5 hábitos que te están impidiendo equilibrar tu vida con tu trabajo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

A veces parece que todo conspira contra tu salud mental y tu equilibrio emocional; si tienes éxito en tu trabajo, las cosas empiezan a despedazarse en tu hogar, pero si dedicas demasiado tiempo a tus otras actividades familiares, parece que el trabajo empieza a prenderse en llamas.

Esto no es de preocuparse si eres una persona exitosa, dado que cada vez son mayores las demandas que te exigen altos niveles de compromiso y dedicación. Pero, ciertamente, es necesario que prestes atención a cómo estás marcando los espacios, los tiempos, la energía y los límites en cada uno de ellos.

Si este es tu caso, es importante que revises algunas trampas que te autoimpones y que te están impidiendo lograr un equilibrio entre tu vida y tu trabajo.

¿Cómo lograr un equilibrio entre tu vida y tu trabajo?

5 hábitos que evitan un equilibrio entre vida laboral y familiar

1. Creerte un super héroe

Cuando quieres tener éxito en todo, empiezas a hacer listas interminables de cosas por cumplir, que obviamente nunca llegas a cumplir por completo. Sentirte un superhéroe no hará que las cosas se hagan por arte de magia; por el contrario, lo que lograran es hacerte sentir mas agotado y más lejos de las cosas importantes.

Para evitar este hábito, utiliza la regla de ser riguroso con las prioridades, y no te salgas de ellas.

Signos de desequilibrio entre vida laboral y personal

 

2. Creer que todo es urgente

Si estás comprometido realmente con el logro de objetivos de tu trabajo, te puede parecer que todo es a vida o muerte; pero la verdad es que no es así: tu trabajo no se caerá si vienes haciéndolo bien y decides posponer ciertas cosas para mañana cuando llegues más descansado.

Para evitar esto, puedes sentarte con cabeza fría y hacer una lista de cosas que realmente pueden hacer tirar por la borda todo lo que vienes haciendo y las que no harán que el mundo se caiga si las pospones  uno o dos días más.

Delimitar las urgencias te ayuda a equilibrar vida y trabajo

3. No definir los límites

Cuando todo te parece importante, sueles mezclarlo todo e intentas resolverlo al mismo tiempo. Esto puede ser un grave error, dado a que no estás aportando tiempo de calidad a ninguna de las dos actividades.

Para evitarlo, es importante que delimites de manera estricta cada espacio y puedas dedicar toda tu atención cuando estás en cada uno de ellos, incluso si esto implica colocar horarios para el teléfono; de esta forma conseguirás mejores objetivos con menos agotamiento.

Establecer límites ayudará a equilibrar tu vida y tu trabajo

4. No dejar tiempo para imprevistos

¿Cuántas veces te has topado con que, justo cuando quieres que todo salga perfecto, es el momento en que aparece lo más inesperado en la escena? ¿Común, cierto? Bueno, si es lo común, ¿a qué esperas para meterlo en tu agenda?.

Ten en cuenta que siempre hay cosas que salen de imprevisto, o que duran más de lo que esperabas. Por eso, dale un tiempo más realista a las cosas que te planteas hacer, para no terminar asumiendo más de lo que realmente puedes hacer en determinado tiempo. De esta forma, estarás más satisfecho con tus logros y te quedará tiempo para disfrutarlos.

Estrategias para compatibilizar bien vida laboral y familiar

5. Olvidarte de ti mismo

Si crees que ocupándote de todos los problemas de los demás te hará estar más tranquilo, cometes un grave error.

Si no te das tiempo para descansar lo suficiente, delimitar tus prioridades, y disfrutar de lo que haces, lo que lograrás es ganar un cúmulo de frustraciones, cansancio, debilidad y, a la larga, menor salud, lo cual te hará tener menos energía para poder ayudar a los demás cuando realmente lo necesiten.

Para evitar que esto te pase planea al menos una actividad diaria dedicada sólo para ti.

Tomar tiempo para ti equilibra tu vida y tu trabajo

Conclusión

Si tantas responsabilidades te agobian, es necesario que revises algunos hábitos en tu forma de asumir tu vida que pueden estar impidiendo que logres un equilibrio entre tu trabajo y el resto de tu vida. Para ello, debes evitar olvidarte de ti mismo, considerar tiempo para los imprevistos en las actividades que planificas, delimitar con claridad cada uno de tus espacios y respetarlos, delimitar las verdaderas urgencias y dejar de creer que eres un superhéroe.

Llevar estos consejos a la práctica no es tan sencillo, pero una vez que comiences con ellos, irás viendo los maravillosos beneficios que reportarán en tu vida de manera integral. ¡Disfrútalos!

 

Referencias

  • Sudakow, J. 8 Daily habits that are making your work-life balance goals unattainable. Para Inc [Revisado en Julio de 2018]