¿Qué vitaminas no deberías tomar al mismo tiempo?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Es verdad que la mejor manera de mantener un cuerpo saludable es una dieta equilibrada con frutas, verduras, carne y fibra. Además, hacer ejercicio también debe formar parte de nuestra rutina diaria.

El problema se encuentra cuando no llegamos a consumir todos los nutrientes que necesitamos; por ende, nuestro entrenamiento se vuelve menos eficaz y el cuerpo nota el cansancio mucho más rápido. Por ello, la industria de los suplementos vitamínicos está en boca de todos y es tan popular.

Realmente no importa la causa por la que los estés consumiendo, todos deberían saber qué componentes vitamínicos no deben mezclarse con otros, ya que pueden traer consecuencias negativas a nuestro sistema. Por ello, te brindamos la información necesaria a fin de que puedas actuar en consecuencia.

¿Qué vitaminas no son convenientes de mezclar?

¿Qué vitaminas no tomar a la vez?

Nuestro cuerpo necesita diariamente dosis adecuadas de vitamina A, vitaminas del complejo B, y las vitaminas C, D, E y K.

Por lo general no debes pensar en tomarlas si estás tomando ya un multivitamínico que contenga todas las anteriores. A menos que estés totalmente aprobado por tu doctor, no deberías tomar también vitaminas individuales o suplementos minerales.

Algunas vitaminas como la C y el complejo B son solubles en agua, por lo que nuestro organismo las desecha rápidamente cuando las ingerimos en exceso. Sin embargo, otras vitaminas solo son solubles en grasa, como la D, la E, la K y la A. Estas se adhieren a nuestro cuerpo, y tomar grandes cantidades de ellas puede ser peligroso.

En este sentido, estas son las vitaminas que jamás deberías combinar:

¿Qué vitaminas puedo combinar?

1. Calcio y vitamina D

Si has visitado alguna vez al nutricionista, seguramente te ha recomendado consumir calcio y vitamina D en conjunto para reforzar la salud de los huesos. Además, tu corazón puede verse beneficiado por el calcio.

Desgraciadamente, un artículo publicado por Annals of Internal Medicine indica que las probabilidades de un individuo de padecer un derrame cerebral aumentan cuando ambos suplementos son combinados (Khan et al., 2019). Sin embargo, un artículo publicado en Current Atherosclerosis Reports difiere con los resultados de la investigación anterior, de hecho, afirman no hallar ninguna asociación entre los 2 suplementos y el riesgo de contraer un derrame cerebral (Lutsey y Michos, 2013)

Unos años mas tarde, otro artículo publicado por Journal of the American Heart Association encontró que en realidad los suplementos de calcio incrementan la posibilidad de un derrame, pero que su combinación con la vitamina D contrarresta esta grave consecuencia (Abajo, Rodríguez, Rodríguez y Gil, 2017)

Lo más sensato sería que consultaras con tu doctor de confianza para conseguir la mayor información posible al respecto.

¿Se puede combinar el calcio y la vitamina D?

2. Niacina y medicamentos para el colesterol

La niacina no es una vitamina peligrosa por si sola, y diversos multivitamínicos la incluyen. El problema se produce cuando se crea la combinación de niacina con medicamentos que controlan el colesterol, como la simvastatina, y otras vitaminas.

De acuerdo con Medline Plus, si un individuo combina niacina con simvastatina y otros suplementos como la vitamina C, E o betacaroteno, puede interferir en tu habilidad de producir colesterol bueno. Sin embargo, esta interacción de componentes solo ha sido estudiada hasta el momento en pacientes con enfermedad en las arterias coronarias. Es imprescindible que haya más estudios al respecto.

Qué vitaminas no combinar

3. Folato y deficiencia de B12

Al igual que el calcio y la vitamina D, la vitamina B12 y el folato están comúnmente asociadas para su consumo. La mayoría de las personas que consumen vitamina B12 en su mayoría son los ancianos, aquellos que adoptaron una dieta vegana o los que padecen de enfermedades gastrointestinales.

La verdad es que no hay un problema en sí mismo con la combinación de estos suplementos, solo cuando hay un exceso de folato, ya que puede enmascarar la deficiencia de la vitamina B12.

Cuando nuestro cuerpo no obtiene esta vitamina puede desarrollar una enfermedad llamada anemia megaloblástica, una condición en la cual tus glóbulos rojos aumentan de tamaño y decrecen en cantidad. El problema radica en que si continúas enmascarando el problema durante un tiempo prolongado, la consecuencia será un daño irreparable a tus nervios.

La recomendación es no consumir una cantidad mayor a 1.000 microgramos de ácido fólico diarios.

Vitamina K y E en relación con la coagulación de sangre

La vitamina K es utilizada por tu cuerpo para realizar la coagulación de la sangre. Por otro lado, la vitamina E puede interferir con sus efectos y hacer tu sangre cada vez más fina.

Esto es sumamente importante para aquellas personas que consumen otros medicamentos para afinar la sangre, como la Warfarina, ya que su combinación con la vitamina E aumenta el riesgo de sangrar fácilmente. Por ello, es importante siempre comentar con tu doctor las medicaciones y las vitaminas que consumes para asegurarte de estar haciendo lo correcto.

Riesgos de la vitamina E en la sangre

La absorción del calcio y el hierro

La anemia por deficiencia de hierro es la más común entre la población y suele desarrollarse ante la falta de comidas ricas en hierro. Las personas que poseen esta condición deben consumir la vitamina a través de una dieta específica, con gran cantidad de diversas carnes, frijoles, vegetales verdes y frutos secos.

Sin embargo, todo este esfuerzo puede irse por la borda si consumes al mismo tiempo suplementos de calcio, porque estos últimos no permiten a tu cuerpo una correcta absorción del hierro. Por ello, recuerda tomarlos con horas de separación para no crear un problema.

No tomar calcio y hierro a la vez

Conclusión

La mejor opción cuando se trata de consumir medicamentos y suplementos es consultar con un especialista al respecto. De todas maneras, esperamos que esta información te sea de gran ayuda si tienes dudas a la hora de elegir que vitaminas tomar.

Referencias

  • Abajo, F. J., Rodríguez, S. M., Rodríguez, A. M. y Gil, M. J. (2017). Risk of Ischemic Stroke Associated With Calcium Supplements With or Without Vitamin D: A Nested Case‐Control Study. Journal of the American Heart Association. doi: 10.1161/JAHA.117.005795
  • Khan, S. U., Khan, M. U., Riaz, H., Valavoor, S., Zhao, D., Vaughan, L. … Michos, E. D. (2019). Effects of Nutritional Supplements and Dietary Interventions on Cardiovascular Outcomes: An Umbrella Review and Evidence Map. Annals of Internal Medicine. doi: 10.7326/M19-0341
  • Lutsey, P. L y Michos, E. D. (2013). Vitamin D, Calcium, and Atherosclerotic Risk: Evidence from serum levels and supplementation studies. Current Atherosclerosis Reports. doi: 10.1007/s11883-012-0293-5
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario