Desmontamos los 6 principales mitos acerca del colesterol

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

Cuando se habla de colesterol, se hace referencia al colesterol de la sangre, el cual se encuentra en todas las células del cuerpo. El cuerpo lo utiliza para producir hormonas, vitamina D y ácidos biliares, lo cual le ayuda a descomponer las grasas.

El colesterol circula en el torrente sanguíneo en forma de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). Un exceso de LDL puede causar la acumulación de colesterol en las arterias en forma de placa, lo que hace que el corazón trabaje más para hacer circular la sangre. Dichas placas pueden romperse y causar coágulos sanguíneos que bloquea la sangre que va al cerebro o al corazón. Es por ello que al LDL se le conoce como colesterol malo; mientras que el HDL, como colesterol bueno.

En general, tener el colesterol alto se refiere a tener demasiado colesterol malo, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades del corazón; y lamentablemente no hay síntomas que te indiquen que padeces dicha patología. Sin embargo, el colesterol es necesario para algunas funciones vitales del cuerpo.

En estos momentos hay muchos mitos en relación al colesterol; descubre los principales para evitar caer en errores y preservar tu salud.

Enfermedades relacionadas con el colesterol

6 mitos acerca del colesterol

1. Comer colesterol aumenta el colesterol

Parece una suposición bastante razonable, es por ello que la Dietary Guidelines for Americans recomienda consumir hasta 300 mg de colesterol diariamente, con la idea de evitar una elevación del colesterol total en la sangre.

Sin embargo, un estudio reciente encontró que el consumo de colesterol a través de los alimentos no lo eleva de manera alarmante, además en estos momentos no es un objetivo de salud pública reducir el consumo de alimentos que lo contiene tales como los huevos y la carne rojas.

Pero, a manera de prevención es ideal llevar una dieta equilibrada y baja en colesterol, basada en vegetales ya que es muy saludable.

Consumo de colesterol y sus mitos

2. El café sube el colesterol

Algunos estudios recientes han encontrado que el café sin filtrar elevó el colesterol LDL, pero la buena noticia es que el café filtrado, que es más común, no parece afectar el colesterol.

Los estudios señalan que hay una fuerte evidencia de que los adultos sanos pueden disfrutar de 3 a 5 tazas de café al día o hasta 400 miligramos por día de cafeína sin preocuparse por aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, cáncer o muerte prematura. Incluso hay evidencia de que el consumo moderado de café en realidad reduce el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, de hígado y cáncer de endometrio.

Las mentiras más comunes sobre el colesterol

3. Los alimentos grasos tienen mucho colesterol

No todos los alimentos grasos son ricos en colesterol. De hecho, el colesterol se encuentra solamente en alimentos de origen animal. Esto significa que alimentos vegetales grasos como aguacates, nueces y aceite de oliva son naturalmente libres de colesterol.

Además, dichos alimentos ofrecen patrones alimenticios más sanos. En particular, los frutos secos y aceite de oliva, ya que son elementos claves de la dieta mediterránea, muy saludable para el corazón.

Alimentos que tienen colesterol

4. Sustituir grasas saturadas por carbohidratos baja el colesterol

Sustituir grasas saturadas por carbohidratos hace que el colesterol LDL o malo disminuya. Sin embargo, también aumenta los triglicéridos y baja el colesterol HDL o bueno.

Dicha sustitución puede ser especialmente perjudicial si los carbohidratos son procedentes de alimentos refinados y azúcares tales como gaseosas, galletas y patatas fritas.

Por lo tanto, para un buen estado de salud y mejorar los niveles de colesterol (tanto el bueno como el malo) es recomendable agregar constantemente en la dieta grasas poliinsaturadas, en lugar de las saturadas.

Algunos alimentos ricos en estas grasas son el salmón, la trucha, el aceite de girasol, nueces y soja.

Lo que debes saber acerca del colesterol

5. Sólo los adultos mayores deben realizarse análisis de colesterol

La National Standards for Health recomienda que, incluso los niños sanos, se realicen análisis de sus niveles de colesterol. En este sentido, se sugiere realizarlo al menos una vez en edades comprendidas de 9 a 11 años, y de nuevo a los 17 a 21 años.

Por su parte, un adulto sin factores de riesgo debe revisar su nivel de colesterol una vez cada 4 a 6 años. No obstante, es una buena idea hablar con el médico si hay factores de riesgo que requieran más supervisión, por ejemplo, tabaquismo, diabetes, obesidad, alta presión arterial y antecedentes familiares de enfermedad cardíaca prematura.

Análisis de colesterol en jóvenes

6. El colesterol total es el único número que se necesita saber

El número de colesterol total es sólo un punto de partida, pero no determina con exactitud tu estado de salud.

En términos generales, un colesterol total más allá de 200 miligramos por decilitro de sangre es señal de alerta. Para ello, es necesario revisar otros parámetros complementarios de colesterol como el LDL, HDL y lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL).

Por ejemplo, un bajo riesgo de enfermedad cardíaca se asocia con LDL por debajo de 100 miligramos por decilitro, también un HDL por encima de 60 y triglicéridos inferiores a 150 (es decir, 30 miligramos por decilitro VLDL) son factores de bajo riesgo. Por lo tanto, hacer un análisis de cada parámetro permitirá concluir como está tu factor de riesgo de enfermedad cardíaca.

En caso de presentar niveles alarmantes acude a tu médico para iniciar con plan de tratamiento para la prevención de enfermedades del corazón.

Referencia

  • Moon, M. 7 Myths About Cholesterol Debunked. Para Livestrong [Revisado en marzo de 2017]

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!