5 sencillos ejercicios con una pelota de estabilidad

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio 4,33 de 5)
Cargando…

Un gran error que solemos cometer en el gimnasio es pensar que sólo podemos y debemos hacer ejercicios con barras y mancuernas, pero nada más lejos de la realidad, a pesar de que los ejercicios con pesos libres son muy beneficiosos y efectivos para nuestro desarrollo muscular, encontramos muchos más materiales para poder trabajar nuestro cuerpo aportando más variedad y dinamismo a nuestros entrenamientos.

Uno de esos materiales lo solemos encontrar en los centros deportivos apilados en esquinas desconociendo la gran gama de ejercicios que podemos hacer con ellos, se trata de la pelota de estabilidad.

Esta pelota tiene la equivocada fama de que sólo puede ser usada por mujeres, pero es hora de eliminar por completo falsos mitos y creencias para aprovechar debidamente todo el material disponible con el fin de sacar el máximo rendimiento a nuestros entrenamientos.

Ejercicios con pelota de estabilidad

Vamos a ver cinco de los mejores ejercicios que podemos hacer con la pelota de estabilidad, trabajando tanto las piernas como el torso, con unos magníficos ejercicios que no entrañan dificultad y que tienen la ventaja de poder realizarse en casa al no requerir más que la pelota y nuestro propio cuerpo.

1. Sentadillas con pelota sobre cabeza

En este ejercicio trabajaremos tanto las piernas como los hombros, ya que combinaremos las tradicionales sentadillas con la posición final de un press militar.

La ejecución es sencilla, colocamos los pies un poco más separados que la anchura de los hombros, con las puntas de los pies ligeramente hacia fuera. Cogemos la pelota de estabilidad con los brazos paralelos y lo elevamos sobre la cabeza. Flexionamos las rodillas bajando nuestro cuerpo hasta formar un ángulo de 90 grados con las piernas, manteniendo siempre los brazos extendidos sobre la cabeza sujetando la pelota. Después volvemos a extender las piernas hasta llegar a la posición inicial.

Podemos utilizar un rango de repeticiones de entre 10 y 15 en cada serie.

Magnífico ejercicio con pelota de estabilidad

2. Sentadilla Wall con pelota

Seguimos haciendo uso de las sentadillas en este ejercicio, no en vano es uno de los mejores ejercicios que podemos hacer para desarrollar unas piernas y glúteos perfectos, no debiendo faltar nunca en nuestra rutina de entrenamiento.

Situamos la pelota de estabilidad apoyada en una pared y nos colocamos de espaldas ella, apoyando a la vez nuestros glúteos y lumbares sobre ella, adelantando un poco los pies, que estarán separados a la anchura de los hombros. Flexionaremos las rodillas mientras notamos que la pelota va girando sobre nuestra espalda, hasta que las piernas formen un ángulo de 90 grados, para después volver a subir el cuerpo hasta extender por completo las piernas.

Haremos igualmente entre 10 y 15 repeticiones por serie.

Desarrolla las piernas con la sentadilla wall

3. Curl femoral con pelota

Magnífico ejercicio para estimular los glúteos, femorales, abdominales y lumbares, ideal para moldear unas piernas tonificadas y estilizadas.

Nos tumbamos en el suelo, con los brazos perpendiculares al torso, con los talones y la parte baja de los gemelos apoyados en la pelota de estabilidad. Levantamos las caderas del suelo usando los brazos pegados al suelo para dotarnos de mayor estabilidad. Flexionamos las rodillas desplazando la pelota hacia los glúteos hasta que las piernas formen un ángulo de 90 grados. Extendemos las rodillas y volvemos a la posición inicial.

Lo ideal es realizar entre 10 y 12 repeticiones por serie.

Forja unos glúteos y femorales de escándalo

4. Flexiones con los pies sobre la pelota

Ahora vamos a involucrar la parte superior del cuerpo con un ejercicio tradicional y completo, las flexiones, al que añadiremos mayor dificultad al colocar los pies en una posición más elevada, en este caso la pelota, trabajando los pectorales, los hombros y los tríceps, entre otros músculos.

Ponemos las manos con las puntas de los dedos mirando hacia delante y una separación algo mayor que la anchura de los hombros. Colocamos los pies y los tobillos apoyados en la pelota de estabilidad. Flexionamos los codos hasta que nuestra barbilla se encuentre cerca del suelo para entonces extender los brazos y repetir la operación las veces que sean necesarias.

En este ejercicio haremos entre 8 y 10 repeticiones por serie.

Trabaja todo el torso con este ejercicio

5. Roll out

Estupendo ejercicio para desarrollar los brazos y el núcleo en el que mantendremos una constante tensión durante todo el ejercicio.

Nos colocamos de rodillas detrás de una pelota de estabilidad. Situamos las manos en una posición neutra, es decir, las palmas de las manos mirándose entre ellas, apoyadas sobre la pelota, apoyando también los antebrazos. Ejercemos presión hacia delante provocando que la pelota de desplace por nuestros brazos, mientras las rodillas se van extendiendo, hasta que nuestros tríceps se encuentren apoyados en la pelota, que es cuando retornaremos hasta la posición inicial deslizando los brazos sobre la pelota y flexionando las rodillas.

Haremos 10 repeticiones en cada serie de este ejercicio.

Trabaja los brazos y el núcleo con este ejercicio

Conclusión

Como habéis podido observar, estos sencillos ejercicios pueden beneficiarnos en nuestro camino a la construcción de un cuerpo fuerte y sano, por lo que os animo a que los probéis y experimentéis sus frutos.

Pero estos ejercicios son sólo una muestra de la gran variedad que existen, que podremos ver en próximos artículos.