Todo lo que debes saber sobre la tiroides y su importancia para la salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La tiroides es una glándula situada en el cuello, encargada de producir dos hormonas que son esenciales para el metabolismo y el crecimiento de las personas: la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4). La producción en exceso o la falta de estas hormonas provoca hipertiroidismo en el primer caso e hipotiroidismo en el segundo. Ambas disfunciones de la tiroides se tratan con fármacos, pero ¿podría la actividad física ayudar a la regulación de estas hormonas? A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre la tiroides para averiguarlo

¿Para qué sirve la tiroides?

Esta glándula endocrina, que presenta forma de mariposa, se encarga de producir hormonas esenciales en el cuerpo humano. Su influencia es de vital importancia en muchos aspectos vitales del organismo, como los que se citan a continuación:

  • El metabolismo o velocidad con la que se quema o se consume la energía de los alimentos ingeridos y que, por tanto, influye en el peso
  • El crecimiento
  • La regulación del ritmo cardiaco
  • El estado o aspecto de la piel

Si esta hormona falla, nos encontramos ante un trastorno hormonal que afecta al bienestar y calidad de vida de la persona que lo padece. Cuando la tiroides produce un bajo nivel de hormonas se produce el denominado hipotiroidismo, mientras que la producción en exceso provoca hipertiroidismo.

todo sobre la tiroides

Hipotiroidismo

Se produce cuando la tiroides no produce la cantidad de hormonas necesarias para el buen funcionamiento del organismo.

El hipotiroidismo se caracteriza principalmente por algunos de estos síntomas:

  • cansancio
  • incremento del peso corporal
  • edemas en las piernas
  • insomnio o dificultad para conciliar el sueño
  • estreñimiento
  • disminución del ritmo cardiaco
  • piel áspera
  • trastornos menstruales e incluso infertilidad
  • apatía
  • ronquera

Hipertiroidismo

Se diagnostica hipertiroidismo a aquella persona cuya glándula tiroides produce una cantidad mayor de hormonas de las que se necesitan para el correcto funcionamiento del organismo. Los síntomas más comunes que ayudan a diagnosticar esta patología pueden ser:

  • pérdida de peso
  • nerviosismo
  • ritmo cardiaco elevado
  • cambios de humor
  • trastornos intestinales
  • insomnio
  • temblores en las manos

¿Puede ayudar la actividad física a regular la tiroides?

Aunque se suele tratar solo con medicación, lo cierto es que la práctica del deporte puede ser beneficiosa para las personas con trastornos de la tiroides, al menos hasta cierto punto.

En concreto, la práctica de la actividad deportiva es especialmente beneficiosa en casos de hipotiroidismo. Debido a la falta de hormonas, el metabolismo de un paciente con hipotiroidismo se ve ralentizado y la actividad física podría ayudar a acelera el metabolismo, evitando el posible efecto de aumento de peso corporal.

Sin embargo, en el caso del hipertiroidismo, la práctica del deporte ha de realizarse con prudencia, ya que los huesos son más frágiles y esto podría propiciar su rotura, por lo que antes de comenzar con una rutina de entrenamiento se aconseja ponerse en manos de un profesional que pueda pautar el entrenamiento.

La revista Neuro Endrocrinology publicó un artículo en el que se afirmaba que el ejercicio aeróbico realizado en el umbral anaeróbico (aproximadamente a un 70% de la frecuencia cardiaca máxima) producía los mayores aumentos en los niveles circulantes de tiroxina, triyodotironina y TSH.

Como vemos, la práctica deportiva puede alterar los niveles de producción de las hormonas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), por lo que ha de tenerse en cuenta el tipo de deporte a practicar, así como su intensidad. El momento y las condiciones en que se realice la actividad física también deben ser factores a importantes a tener en cuenta, ya que la privación de sueño o de alimento y actividad nocturna, entre otros, puede influir en la mayor o menor segregación de hormonas tiroideas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.