5 ejercicios de relajación para dormir más rápido que te sorprenderán

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Hay noches en las que, por el motivo que sea, cuesta dormir. Incluso hay estudios que afirman que un 20% de la población española sufre insomnio o tiene problemas para conciliar el sueño a causa del estrés. Entre las principales causas que afectan al sueño están los problemas en el trabajo, los problemas económicos y los problemas sentimentales. Sin embargo, con unos ejercicios de relajación para dormir más rápido podrías dejar atrás ese insomnio que podría generarte, a la larga, problemas de salud.

Ejercicios de relajación para dormir más rápido

A continuación te explicamos los ejercicios de relajación para dormir más rápido que puedes poner en práctica desde ya. Te ayudarán a conciliar el sueño y a descansar mucho mejor.

1. Respiración profunda

La respiración profunda es una de las técnicas más sencillas que puedes poner en práctica y funciona realmente bien.

Para practicar la respiración profunda tendrás que sentarte o tumbarte de forma que estés cómodo. Después, coloca una mano sobre el pecho y la otra sobre el estómago. Cierra los ojos e intenta relajar todos los músculos de tu cuerpo. Evita tener alguna parte de tu cuerpo en tensión, en especial cara, mandíbula y cuello, ya que son zonas que tienden a estarlo.

Desde esta posición, coge aire muy lentamente y siente cómo tu abdomen se eleva. Aguanta la respiración unos segundos, exhala poco a poco y siente como el abdomen ahora va descendiendo. Repite el ejercicio de respiración concentrándote en el movimiento de tu abdomen y en la inhalación y exhalación.

Probablemente al principio te cuesta concentrarte y te distraigas con bastante facilidad. Es normal. Te recomendamos que hagas este ejercicio cada día hasta conseguir vaciar tu mente de distracciones.

2. Imagen guiada con música

La técnica de la imagen guiada con música es una de las más conocidas y también más utilizadas para momentos en los que dormir se vuelve muy complicado.

Ejercicios para dormir

Tendrás que sentarte en la cama y es muy importante que cuando lo hagas busques una postura que te sea cómoda y que estés tranquilo para conseguir relajarte. Para realizar el ejercicio es necesario que antes hayas escogido música o sonidos ambientales que te relajen. Pon en marcha la música y lleva a tu mente una imagen que te transmita paz. Puede ser un campo, un bosque, un atardecer… Cualquier imagen sirve siempre y cuando a ti te transmita tranquilidad y paz. Intenta recordar qué sientes cuando estás en ese lugar e intenta recordar su brisa, los olores, los sonidos… Todo.

Poco a poco notarás una tranquilidad dentro de ti que te hará relajarte, lo que se traduce en un ambiente perfecto para dormir y descansar.

3. Meditación

La meditación es una práctica muy antigua que sirve para relajar mente y cuerpo. Además, se ha demostrado que tiene numerosos beneficios para la salud. Sí que es cierto que hay diferentes tipos de meditación, por lo que a continuación te daremos unas instrucciones básicas para que puedas iniciarte en esta práctica de forma sencilla.

Tendrás que coger una postura que te sea cómoda y concentrarte en tu respiración. Si no logras concentrarte en la respiración también puedes intentar concentrarte en un conjunto de palabras. Es muy importante que el lugar que escojas para meditar sea tranquilo y haya pocas distracciones. Además, es importante que durante la meditación lleves una respiración lo más relajada posible.

Una de las características de la meditación es que no se prohíben los pensamientos, aunque es importante que no te dejes llevar por ellos. Deja que pasen, sin más.

Si estás interesado en la meditación, debido a que es una práctica bastante amplia, te aconsejamos que te apuntes a algunas clases para que te enseñen o utilices alguna aplicación móvil para hacerlo.

4. Yoga

El yoga, una práctica ancestral originaria de la India, es otra disciplina que puede ayudarte mucho a relajarte y a conciliar el sueño. Hay muchos estilos y muchos niveles, por lo que te aconsejamos que si no lo has practicado nunca te busques un profesor para que te guíe o puedes recurrir también a aplicaciones móviles o vídeos de Youtube.

Yoga para eliminar estrés y dormir mejor

El yoga conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Para conseguirlo se utilizan unas posturas físicas mientras se realizan unos ejercicios de respiración y meditación. Se ha comprobado que el yoga tiene numerosos beneficios para la salud física y mental. Además, reduce significativamente el estrés, por lo que podría ayudarte a dormir.

5. Relajación muscular progresiva

Llegamos al último ejercicio para dormir más rápido, la relajación muscular progresiva. Este ejercicio es muy sencillo y puedes hacerlo prácticamente en cualquier lugar, siempre que puedas sentarte cómodamente o tumbarte.

Cuando hayas cogido tu postura, tensa lentamente un grupo de músculos y después relájalo. Céntrate en esa tensión y relajación. Después pasa a otra zona del cuerpo. La tensión tiene que durar unos 5 segundos y la relajación unos 30. Te aconsejamos que empieces por los músculos de los pies, después sigue con el de las piernas y ve subiendo hasta llegar al cuello y a la cabeza. También puedes hacerlo al revés, lo que te vaya mejor.

Cuando hayas recorrido todo tu cuerpo te sentirás mucho más relajado y enseguida serás capaz de conciliar el sueño.

¿Por qué dormir es importante?

Si sufres insomnio o tienes problemas para dormir, te aconsejamos que pongas en práctica estos ejercicios de relajación para dormir más rápido lo antes posible. Si decimos esto es porque no dormir puede tener consecuencias sobre la salud.

En primer lugar, un cerebro cansado es un cerebro que no funcionará correctamente. De hecho, las personas que duermen menos horas son mucho más torpes mentalmente que aquellas que consiguen tener un sueño de calidad. Esto significa que, si no duermes correctamente, muy probablemente cometerás muchos más errores que una persona que sí haya dormido.

Cómo dormir bien y rápido

Pero no dormir puede generar otros problemas que pueden ir desde la obesidad a enfermedades cardiovasculares. Incluso se ha comprobado que el riesgo de padecer un infarto cerebral es mayor dentro de las personas que no tienen un sueño de calidad o duermen muy pocas horas. También aumenta las posibilidades de sufrir hipertensión y se debilita el sistema inmunitario.

Dormir, entonces, es tan necesario como comer de una forma saludable si se quiere gozar de un buen estado de salud.

Conclusiones

Si detectas que no duermes correctamente o que tu sueño no es de calidad te recomendamos poner en práctica lo antes posible los ejercicios que te hemos enumerado. Y es muy importante que el sueño sea de calidad. Con esto queremos decir que para que realmente sirva de algo dormir, será necesario pasar por todas las fases del sueño.

Si los ejercicios de relajación para dormir más rápido no te ayudan, entonces te recomendamos que acudas a tu médico para tratar el problema. Porque, a menudo, para encontrar la causa, es necesario hacer un análisis físico y mental del paciente. Eso sí, siempre te aconsejamos que antes de acudir al médico intentes relajarte a través de ejercicios para conseguir dormir sin necesidad de recurrir a medicación, la cual puede inducirte a un sueño bastante artificial que tampoco te ayudaría. Y si decimos esto es porque, en general, los médicos suelen recetar pastillas para dormir cuando un paciente presenta problemas de este tipo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.