Es posible que estés saboteando tu dieta

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Como dice la teoría, nuestro organismo necesita ingerir más cantidad de comida a medida que el esfuerzo físico es mayor. Sin duda es la excusa perfecta para muchos perezosos a la dieta de no hacer ejercicio, y no sentirse culpables al final de comer más. Pues es hora de que los holgazanes a las dietas escuchen este consejo y empiecen a tomar medidas, porque un nuevo estudio descubrió que la vieja expresión podría ser nada más que un mito.

Según un estudio de la The Brigham Young University demostró que el ejercicio no provoca un aumento del apetito e incluso puede reducir nuestros antojos. Cuando los participantes del estudio no ejercieron ningún tipo de prueba física, sus ondas cerebrales respondieron ante las imágenes de alimentos con más fuerza que cuando se presentaron con las mismas imágenes después de 45 minutos de ejercicio.

Esto sugiere que la dieta y el ejercicio van cogidos de la mano. Al parecer, nuestro organismo ya sabe esto y cuando ejercemos una vida saludable a través del ejercicio, no sólo ganamos músculo, sino que también el cerebro «elimina» algunos malos hábitos alimenticios como los antojos. Es como si todo funciona en armonía.

Las mujeres que participaron en este estudio lo hicieron en una cinta corredora, pero imagínate llevar esto a un nivel superior. Es hora de la verdad y hacer un esfuerzo épico. Aquí están algunas ideas que te ayudarán.

Senderismo

Como un supresor del apetito. Si eres un apasionado/a de la naturaleza, el aire libre y caminar, el senderismo será para tí un magnífico ejercicio. Puedes sentir ganas de comer después (o durante) una larga caminata, pero no es el tipo de atracones de comida que te das después de holgazanear todo el día enfrente la televisión.

los beneficios del senderismo

Baile Aeróbico

Para aumentar el metabolismo y reducir los antojos: Si alguien te ofreció una píldora mágica que prometía una mayor reducción del metabolismo y el apetito, seguro que la tomarías, ¿verdad? Bueno, en lugar de tomar una píldora mágica inexistente, para conseguir tus metas, sube a la pista de baile y menea tus caderas. Cuarenta y cinco minutos de baile aeróbico sí es magia, además de divertido y pasártelo en grande con tus amigos.

Kickboxing

Una manera diferente para salir de la adicción a la comida. ¿Alguna vez has notado que cuando te tomas un descanso de un ejercicio regular, sientes que quieres sentarse y no hacer nada? Lucha contra el impulso de volver a caer en la rutina de oso perezoso haciendo algo que te gusta, como «patear el trasero» a eso saco de boxeo del gimnasio. Además de descargar adrenalina y tensión, después de algún tiempo, te darás cuenta de que el músculo está desplazando a la grasa, y los antojos están cayendo en el olvido.

Y no olvides que 1 hora de ejercicio al día alargará tu vida, tu buen humor y ganas de vivir.

Referencias

  • Deborah Enos ‘Can Exercise Sabotage your Diet? para Lifescience [Revisado en Septiembre de 2015]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario