Leche de camella: riesgos y beneficios

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Es improbable que la leche de camella compita con la de vaca en las estanterías a corto plazo, sin embargo, se ha convertido en una mercancía muy buscada. Algunos expertos señalan que entre sus propiedades están el combatir enfermedades como la diabetes y el cáncer- También es más fácil de digerir que la leche de vaca, por lo que es popular entre los intolerantes a la lactosa.

Aunque la FDA ha aprobado el consumo de leche de camella en los Estados Unidos, las importaciones están restringidas y solo hay alrededor de 3.000 camellos en todo el país.

Todo lo que debes de saber sobre la leche de camella

1. ¿Cuál es la composición nutricional de la leche de camella?

De acuerdo con la Food and Drug Administration de los Estados Unidos, que regula el etiquetado de alimentos a través de la Ley Nacional de Etiquetado y Educación, cada 100 gramos de leche de camella tienen 48 calorías, 17 de ellas proveniente de sus 2 gramos de grasa, que representa un 3% de los requerimientos diarios.

También contienen 6 mg de colesterol, 63 mg de sodio, 3g de azúcares, 3 g de proteínas, y cubre 2% de los requerimientos diarios de vitamina A, 15% de calcio, 5% de vitamina C y 1% de hierro.

información nutricional de la leche de camella

2. ¿Cuáles son los riesgos de consumir leche de camella?

2.1 Ingerirla en forma no pasteurizada

Uno de los riesgos principales de la leche de camella es que se consume principalmente en forma no pasteurizada. El Instituto de Medicina de San Luis para la Naturaleza (ICM) estudió el consumo de leche de camella en el norte de Kenia, donde alrededor del 10 por ciento de la gente bebe la leche de camella no pasteurizada, exponiéndose a una serie de agentes patógenos de origen animal.

El estudio encontró una mayor prevalencia de bacterias patógenas en la leche de camella que en ovejas y ganado vacuno. En Kenia, este aumento del riesgo correspondió con un aumento del uso de camellos como animales domesticados, según el informe. De este modo, los especialistas no recomiendan en ningún caso la leche no pasteurizada, sea cual sea el animal de donde provenga.

2.2 Virus MERS

El virus que causa el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) se ha encontrado en la leche de camella. Los resultados fueron de un grupo de investigadores del Consejo Superior de Salud de Qatar; Ministerio del país de Medio Ambiente; Médico Erasmus en Rotterdam, Países Bajos; y el Instituto Nacional Holandés para la Salud Pública y Medio Ambiente. Si bien no había ninguna conexión específica entre un mayor riesgo de MERS y el consumo de leche de camello cruda, advirtieron sobre el consumo de la versión sin pasteurizar del producto.

riesgos de la leche de camella

3. ¿Cuáles son los beneficios de consumir leche de camella?

La investigación ha demostrado que la leche de camella podría ser útil para las personas con diabetes tipo 1, alergias alimentarias, hepatitis B y otras enfermedades autoinmunes.

Otros estudios han demostrado que el consumo de leche de camella aumenta la producción de enzimas antioxidantes, disminuyendo así el estrés oxidativo en el cuerpo.

3.1 Mejora de la diabetes

Una investigación de la revista Diabetes Research and Clinical Practice demostró que la leche de camella podría ser un complemento al tratamiento con insulina, pues mejora el control glucémico a largo plazo y podría reducir la dosis de insulina en pacientes con diabetes tipo 1.

3.2 Mejora de alergias alimentarias

En un pequeño estudio de ocho niños con alergias alimentarias publicadas en el Diario de la Asociación Médica de Israel, se encontró que la leche de camella ayuda al sujeto a superar las alergias alimentarias graves, que eran principalmente relacionadas con la leche vacuna.

riesgos de la leche de camella

3.3 Obtención de beta caseína

La leche de camella -al igual que la leche de cabra- contiene beta caseína A2. La mayor parte de la leche producida en los Estados Unidos vienen de vacas Holstein y Friesian, que originan leche con beta caseína A1 en lugar de beta caseína A2.

La beta caseína A1 se descompone en un péptido opioide llamado beta-casomorfina-7 (BCM-7). Se ha demostrado que el BCM-7 puede suprimir el sistema inmunológico, causar inflamación en el tracto gastrointestinal y contribuir a la formación de arterioesclerosis. También se ha implicado en el desarrollo de la diabetes de tipo 1.

3.4 Leche baja en grasa

Nutricionalmente, la leche de camello es ligeramente más baja en grasa total y grasa saturada, pero igual a la leche de vaca en el total de calorías y proteínas. La leche de camella también tiene más hierro y vitamina C que la leche de vaca.

Referencias

  • Kim Ann Zimmermann. Camel Milk: Nutrition Facts, Risks & Benefits. Para Livescience.com [Revisado en Febrero de 2016]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario