Entrenamiento en bloques Vs. periodización tradicional

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

La periodización tradicional es un concepto muy conocido y estudiado de la teoría del entrenamiento. Este tipo de planificación fue establecida en 1960 por científicos soviéticos para deportistas de alto rendimiento de la antigua Unión Soviética. Más tarde, se tomo como modelo de planificación para la programación del entrenamiento también en el mundo occidental (Issurin 2010). En los últimos 50 años, la ciencia del deporte ha acumulado nuevos conocimientos sobre el entrenamiento y esto ha ocasionado que el deporte internacional sufra un cambio drástico, sin embargo, el modelo tradicional de la periodización del entrenamiento no ha cambiado mucho desde las primeras publicaciones.

Hoy en día, los atletas compiten mucho más en comparación que en décadas anteriores y los deportistas tienen otras demandas propias del deporte profesional. Para seguir avanzando en el rendimiento, entrenadores y atletas han encontrado limitaciones e inconvenientes utilizando el modelo de periodización tradicional. La incapacidad de obtener rendimientos máximos en diferentes fechas durante la temporada de competición, inconvenientes utilizando programas de entrenamiento a largo plazo, obteniendo respuestas de entrenamiento no del todo esperadas y estímulos de entrenamiento insuficientes (Issurin 2008; 2010). En respuesta a estas limitaciones, algunos experimentos realizados por los entrenadores y los investigadores han llevado a crear alternativas a los programas de entrenamiento clásicos, el modelo en bloques es una de las opciones, que podríamos decir, se ha ido incorporando al deporte moderno.

El modelo de planificación en bloques utiliza mesociclos especializados, que se centran en el desarrollo de unas cuantas habilidades seleccionadas en un corto plazo de tiempo. En contraste al modelo tradicional que se centra en el desarrollo de muchas capacidades simultáneamente. El uso del modelo en bloques permite un estímulo de entrenamiento más grande que el modelo tradicional, lo que podría conducir a mejores adaptaciones (Issurin 2008).

¿Qué pasa con los esquiadores de fondo y los diferentes modelos empleados?

Los esquiadores de fondo suelen utilizar un modelo de entrenamiento de la resistencia basados en trabajos de alto volumen a baja intensidad y bajos volúmenes de intensidad media y alta (Gaskill et al 1999;. Vergès et al 2006;. Seiler y Kjerland 2006; Sandbakk et al 2011).

Sin embargo, Sandbakk et al. (2010) encontraron que los esquiadores de velocidad realizan demasiado entrenamiento de baja intensidad y media de lo recomendado para su especialidad. Esto puede sugerir que estas intensidades son factores importantes en la formación de base en una época de la temporada, pero quedaría por determinar como distribuirlo a lo largo de toda la misma. Sin embargo, un patrón que cada día esta más en auge es el de la utilización de un entrenamiento cada vez más intenso previo a la temporada de la competiciones, con menos intensidad baja y media y un aumento considerable del trabajo a alta intensidad.

Para los esquiadores profesionales, las limitaciones de la periodización tradicional son obstáculos para una mayor progresión de su rendimiento (Issurin 2010). El modelo de entrenamiento tradicional se caracteriza por el uso de largos periodos de tiempo para el desarrollo de objetivos de entrenamiento (García-Pallares et al. 2010). Otro inconveniente que se ha encontrado con este tipo de periodización tradicional son la fatiga excesiva y el aumento del riesgo de sobre entrenamiento que puede venir ocasionado por períodos prolongados de entrenamiento mixto (Lehman et al., 1997), una estimulación insuficiente de entrenamiento generada por el trabajo mixto y una incapacidad para alcanzar varios picos de forma durante una temporada. Todo esto conduce a un rendimiento no del todo optimo para las necesidades actuales (Issurin 2008; 2010).

Tratando de superar estas limitaciones en el programa de entrenamiento, se desarrollaron conceptos de periodización alternativos. El modelo de planificación en bloques ofrece un enfoque alternativo para la planificación de los atletas de alto rendimiento. La idea general entre los entrenadores, es emplear bloques de entrenamiento específicos. Estos bloques contienen una alta concentración de cargas de trabajo dirigidas a un pequeño número de habilidades específicas, lo que permite un estímulo de entrenamiento más concentrado (Issurin, 2008).

Alta intensidad vs baja intensidad para el desarrollo del VO2máx.

