Cómo corregir tu postura

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cualquier cosa que puedas hacer para mejorar tu postura, por muy pequeña que sea, pueden marcar la diferencia a la hora de evitar dolor cuando estás de pie, sentado o incluso tumbado.

La mayor mentira jamás contada es que haciendo ejercicio te asegurarás de que tu cuerpo nunca volverá a dolerte. Es cierto que un entrenamiento planeado de forma inteligente puede ayudarte enormemente para prevenir lesiones y para sentirte bien. Pero todo el trabajo duro que hagas en el gimnasio puede quedarse en nada si no cuidas de ti mismo fuera de la sala de pesas, ya que tu postura puede hacerte más daño de lo que crees.

Algo que he escuchado una y otra vez es que muchas personas sienten algún tipo de dolor constantemente. El motivo es obvio: pasamos mucho más tiempo fuera del gimnasio que dentro del gimnasio. De ese tiempo que estamos fuera del gimnasio, la mayoría lo pasamos o bien de pie, sentados (o atados a un escritorio, mejor dicho) o tumbados. Nuestro objetivo es conseguir minimizar nuestra actividad muscular y el estrés desequilibrado a lo largo de nuestras extremidades.

A continuación recogemos una serie de directrices dirigidas a que tu cuerpo adopte una posición más eficiente y a ayudarte a corregir tu postura sin tener que pasar tiempo extra en el gimnasio.

cómo corregir tu postura corporal

Las mejores maneras de corregir tu postura

1. De pie

1.1 Posición correcta

  • Tus pies deben apuntar directamente hacia delante o, en su caso, ligeramente hacia fuera.
  • Tu peso debe estar distribuido de forma uniforme a lo largo de todo tu pie. Asegúrate de que no te estés apoyando más en un lado que en otro, dado que en ese caso un pie estará soportando más peso que el otro.
  • Tus tobillos, rodillas, caderas, hombros y orejas deben estar alineados.

1.2 Fallos frecuentes

  • Peso desplazado hacia delante, de modo que no se distribuye el peso de forma uniforme por todo el pie.
  • Que un pie o pierna soporte más peso que el opuesto.
  • La parte alta de tu espalda está curvada.
  • Tu cabeza está situada más a delante que tu columna vertebral, de modo que no están perfectamente alineadas.

1.3 ¿Cómo corregirlos?

Da tres saltos pequeños y rápidos (sí, puede que quede un poco raro en una fiesta por la noche, así que ten una buena historia preparada para cuando te pregunten). Aunque te parezca extraño, los saltos deberían ayudarte a alinear tus pies y a reestablecer tu equilibrio, consiguiendo además colocar tu cuerpo en la postura ideal.

posición de pie correcta

2. Sentados

2.1 Posición correcta

  • Mantén los pies tocando íntegramente el suelo y mirando hacia delante (o ligeramente hacia fuera).
  • Tus caderas deberían formar un ángulo de 90 grados.
  • Tu peso debería estar distribuido uniformemente entre ambos glúteos.
  • Las caderas, hombros y orejas deben estar alineados.
  • Tu cara y tus ojos deben estar orientados hacia delante.

2.2 Fallos comunes

  • Cruzar una pierna sobre la otra.
  • Que un lateral de nuestro cuerpo soporta más peso que el otro.
  • Espalda alta curvada.
  • Tu cabeza está situada más a delante que tu columna vertebral, de modo que no están perfectamente alineadas.
  • Mantener los brazos sueltos.

2.3 ¿Cómo corregirlos?

Sitúa los dos pies en el suelo, levanta tus brazos por encima de la cabeza y después bájalos mientras dirige tus codos hacia abajo y atrás. El mantener los brazos en alto te ayudarán a estirar tu columna vertebral, y empujando tus hombros para atrás debería ayudarte a abrir tu pecho y a evitar esa posición curvada.

dolor mientras estamos sentados

3. Tumbados

3. 1 Posición correcta

  • Tumbados en un costado de nuestro cuerpo, de modo que nuestros hombros, caderas, rodillas y tobillos estén apilados justo debajo del opuesto.
  • Rodillas y caderas ligeramente dobladas.
  • Tobillos, caderas, hombros y orejas alineados.
  • Posición correcta de la almohada: debajo de nuestra cabeza, entre nuestros brazos y entre nuestras rodillas.

3.2 Fallos comunes

  • Tumbarse boca abajo o de espaldas, haciendo que nuestro cuello no esté alineado con nuestra columna.
  • Tumbarse en un costado de nuestro cuerpo con un hombro y/o cadera orientado relativamente hacia el lado opuesto.
  • Tumbarse en un costado adoptando la posición que tendría un feto.
  • Tumbarse en un costado, pero manteniendo el cuello demasiado alto o demasiado bajo.

3.3 ¿Cómo corregirlos?

Durante una semana, intenta irte a dormir apoyándote sobre un costado de tu cuerpo, manteniendo la almohada entre tus piernas. Así, entrenarás a tu cuerpo a dormir en la posición adecuada, mejorando al mismo tiempo la calidad de tu sueño.

evitar dolores mientras estamos tumbados

Conclusión

Es importante señalar que si bien es cierto que algunas posturas son más recomendables que otras, la mejor postura es ir cambiando de postura. Es decir, el objetivo no es mantenerte en una misma postura durante horas y horas, sino que, por ejemplo, estar un tiempo sentado pero al menos cada hora levantarte.

Referencia

  • Borstein, A. How to Fix Your Posture. Para Bornfitness.com [Revisado en Enero de 2016]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario