidades físicas disminuirán si no las trabajas. Te darás cuenta de esto con solo estar atento a las señales de tu cuerpo. La parte del cuerpo que sufre las consecuencias más visibles de la inactividad de este confinamiento son los músculos.

A medida que siguen apareciendo nuevos casos de COVID-19, se está pidiendo a muchas personas sanas que permanezcan en casa durante este confinamiento. Y por tanto, es aun más importante ponerte en forma después del confinamiento.

El confinamiento también puede causar estrés adicional y poner en peligro la salud mental de los ciudadanos. Las técnicas de relajación y la actividad física durante el confinamiento pueden ser herramientas valiosas para ayudar a mantener la calma y proteger la salud durante este tiempo.

¿Cuánto tardarás en ponerte en forma después del confinamiento?

El tiempo necesario para recuperar de nuevo la forma dependerá de muchos factores, así como también la intensidad y frecuencia con la que podrás empezar a realizar actividad física. Es obvio que a más tiempo de inactividad, mayor será el tiempo de recuperación. ¿Una aproximación? Por 4 meses de parón, 3 semanas de trabajo arduo.

Si has pasado entre 4 y 8 semanas sin ejercicio y no has modificado tu dieta, podríamos decir que tu condición física se ha reducido por completo. Pero hay esperanza para recuperar tu excelente condición. Cuando quieres volver a recuperar la forma después de un parón hay dos consejos básicos: tener paciencia y llevar una progresión en el entrenamiento.

El primero está relacionado contigo, que debes hacer un trabajo mental para dosificar tus ansias de entrenar y tus ganas de intentar recuperar el tiempo «perdido». El segundo depende más del entrenador, quien durante los primeros días debe dirigir la situación para desarrollar la actividad de forma gradual en volumen y en intensidad, porque si no, lo único que conseguirás será caer en una lesión por una falta de adaptación.

Así, por ejemplo, si acostumbrabas acudir al gimnasio todos los días, tendrás que aceptar que en estos nuevos inicios tu cuerpo responderá mejor y con más seguridad si comienzas poco a poco: dos días a la semana. La máxima en esta etapa es sin prisas, pero sin pausa.

Mejores consejos para recuperar la forma física después del confinamiento

Consejos para recuperar la forma física con mayor facilidad

Debes marcarte objetivos a corto, medio y largo plazo, intentando no hacerlo todo la primera semana. Debes intentar salir progresivamente, mantener las distancias de seguridad, intentar exigirle a tu cuerpo lo que puedas dar. Tienes que readaptarte poco a poco a la nueva situación, que será recobrar la normalidad.

1. Ponte metas realistas

No te exijas más de la cuenta. A veces queremos avanzar demasiado deprisa y, en lugar de mejorar, terminamos retrocediendo. Escucha a tu cuerpo y no te desanimes si algún día flaquean tus fuerzas.

2. Evita las rutinas monótonas

Es importante variar. Si siempre realizas las mismas rutinas puedes caer en la monotonía y, lo que es peor, no obtener buenos resultados. Si todos los días repites el mismo entrenamiento, por muy intenso que sea, tu cuerpo terminará acostumbrándose y te exigirá más. Un entrenamiento ha de ser dinámico y variado para ser efectivo.

Hay miles de opciones de ejercicios y miles de planes de entrenamiento diferentes. Busca diferentes rutinas, busca algunas que te diviertan y mantén bien alto tu nivel de motivación.

3. Concéntrate en la alimentación

Si eres deportista, ya sabes lo importante que es llevar una dieta completa, saludable y acorde a la actividad que vas a practicar. Una buena alimentación es básica para poder rendir bien y evitar que flaqueen las fuerzas y acabemos cayendo en la tentación de comer dulces y alimentos procesados.

Es posible que durante el confinamiento hayas abandonado los hábitos saludables, incluso que hayas ganado algo de peso. Es importante que vuelvas a controlar tu alimentación y que adecúes tu entrenamiento a tu nuevo peso.

4. Descansa bien

Tómatelo con calma. De nada sirve entrenar sin descanso. Los días de pausa son tan importantes como el propio entrenamiento. Es fundamental que el cuerpo se restablezca después de la actividad física para volver a trabajar a pleno rendimiento y no sufrir ninguna lesión.

Además de dormir las ocho horas reglamentarias, se recomienda parar uno o dos días a la semana. No pasa nada por saltarse un entrenamiento de vez en cuando, así que si notas que estás exhausto, baja el ritmo.