Saltar a la comba adelgaza: ¿mito o realidad?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

¿Alguna vez te has preguntado si saltar a la comba adelgaza? Muchas personas se hacen esta pregunta, pues en la infancia saltar la comba es visto más como un juego que como un ejercicio. Sin embargo, no todos los ejercicios tienen que ser poco estimulantes y este es el mejor ejemplo de ello, ya que sí se trata de una excelente forma de quemar calorías.

saltar la comba

De hecho, la velocidad con la que quema calorías es bastante alta e incluso ayuda a definir mejor los músculos, por lo que agregar este ejercicio aeróbico a tu rutina de ejercicios es una de las mejores decisiones que podrías tomar.

¿Por qué saltar a la comba adelgaza?

Cuando haces este ejercicio, obtienes una gran cantidad de beneficios para la salud, entre los que resalta el gasto calórico que se produce. No obstante, no se trata del único beneficio.

Hay que recordar que también se trata de un ejercicio bastante práctico, para el cual el único accesorio que necesitas es una comba. Debido a esto, puedes realizarlo en casi cualquier parte, lo que lo convierte en una excelente opción de entrenamiento en casa.

comba

Asimismo, no implica una inversión económica muy grande, ya que las combas tienden a ser bastante asequibles. Por tanto, es uno de los mejores accesorios que puedes adquirir si quieres preparar un pequeño gimnasio en casa, pero de bajo coste.

Por otra parte, es también una excelente opción de entrenamiento para principiantes. Independientemente de cuál sea tu nivel de desarrollo físico, por lo que podrás adaptar el ejercicio a tu condición física, de manera que no te resulte demasiado difícil.

Cabe destacar que saltar a la comba adelgaza, pero también es un entrenamiento excelente para tonificar los músculos del tren inferior, esto mejorará tu aspecto físico a la vez que ganas mayor resistencia física.

Además de estos beneficios, se trata de un ejercicio de alta intensidad, por lo que seguirás quemando calorías incluso horas después de haber dejado de entrenar, lo que lo hace especialmente eficaz para lograr alcanzar un déficit calórico.

Asimismo, tal y como es propio con los ejercicios de alta intensidad, la duración es bastante corta. Por tanto, si tienes un estilo de vida muy ocupado, te alegrará saber que sólo tendrás que dedicar unos minutos al día a saltar la comba para mantenerte en forma.

Por ejemplo, en treinta minutos es posible quemar aproximadamente 400 kcal. Esto puede variar de acuerdo a la condición física de la persona, pero en cualquier caso se trata de una quema de calorías considerable y en un tiempo bastante reducido. En contraste, sería necesario correr a una velocidad de trece kilómetros por hora durante el mismo tiempo para quemar la misma cantidad de calorías.

Consejos para saltar la comba

Ya sabes que saltar la comba adelgaza, pero esto no quiere decir que sea algo del todo fácil. No todas las personas tienen una condición física lo bastante buena como para permitir realizar el ejercicio durante treinta minutos seguidos. Por ello, es bueno tener en cuenta algunos consejos para sacarle el máximo provecho a este ejercicio cargado de beneficios.

Distribuir la duración del ejercicio

Si ya cuentas con una gran resistencia, puedes dedicarte a saltar la comba continuamente durante un amplio tiempo. Sin embargo, si eres un principiante, podrías empezar saltando durante sólo un minuto y descansando dos. Puedes hacer esto durante un máximo de quince minutos.

Es natural que tu resistencia aumente con el pasar del tiempo, por lo que los intervalos de saltar la comba deben ser cada vez más amplios y los momentos de descanso pueden hacerse más cortos. De igual forma, los quince minutos de duración total se pueden ampliar paulatinamente.

saltar a la comba adelgaza

Cabe mencionar que no es necesario que tu único entrenamiento del día sea este. Si deseas obtener mejores resultados y lograr un desarrollo físico integral, lo más recomendable es que complementes el saltar la comba con ejercicios de fuerza.

Si decides hacer esto, se recomienda que coloques el saltar la comba como parte final de la rutina, de manera que resulte más óptimo.

Asegúrate de que no esté contraindicado

Saltar a la comba es un ejercicio bastante simple, pero no quiere decir que todas las personas deberían realizarlo. Las personas que presentan problemas en la articulación de la rodilla no deberían saltar la comba, ya que este ejercicio podría lesionarlas.

Por otro lado, las personas que padecen obesidad deberían considerar ejercicios más simples, ya que el acondicionamiento que exige saltar la comba podría ser un reto muy difícil de superar cuando se sufre de obesidad.

La constancia es importante

Aunque no es necesario entrenar todos los días, saltar a la comba una sola vez a la semana no podrá ofrecerte buenos resultados. Al igual que ocurre con otros tipos de ejercicios, la constancia es vital para obtener beneficios notables. Por tanto, es muy importante que, si decides hacer este ejercicio, lo realices con una frecuencia de al menos tres veces a la semana.

Adapta el nivel de exigencia a tu condición física

Si nunca antes has saltado la comba, podrías frustrarte si te resulta difícil al principio. Por tanto, podría ser buena idea empezar saltando sin la comba, pero realizando el gesto con los brazos. Este es un buen ejercicio para acostumbrarse a la coordinación que exige este entrenamiento.

Además, para evitar lesiones, debes practicar también el amortiguamiento de la caída al saltar. Sólo cuando sientas que has alcanzado un nivel de coordinación adecuado es recomendable comenzar a saltar con la comba.

Por otro lado, la exigencia no se limita sólo a utilizar la comba al principio o no, sino que también tiene relación con la velocidad. Si intentas ir muy rápido al principio, te resultará demasiado difícil. Al principio debes saltar lentamente, sólo cuando vayas dominando la técnica y te empiece a resultar muy fácil puedes incrementar paulatinamente la velocidad.

Calienta antes de empezar a saltar

Un pequeño calentamiento saltando con suavidad en el sitio puede ayudar a preparar a tu cuerpo antes de realizar este ejercicio. No debe ser demasiado largo, sino que con un minuto puede ser más que suficiente. Con esto podrás entrenar mejor y el riesgo de lesión será más bajo.

Utiliza equipamiento adecuado

No todas las combas sirven, sino que debes asegurarte de utilizar una que se ajuste a tu tamaño. Si es demasiado larga o demasiado corta entorpecerá tus entrenamientos. Asimismo, debes asegurarte de utilizar ropa que te permita sentirte cómodo y moverte sin dificultad.

También es sumamente importante que te asegures de utilizar zapatillas cómodas y que te permitan amortiguar la caída.

Duerme y aliméntate correctamente

Aunque se trata de un ejercicio simple, realizarlo puede ser muy difícil si no te encuentras en un buen estado físico. Saltar a la comba adelgaza sólo cuando se hace el ejercicio de la forma adecuada. Si intentas hacerlo con una mala alimentación y durmiendo muy poco, no tendrás energía suficiente para realizarlo, por lo que te cansarás incluso entrenando con baja intensidad.

Necesitas una dieta equilibrada que te aporte los nutrientes necesarios para sentirte con suficiente energía como para realizar un ejercicio tan exigente como este. De igual forma, debes dormir entre seis y ocho horas diarias para que puedas tener energía suficiente para entrenar.

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!