Coaching nutricional: controla tu dieta

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los desórdenes nutricionales se han convertido hoy en día en un mal común que afectan a numerosas personas sin importar su estrato social. Si bien se cree que esta condición es causada por comer en exceso, la realidad es que los desórdenes dietéticos se pueden desencadenar por diferentes situaciones biológicas o emocionales y pueden llegar a ser tan graves que afectarían la vida misma.

Los desequilibrios nutricionales se originan por afecciones mentales (emocionales) y estos suelen desencadenarse de diferentes maneras. Este tipo de condiciones suelen ser complicadas de tratar, ya que las mismas implican dietas que en muchas ocasiones no se cumplen a cabalidad. Afortunadamente en el mercado se pueden encontrar excelentes software para nutriólogos los cuales optimizarán los procesos tanto en el control de dietas como en las gestiones administrativas y comunicación con los clientes.

Principales tipos de desórdenes nutricionales

Existen numerosos tipos de trastornos dietéticos aunque los más usuales son:

Anorexia Nerviosa

Las personas anoréxicas tienden a saltarse las horas de comida o mienten al decir que ya comieron previamente. Los síntomas más característicos de esta condición son:

  • Grasa corporal baja
  • Poseen una piel y pelo deteriorado
  • Eventualmente tienden a sufrir fallos en órganos importantes

Es importante señalar que si bien, este tipo de desorden alimenticio no suelen ser habituales, son considerados como los más peligrosos, ya que esta condición tiene una tasa muy alta de mortalidad en cuanto a trastornos mentales se refiere. En cuanto a las consecuencias que pueden desencadenar esta condición tenemos:

  • osteopenia u osteoporosis
  • anemia
  • Estreñimiento severo
  • Daño cerebral
  • Daño a la estructura y función del corazón

Bulimia Nerviosa

Las personas con este tipo de desorden alimenticio se provocan el vómito cada vez que comen y justifican su acción alegando “problemas gástricos”. Al contrario de los anoréxicos, las personas bulímicas pueden comer normalmente o, inclusive, en exceso por lo que estas bien pueden tener un peso normal, sobre peso o falta de peso. A la larga, las personas bulímicas pueden desarrollar úlceras gástricas.

Este trastorno puede provocar una serie de reacciones negativas a la salud tales como:

  • Inflamación y dolor de garganta crónico
  • ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico) y otros problemas gastrointestinales
  • Deshidratación severa por la purga
  • Glándulas salivales inflamadas en el área del cuello y la mandíbula
  • Úlceras

Atracones de comida

Se trata de uno de los desórdenes nutricionales más comunes al día de hoy, sobre todo en los Estados Unidos. Generalmente esta condición se presenta en personas que sufren de ansiedad o estrés y se trata de comer en exceso, sobre todo, alimentos procesados con un bajo nivel nutricional (chucherías y comida rápida). Un síntoma característico de las personas que sufren por atracones de comida es que luego de comer en enormes cantidades, sienten culpa, pena, vergüenza, angustia o depresión.

Este tipo de trastorno pueden producir los siguientes problemas de salud:

  • Obesidad
  • Problemas con la presión arterial
  • Afecciones cardiovasculares

Anorexia Atlética

Son las personas que se obsesionan por los ejercicios a tal punto de que se muestran muy preocupadas sobre como van a quemar las calorías que consumen en cada comida. También tienden a desarrollar un fanatismo excesivo por alimentos sin gluten y orgánicos. Generalmente estas personas suelen durar horas trotando al terminar de comer algún plato.

A la larga, este desorden nutricional puede causar los siguientes problemas:

  • Pérdida muscular y debilidad
  • Sensación de frío todo el tiempo debido a una baja en la temperatura interna del cuerpo
  • Sentirse cansado todo el tiempo

Tipos de tratamientos más usados ante estos trastornos

Dependiendo del trastorno que tenga la persona y sus antecedentes, se determinará el tratamiento a seguir. Ahora bien, independientemente de la dieta a seguir, el tratamiento por lo general se suele acompañar de:

  • Psicoterapia a fin de que la persona reconozca su condición y cambie su modo de pensar
  • Monitoreo alimenticio constante
  • Asesoría nutricional para que la persona coma de manera adecuada y saludable
  • Dependiendo del grado de afección mental, se suele recomendar el uso de medicamentos antidepresivos o ansiolíticos.

Usar la tecnología como un centro de nutrición

Las soluciones en la nube son una perfecta aliada para llevar un control dietético eficiente en los pacientes y a su vez, optimizar los procesos administrativos que estos generan. Con un software para centros nutricionales se pueden realizar múltiples tareas de manera automatizada tales como:

  • Elaborar planes y recetas nutricionales para los diferentes tipos de desórdenes dietéticos. Esto permitirá ofrecer de manera rápida y oportuna, los tratamientos dietéticos a seguir dependiendo del trastorno que presenta el paciente.
  • Se pueden agendar y optimizar los turnos para las diferentes citas y consultas nutricionales
  • Permite establecer diferentes canales de comunicación a fin de mantener el feedback con el cliente
  • El nutricionista puede realizar consultas en línea a través de videoconferencias. Con ello también se agilizan las terapias grupales o familiares en caso de que algún miembro no pueda asistir personalmente a la cita
  • Se pueden realizar facturaciones personalizadas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario