6 razones para incorporar el baile dentro de tu rutina de entrenamiento

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La mayoría de personas piensan que no pueden divertirse y hacer ejercicio al mismo tiempo, prefiriendo rutinas duras y pesadas para quemar la mayor cantidad posible de calorías. Sin embargo incluir el baile en tu entrenamiento es una de las mejores ideas que se te podrían ocurrir.

No solo podrás hacer ejercicio, sino que también te lo pasaran bien al ritmo de la música y obtendrás muchos beneficios a nivel físico, mental y emocional.

Si aún estás dudando, te damos 6 razones por las que incluir el baile en tu rutina es una gran idea.

Bailar es una buena forma de entrenar

6 beneficios de incluir el baile en tu entrenamiento

1. Bailar causa felicidad

Hay algo en el acto de bailar que atrae a todo el mundo, ese algo es el sentimiento de libertad en la pista de danza. Posiblemente se debe a las endorfinas que fluyen por todo tu cuerpo gracias a la producción de ellas en tu cerebro.

Un elemento que añade un mayor disfrute es el de escuchar música durante la actividad. Según un estudio publicado en Nature Neuroscience, esto es posible gracias a la dopamina que libera «elementos químicos felices” (Salimpoor, Benovoy, Larcher, Dagher y Zatorre, 2011).

Además, bailar es una de las mejores opciones para aquellas personas que quieren salir de su zona de confort. Es una actividad perfecta para quienes tienen una personalidad tímida y reservada y puede beneficiarte en términos mentales, ya que se ha encontrado una relación entre el baile y la reducción de la depresión.

Bailar reduce la depresión

2. Bailar libera el estrés

¿Estuviste todo el día en la oficina y necesitas un descanso? Sabemos que incluir un poco de baile será lo último que quieras probar en ese momento del día, pero debes hacerlo, ya que te ayudará a liberar la tensión acumulada durante la jornada laboral.

Esto se debe a que tu mente deja de prestarle atención a los problemas de la vida cuando estás bailando, básicamente es una distracción. De hecho, hay una razón científica a este fenómeno. La doctora deportiva y bailarina Selina Shah, asegura que, durante una sesión de danza, el cerebro libera endorfinas, las cuales te permiten sentir placer y felicidad al mismo tiempo que disminuyen el dolor. Esa es la razón por la cual te sientes calmado y satisfecho luego de un arduo entrenamiento.

Bailar en un buen ejercicio para todos

3. Bailar favorece la salud cardiovascular

Mover todo tu cuerpo al ritmo de la música te hace quemar muchas calorías en poco tiempo. Una persona promedio de 70 kg puede perder aproximadamente 223 calorías por cada 30 minutos de baile a ritmo intenso. Este número es alto en comparación al de una caminata, que solo te hará quemar 149 calorías si mantienes una velocidad de 5,5 km/h en la misma cantidad de tiempo.

Los beneficios de bailar son muy diversos, y es un hecho que esta actividad es estupenda para tu corazón. De acuerdo a un estudio publicado en American Journal of Preventive Medicine, la danza puede disminuir el riesgo de morir por una enfermedad cardíaca. Además tiene mayores beneficios que una caminata para la salud cardiovascular (Merom, Ding y Stamatakis, 2016).

Beneficios cardiovasculares del baile

4. Bailar mejora tus reflejos y tus habilidades

Bailar no es como otras actividades del gimnasio como correr o levantar pesas. Al ejecutar esta actividad, no se usan ejercicios repetitivos como en el resto de los deportes, por ello todo tu cuerpo está en movimiento constante. Esa es la razón por la que todos los bailarines poseen un cuerpo tonificado de pies a cabeza.

Una buena razón por la cual tomar este hábito es que reduce tu probabilidad de perder el equilibrio cuando envejeces, lo cual es importante, ya que según Centers for Disease Control and Prevention, uno de cada 4 adultos mayores de 65 años sufre una caída al menos una vez al año.

Por otro lado, no solo ejercitas tu cuerpo al bailar sino también tu mente. Memorizar las coreografías requiere fuerza mental para recordar todos los movimientos y pasos.

Beneficios de bailar para la salud mental

5. Puedes bailar donde sea y cuando sea

Bailar es una de las formas de hacer ejercicio más accesible para todo el mundo. No necesitas nada más que tu propio cuerpo y un poco de música.

Si te sientes inspirado comienza a mover tu cuerpo, puede ser antes de ir a trabajar, durante las comidas o en la calle si eres lo suficientemente audaz. Realmente no hay necesidad de ir al gimnasio para practicarlo.

Una de las mejores cosas sobre el baile es que no importa tu edad o tipo de cuerpo, puedes modificar la rutina a tu gusto y necesidad. Entonces, ¿a qué esperas para empezar?

Aprovechar cada momento libre para bailar

6. Puedes conocer nuevas amistades

Muchas grandes amistades comienzan en una clase de baile, ya que asistir a los lugares donde hay un buen ambiente y personas con tus mismos intereses solo puede ser beneficioso para tu vida social.

Existe evidencia científica al respecto. Un estudio publicado en Frontiers of Psychology asegura que moverse en sincronía al ritmo de la música facilita la formación de relaciones sociales. En esencia, quiere decir que el baile libera tu cerebro a una zona neutral donde el proceso de conectar con otros es más accesible (Tarr, Launay y Dunbar, 2014).

Por último, no temas si te sientes nervioso al bailar frente a otras personas. Comienza poco a poco y trata de integrarte en las clases. No dejes que tu miedo te prive de hacer cosas que hacen bien.

Las clases de baile facilitan las relaciones sociales

Referencias

  • Merom, D., Ding, D. y Stamatakis, E. (2016). Dancing Participation and Cardiovascular Disease Mortality. Journal of Preventive Medicine. doi: 10.1016/j.amepre.2016.01.004
  • Salimpoor, V. N., Benovoy, M., Larcher, K., Dagher, A. y Zatorre, R. J. (2011). Anatomically distinct dopamine release during anticipation and experience of peak emotion to music. Nature Neuroscience. doi: 10.1038/nn.2726
  • Tarr, B., Launay, J. y Dunbar, R. I. M. (2014). Music and social bonding: “self-other” merging and neurohormonal mechanisms. Frontiers of Psychology. doi:  10.3389/fpsyg.2014.01096
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario