5 consejos sobre visualización para nadar más rápido

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Mucho sucede durante el transcurso de tus carreras de natación. Más aún sucede durante tus entrenamientos. Incontables vueltas en la alberca, horas interminables siguiendo una línea negra en el fondo de la piscina y demasiadas madrugadas en las que has tenido que levantarte temprano para sumergirte en una pileta fría. Después de todo, ese sacrificio es indispensable para encontrar ventajas competitivas que nos ayuden a vencer de manera contundente a nuestros rivales.

Desde muy pequeño aprendí a visualizar mis carreras. Mi entrenadora me enseñó bien. Las repasaba una y otra vez, hasta el punto que mentalmente podía ver las graderías llenas de espectadores y distinguir el olor del cloro emanando de la piscina. La técnica de la visualización es una herramienta poderosa que al ser bien utilizada puede mejorar significativamente tus resultados en la competición.

Esta técnica consiste en realizar un ensayo mental de todos los aspectos de la carrera, con el objetivo de programar tu cerebro para que el día de la competición tu cuerpo pueda repetir de manera automática lo que ensayaste mentalmente.

Hoy te mostramos 5 maneras para que puedas dominar la técnica de la visualización y logres mejoras importantes en los resultados durante tu próxima gran carrera.

visualización carrera de natación

5 consejos para visualizar tus carreras y nadar más rápido

1. La práctica no te hace perfecto, pero te ayuda a mejorar

Más que una técnica, la visualización debe ser considerada una habilidad. Es un aspecto de tu preparación que debes practicar con frecuencia. Puedes iniciar con tan sólo unos pocos minutos al día, practicando durante tus calentamientos antes de entrenar, por las noches antes de dormir o en cualquier momento que te encuentres en un ambiente silencioso.

Mientras más ensayes más fácil se tornarán las sesiones y más claramente podrás imaginar el resultado que persigues.

2. Enfócate en resultados positivos

¿No te parece ésto obvio? En lo que respecta a visualización de carrera, la realidad es que es más fácil dicho que hecho. Habiendo utilizado esta técnica por años, puedo atestiguar lo frustrante que puede ser que los pensamientos se desvíen fuera de tu control. Incontables han sido las ocasiones en las que iba progresando de manera positiva durante la sesión de visualización, para luego perder el control de mis pensamientos repentinamente cuando mi cerebro empezaba a dudar sobre los resultados que buscaba.

Este tipo de eventos sucederán, lo que debes tratar es imaginarte sobresaliendo en situaciones adversas. En un principio encontrarás cierta dificultad en controlar tus pensamientos. A veces podrás encontrar un lugar donde no haya ruido, cerrar tus ojos e intentar imaginar la trayectoria de tu carrera considerando la mayor cantidad de detalles, pero en lugar de imaginarte realizando una salida perfecta o una porción sub-acuática como los mejores del mundo, los pensamientos que llegan a tu cabeza son de algún trabajo que tienes pendiente o sobre lo que tienes planeado para el fin de semana.

Para volver a aclarar tu mente, cada vez que esto suceda, detén la sesión y reenfócate de nuevo en los detalles.

visualización competiciones de natación

3. La magia está en los detalles

Podrías repetir cientos de veces en tu cabeza la mejor carrera de tu vida, pero si deseas llevar tu visualización al próximo nivel, debes dirigir tu atención a estas 4 áreas:

3.1 Aquello que ves

El aspecto físico del agua. Tus competidores. La pizarra electrónica. Los oficiales caminando al borde de la piscina. Absolutamente todo lo que puedas ver.

3.2 Los sonidos

El sonido del sistema de salidas. La algarabía del público. Cómo suena el agua cuando pasa por tus oídos. Hasta el sonido que emites cuando expulsas aire después de cada respiración.

3.3 Lo que sientes

Percibe cómo el gorro que llevas puesto se aprieta alrededor de tu cabeza. Siente cómo las gafas se acomodan a alrededor de tus ojos. Hazte consciente sobre cómo tus manos agarran el borde del bloque de salida, sintiendo la superficie rugosa del mismo en las palmas de tus manos. Cuando vayas nadando siente la viscosidad del agua cuando tu mano entra frente a tu cabeza.

3.4 Conecta todos los elementos

Si deseas mejorar las posibilidades de lograr una exitosa sesión de visualización, debes intentar conectar todas las imágenes, sonidos y sentimientos. La algarabía de tocar la pared y mirar a la pizarra electrónica reflejando una marca mejor de la que esperabas. Ver y escuchar a tus entrenadores y compañeros de equipo felicitarte por la obtención de tu meta.

Todas esas respuestas emocionales y momentos de éxito harán que puedas dominar bien la técnica de la visualización. Las imágenes que entrarán en tu mente serán mucho más claras. Esto te ayudará a programar tu carrera de tal manera que cuando llegue el momento de físicamente ejecutarla, tu cerebro podrá reproducir fácilmente lo que ya ha aprendido.

cómo visualizar tu carrera de natación

4. Incrusta señales

En un inicio, será difícil que puedas imaginar todos los detalles claramente. Pero hay ciertos aspectos que puedes experimentar antes de la carrera. Ponerte de pie en el bloque de salida y sentir la superficie del mismo bajo tus pies. Escucha con detenimiento el sonido característico de la señal de salida y la algarabía del público. Utiliza estas sensaciones como marcadores que puedas usar durante tus sesiones de visualización.

5. Crea una rutina personalizada

Como ya mencioné más arriba, la visualización es una habilidad; una que debe ser incluida dentro de tu preparación, así como los estiramientos y los calentamientos. El poder de la visualización reside en que una vez te lances al agua a competir, tu cerebro pueda reproducir de manera automática lo que ya has visto repetidas veces en tu mente.

Debes acostumbrarte a realizar una sesión diaria de visualización, en especial cuando empiecen a acercarse las competiciones importantes. A veces no es necesario que tu rutina de visualización ocupe mucho tiempo. En ocasiones, 1 o 2 minutos podrían funcionar bien si sigues un patrón que ya hayas perfeccionado.

Desarrolla una rutina de visualización bien ensayada e incluye esta habilidad como parte principal de tu preparación de carrera.

Conclusión

Los aspectos mentales son los más difíciles que los atletas logran dominar. Muchas anécdotas existen sobre atletas que han llegado a los eventos más importantes como deportistas habiendo completado la mejor preparación de sus vidas, sólo para ver sus sueños derrumbarse porque no pudieron controlar los aspectos psicológicos característicos de las competiciones deportivas.

La práctica incansable de los detalles de carrera, fuera del agua y de manera imaginaria, será la clave para que cuando te subas al bloque de salida ninguno de tus competidores pueda intimidarte y logres alcanzar las marcas que siempre soñaste.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.