Treadmill

Hay muchos factores diferentes que determinan el éxito en un deporte de resistencia; tres factores (no los únicos) se han determinado como importantes para valorar el rendimiento en esquiadores de fondo. El consumo máximo de oxígeno (VO2máx), el umbral de lactato y la economía de esfuerzo (Pate & Kriska 1984). Los estudios más recientes apoyan este modelo (Bunc y Heller 1989; di Prampero et al 1986;. Helgerud 1994; Hoff et al 2002a.). El factor más importante es probablemente el VO2máx., considerado como el mejor indicador de la capacidad cardiorrespiratoria de un individuo (Åstrand et al 1964;. Saltin y Åstrand 1967; di Prampero 2003). Los esquiadores de fondo han registrado algunos de los valores más altos de VO2máx. jamás vistos (Ingjer 1991). Para obtener un rendimiento adecuado en el moderno esquí de fondo, la importancia del VO2máx en el alto rendimiento es incuestionable y se necesita un nivel muy alto de VO2máx (Saltin y Åstrand 1967; Losnegård 2012) para poder alcanzar resultados. Los esquiadores y de nivel mas alto tienen un mayor VO2máx. que los esquiadores de nivel inferior (Ingjer 1991; Sandbakk et al. 2011).

Conclusión

La organización del entrenamiento de resistencia en esquiadores de fondo utilizando un modelo de planificación en bloques puede dar mejores adaptaciones fisiológicas en comparación con la realización de una planificación tradicional durante un período de 5 semanas de entrenamiento empleando volúmenes similares de alta intensidad así como de baja intensidad, claro que esto es una idea y que su aplicación siempre estará sujeta a circunstancias propias de cada caso.

Referencias

  • Issurin V. (2010). New horizons for the methodology and physiology of training periodization. Sports Med. 40(3): 189-206.
  • Issurin V. (2008) Block periodization versus traditional training theory: a review. J Sports Med Phys Fitness 48(1):65-75.
  • Gaskill, S. E. Serfass, R. C. Bacharach, D. W. & Kelly, J. M. (1999). Responses to training in cross-country skiers. Med Sci Sports Exerc. 31 (8): 1211-1217.
  • Seiler, K.S. & Kjerland, G. Ø. (2006). Quantifying training intensity distribution in elite endurance athletes: is there evidence for an “optimal” distribution? Scand J Med Sci Sports. 16(1): 49-56.
  • Sandbakk, O. Holmberg, H. C. Leirdal, S. & Ettema, G. (2011). The physiology of world-class sprint skiers. Scand J Med Sci Sports. 21(6): 9-16.
  • Garcia-Pallares J, Garcia-Fernandez M, Sanchez-Medina L, Izquierdo M. (2010). Performance changes in world-class kayakers following two different training periodization models. Eur J Appl Physiol 110: 99-107.
  • Lehman, M., Lormes, W., Opitz-Gress, A., Steiacker, J. M., Netzer, N., Poster C. (1997). Training and overtraining: an overview and experimental results in endurance sports. J Sports Med Phys Fitness 37:717.
  • Pate, R. R., & Kriska, A. (1984). Physiological basis of the sex difference in cardiorespiratory endurance. Sports Medicine, 1, 87-98.
  • Bunc V. & Heller J. (1989). Energy cost of running in similarly trained men and women. Eur. J. Appl. Physiol. 59:178-183.
  • Helgerud J. (1994). Maximal oxygen uptake, anaerobic threshold and running economy in women and men with similar performances level in marathoners. Eur J Appl Physiol 68(2): 155-161.
  • Hoff J, Wisloff U, Engen LC, Kemi OJ,, Helgerud J. (2002b). Soccer specific aerobic endurance training. Br J Sports Med. 36(3): 218-221.
  • Saltin, B. & Åstrand, P. O. (1967). Maximal oxygen uptake in athletes. J Appl Physiol. 23(3): 353-358.
  • Losnegard T, Myklebust H, Hallen J. (2012). No differences in O2-cost between V1 and V2 skating techniques during treadmill roller skiing at moderate to steep inclines. Journal of Strength and Conditioning Research 26(5): 1340-1347.
  • Ingjer, F. (1991). Maximal oxygen uptake as a predictor of performance ability in women and men elite cross-country skiers. Scand J Med Sci Sports 1(1): 25-30.
  • Sandbakk, O. Holmberg, H. C. Leirdal, S. & Ettema, G. (2011). The physiology of world-class sprint skiers. Scand J Med Sci Sports. 21(6): 9-16.

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!