Las 5 mejores técnicas psicológicas para perder peso

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Más que una prueba física, bajar de peso es una guerra mental. Es enfrentarse con esa versión de ti mismo que se esconde en lo más profundo de tu ser… y que de verdad quiere devorar una hamburguesa o le da inmensa pereza correr unos cuantos kilómetros.

A pesar de eso, el componente mental es el que muchas veces dejamos de lado a la hora de comenzar una dieta o cambiar nuestro estilo de vida por uno más saludable.

Es esta carencia la que hace fallar a la mayoría cuando quiere ponerse en forma. Pero no te preocupes, poner tu mente a tono con la situación es mucho más fácil de lo que crees. Conoce las 5 técnicas psicológicas más efectivas para bajar de peso.

Los mejores trucos psicológicos para perder peso

 

5 técnicas psicológicas para perder peso

1. Infórmate acerca de la pérdida de peso

De entrada, enfrentarte a algo que desconoces es una mala idea. Debes hacer un estudio previo de tu contrincante antes de dar el primer paso. Comprender como funciona el cuerpo y cómo se pierde y se gana peso es crucial para desarrollar una estrategia que te permita bajar los kilos que necesitas.

Para empezar, y esto es algo que debes grabar en tu mente: dejar de comer no te hará bajar de peso. O al menos, no a largo plazo. Para estar sano, nuestro cuerpo necesita estar en perfecto balance energético. Esa es la forma rebuscada de decir que necesitas consumir cierta cantidad de calorías —ni más, ni menos— para que tu cuerpo continúe funcionando de forma adecuada.

Una vez que comprendas este concepto y establezcas cuál es el número de calorías que debes consumir para mantener tu balance energético, te sentirás menos tentado a comer más o menos alimentos de los que realmente necesitas.

Descubrir las causas reales de la pérdida de peso

2. Evita los empaques que no te permitan ver el contenido

¿Alguna vez te has puesto a pensar en la cantidad inmensa de palomitas de maíz que comes mientras ves una película en el cine? Y más importante que eso: ¿no te has percatado de que, luego de comer todo eso, sigues hambriento? No, no se trata de que seas una máquina devoradora de frituras, sino que tu cerebro no entiende la cantidad real de comida ingerida.

Según Neil O’Nova, experto en pérdida de peso y autor del libro “7-minute skinny jeans” los seres humanos somos altamente visuales y tomamos referencias de la realidad con lo que captan nuestros ojos. Si vemos un paquete de tres metros de papas fritas, probablemente digamos: “Ni hablar, no podría comerme todo eso”. Nuestros ojos nos ayudan a saber cuándo parar. Pero, ¿qué pasa cuando no puedes ver la cantidad de lo que comes? Tu cerebro se confunde, no queda satisfecho.

Para solucionar esto, lo mejor es medir porciones y colocarlas en servilletas o tazones pequeños. Así podrás evitar comer más de lo debido y tu cerebro sentirá que el cuerpo se alimentó lo suficiente.

Evitar comprar alimentos con empaques para conseguir adelgazar

3. Incrementa tu ingesta de fibra

Hablemos de meriendas, ese momento del día que funciona como un salvavidas mientras te acostumbras a una dieta más sana. Ciertamente pensamos en dulces, golosinas, gomitas y dulces enormes antes que en un trozo de manzana. Realmente lo que queremos poder comer algo que nos haga sentir satisfechos hasta la próxima comida.

Sin embargo, para eso no necesitas comer una montaña de snacks, sino saber seleccionar cuáles de ellos contienen mayor cantidad de fibra. Y, ¿por qué fibra? No sólo se trata de que contengan menos calorías sino que, además, te harán sentir lleno más rápido y por un tiempo más prolongado.

Entre las mejores opciones que puedes escoger están las verduras como zanahorias o apio, que son fáciles de preparar y muy versátiles en la cocina.

Incrementar la ingesta de fibra para sentirte más lleno

4. Cambia tu forma de ver el ejercicio

¿Es posible que bajes de peso sin disfrutar tus sesiones de entrenamiento? Puede que a corto plazo sí; in embargo, si es algo que en realidad te molesta, es muy poco probable que puedas prolongarlo pasados los primeros meses de resultados. 

Pero, no se trata de obligarte a ti mismo a disfrutar de algo que en realidad odias. Mentirte diciendo: “Oh, ejercicio, me encantsa”, hará que lo odies todavía más. En este caso, lo mejor es ser sincero contigo mismo y probar todas las opciones que puedas.

¿No te gustó correr? Prueba nadando. ¿Tampoco? ¿Por qué no tomar clases de escalada? Todo se trata de encontrar esa actividad, que bien pueden ser sesiones normales de gimnasio o un deporte completamente inusual, que ponga a tu organismo a disparar tus niveles de adrenalina. Una vez que encuentres lo que disfrutas, será más fácil incorporarlo a tu rutina semanal para bajar de peso.

Por otro lado, el ejercicio con amigos o familia —un grupo en el que te sientas cómodo— puede ser una enorme motivación para no abandonar tus sesiones de entrenamiento, además de que pueden convertirse en un pasatiempo agradable y una forma de compartir con las personas que quieres.

Ver el ejercicio de forma positiva para bajar de peso

5. Motívate

Levanten la mano los competitivos, pues este es su momento de brillar. Si bien los mantras positivos, las auto-afirmaciones y las charlas contigo mismo en el espejo son muy útiles para motivarte a bajar de peso, no hay nada más efectivo que convertir dicha actividad en un desafío.

Las metas son más provocativas cuando cargas tus motivaciones con esa connotación de “¿Puedes hacerlo? ¿Realmente eres capaz?”. Además tienes que asegurarte siempre de empujarte a ver todo el proceso de forma positiva. No pienses en cuán insatisfecho te sientes en el presente con tu cuerpo, sino en tu futuro yo, seis meses o un año más tarde, y en lo genial que te verás y sentirás contigo mismo.

Sin embargo, asegúrate de mantener un balance entre las aspiraciones y la realidad. Ponerse metas que son irreales no te hará ningún bien. No sólo te presionarás hasta límites que pueden incluso llegar a ser poco saludables, sino que, además, te deprimirás al no poder alcanzar los ilusorios y esperados resultados. Paso a paso, sin saltarte ninguno, podrás alcanzar cada una de tus metas.

Motivarse a uno mismo para bajar de peso

Referencia

  • Arps, B. 9 psychological tools that other people say helped them lose weight. Para Business Insider [Revisado en mayo de 2017].