¿Qué es la autofagia y cómo se puede llegar a ella de forma saludable?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El mundo de la salud y el bienestar no se detiene, pues camina al ritmo de la ciencia. Una de las nuevas tendencias que han dado de que hablar en él es la autofagia. Pero, ¿qué es la autofagia? La versión resumida es que se trata de un proceso natural del cuerpo que últimamente ha logrado adquirir la atención de muchas personas, pues hay quienes aseguran que este proceso ayuda a perder peso, retrasar el envejecimiento y aumentar la longevidad.

Si quieres saber más sobre qué es la autofagia y si son ciertos son todos los mitos que rodean a este extraño proceso del cuerpo, te invitamos a que continúes leyendo.

¿Qué es la autofagia?

Sobre qué es la autofagia, hay que decir que consiste en un proceso de regeneración celular que ocurre naturalmente en el cuerpo, como si se tratara de una especie de mecanismo de defensa para aumentar la longevidad y tratar ciertas enfermedades.

De hecho, algunos estudios señalan que la autofagia se presenta en fumadores como un mecanismo de defensa ante la toxicidad del cigarrillo (Maciel y Cabrera, 2016).

Estos efectos favorecedores de la autofagia han sido importantes aportes a nivel científico, pues han permitido comprender mejor el funcionamiento de algunas enfermedades degenerativas como la demencia y el Parkinson.

Ayuno para lograr la autofagia

Historia

Los primeros antecedentes que se tienen de la autofagia datan de 1960. Este fue el momento en que se describió el proceso por primera vez, pero no fue sino hasta 1990 cuando el premio Nobel Yoshinori Ohsumi presentó su investigación sobre los mecanismos de la autofagia y el proceso se hizo realmente conocido.

Etimológicamente, la palabra autofagia, partiendo de su origen griego, se refiere a “comerse a sí mismo”. Esto se debe a que es la forma en que funciona el mecanismo, degradando a las células del cuerpo para posteriormente reciclarlas.

En la actualidad este proceso dejó de estar reservado para el campo de la investigación científica y la medicina, pues existe un especie de “boom” despertado por personas dedicadas al mundo la salud, dieta y bienestar que promueven la idea de que es posible llegar a la autofagia haciendo ejercicio, ayuno y restringiendo los hidratos de carbono.

Si bien no se trata de una mentira en el sentido estricto de la palabra, la opinión que tiene la ciencia al respecto es más escéptica, tal y como veremos después.

Importancia

Gracias a este mecanismo el organismo obtiene combustible con el cual crear nueva energía, lo que facilita enormemente a posteriori el proceso de renovación celular.

Además, a través de este mecanismo el cuerpo tiene la posibilidad de eliminar orgánulos y proteínas dañadas, una serie de componentes que forman parte del interior de las células. Cabe destacar que lo logran debido a los lisosomas, los cuales se encargan de la «digestión» celular.

Si nos centramos en la utilidad que esto le ofrece al organismo, veremos que ayuda a la eliminación de bacterias y virus. Incluso se han desarrollado fármacos que buscan activar la autofagia en el cuerpo.

¿Cómo podría llegarse a la autofagia de forma saludable?

Anteriormente se mencionó que algunos expertos en materia de dieta y ejercicio difunden la idea de que es posible llegar a la autofagia mediante métodos como el ayuno. Lo cierto es que esto es técnicamente cierto, puesto que el doctor David Rubinstein declaró para la BBC que los experimentos sugieren que podría ser así.

Según Rubinstein, algunos estudios en ratones han señalado que mecanismos como el ayuno pueden hacer que los ratones logren vivir durante más tiempo. No obstante, la información que se maneja sobre estos beneficios todavía requiere más investigación para trasladar con total certeza estos efectos a los seres humanos.

el ayuno permite llegar a la autofagia

De acuerdo al investigador, se ha descubierto que los efectos beneficiosos del ayuno se pueden percibir después de 24 horas transcurridas. En el caso de los humanos aún se desconoce cuánto tiempo es necesario para percibir los mismos efectos, por lo cual no se puede aprovechar al máximo este mecanismo.

La buena noticia es que algunos estudios han señalado que el ayuno puede reducir la inflamación e incluso ayudar a combatir  infecciones. Por lo tanto, la conclusión que se puede extraer es que los conocimientos que maneja la ciencia sobre los mecanismos que activan la autofagia todavía son muy primitivos.

Hace falta una investigación más amplia para poder entender en profundidad la relación entre el ayuno y la autofagia. Sin embargo, con la información que se maneja actualmente puede bastar para que las personas consideren llegar a la autofagia mediante el ayuno.

La autofagia saludable

Un aspecto al cual se le debe dar especial atención es la frecuencia con la que se puede practicar el ayuno. Ya sabemos qué es la autofagia y cómo el ayuno puede estimular su activación, pero el hecho de que a corto plazo sea saludable no quiere decir que también lo sea a largo plazo.

Lo más recomendable es consultar con un médico antes de realizar un cambio sustancial en la dieta para empezar a beneficiarse de la autofagia. Hay que recordar que el ayuno no es apto para todas las personas. Además, si se realiza en exceso, puede ser perjudicial para la salud.

Por otra parte, no hay que olvidar que la investigación sobre la autofagia aún no ha avanzado demasiado. Algunos estudios sugieren que podría proteger contra enfermedades neurodegenerativas relacionadas con el envejecimiento, como el Alzheimer o el Parkinson.

Sin embargo, aún se desconoce si este proceso podría ser un factor de riesgo para el desarrollo de otras patologías, al menos cuando se realiza en exceso, por lo que lo ideal es ser precavidos al aprovechar sus beneficios.

Referencias

  • R. (2018, 7 mayo). ¿Qué es la autofagia y cómo podría beneficiar a tu salud? BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-44029658
  • Hernández, R. D. (2011). Un abordaje nutricional potenciador de la “autofagia” es neuroprotector al prevenir las patologías neurodegenerativas frecuentes durante el envejecimiento.REDUCA3(12).
  • Costas, M. A., & Rubio, M. F. (2017). Autofagia, una estrategia de supervivencia celular.
  • Maciel-Herrerías, M., & Cabrera-Benítez, S. (2016). El papel de la autofagia en enfermedades pulmonares. Neumología y cirugía de tórax75(3), 227-236.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.