Los increíbles beneficios de las semillas de chía

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las semillas de Chía parece que son uno de los alimentos más saludables del planeta. Están llenas de nutrientes que pueden llegar a tener grandes beneficios para el cuerpo y para el cerebro. No solo hablamos de un alimento que estaría bien añadir a tu dieta, si no de una auténtica fuente de la salud.

Aquí vamos a ver hasta 11 beneficios diferentes para la salud, los cuales se apoyan en estudios humanos.

11 beneficios de las semillas Chia

1. Son ricas en nutrientes y contienen pocas calorías

Las semillas Chía son pequeñas semillas negras que proceden de la planta Salvia Hispánica, que se encuentra relacionada con la menta. Esta planta es nativa del Sur de América

Las semillas de Chía fue en su día una gran fuente de alimentación tanto para la cultura maya como Azteca. Eran codiciados debido a que proporcionaba energía, de hecho “chia” es la palabra más antigua de origen maya que significa “fuerza”

A pesar de toda su trayectoria, es un ingrediente básico en la dieta, solo que hasta ahora no había sido reconocida en la comida moderna. En los últimos años ha ido aumentando su popularidad y ahora la consume una gran cantidad de personas de todo el mundo, conscientes de su salud.

Una onza (que equivaldría a 28 gramos) de semillas chía, contiene:

  • Fibra: 11 gramos.
  • Proteína: 4 gramos.
  • Grasa: 9 gramos (5 de las cuales son los Omega-3).
  • Calcio: 18% de la CDR (Cantidad Diaria Recomendada)
  • Manganeso: 30% de la CDR.
  • Magnesio: 30% de la CDR.
  • Fósforo: 27% de la CDR.

También es rico en zinc, la vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2.

Realmente esto es impresionante si tenemos en cuenta que todo esto se encuentra en una onza, la cual te aporta solo 137 calorías y un gramo de hidratos de carbono fácilmente digerible.

Entre nosotros, 1 onza equivale a 28 gramos o bien aproximadamente 2 cucharadas. Es interesante, ya que si restamos la fibra, ya que no supone calorías para el cuerpo, las semillas chía realmente solo contiene 101 calorías por onza.

Lo que la convierte en una de las mejores fuentes del mundo en material de nutrientes, caloría a caloría. Pero es que, encima las semillas de chía es un cereal integral, de origen orgánico, no está modificada genéticamente y no contiene gluten.

2. Son ricas en antioxidantes

Lo más importante es que los antioxidantes combaten la producción de radicales libres, que pueden llegar a dañar las moléculas de las células y que produce el envejecimiento o el desarrollo de otras enfermedades como el cáncer.

Existen en internet varios apuntes que señalan a la semilla de Chía como un alimento que tiene más antioxidantes que los arándanos, aunque no ha sido posible encontrar ninguno estudio que lo verifique.

3. Son ricas en fibra

Realmente si nos fijamos, la onza solo tiene 12 gramos de carbohidratos. Sin embargo, 11 de ellos es todo fibra, las cuales el cuerpo no llegar a digerir. Esto se debe a que la fibra no eleva el azúcar en sangre por lo que no requiere de insulina para digerirlo, por lo que no lo tomamos como carbohidrato.

Realmente solo contiene 1 gramo de carbohidrato por onza, es muy bajo. Esto hace que Chía sea un alimento bajo en carbohidratos. La fibra que contiene hace que pueda absorber hasta 10 o 12 veces su peso en agua, lo que hace que sea suave para el estómago.

Por lo que teóricamente, esto debería ayudarte digerir mejor e incluso a digerir menos calorías en los alimentos. La fibra además alimenta a las bacterias intestinales, lo cual ayuda a proteger a tu organismo.

4. Son ricas en proteínas de gran calidad

Las semillas contienen una gran cantidad de proteínas, el 14% de su peso son proteínas. Que en comparación con otras plantas, es un porcentaje elevado.

Además contiene una gran cantidad de aminoácidos esenciales, lo que hace que nuestro cuerpo sea capaz de aprovecharlo. Las proteínas tiene todo tipo de beneficios para la salud. Es el nutriente que más ayuda en la dieta, con diferencia.

Un alto consumo de proteínas logra que reduzcas tu apetito, además se ha demostrado que también ayuda a que disminuyan tus ganas de comer en un 60%, así como hasta un 50% en comidas de entre horas por la noche.

5. Pueden ayudarte a perder peso

Muchos expertos afirman que así es,  ya que la fibra absorbe grandes cantidades de agua a través del estómago. Lo que debería mejorar la digestión. Por lo que la semilla Chía puede ayudarte a perder el apetito y reducir el peso, aunque hoy en día no existe un experimento científico que lo demuestre.

Aunque si bien es cierto, un estudio demostró que las semillas Chía ayudan a reducir el apetito (aunque sin efectos en la masa corporal). Para ello se cogieron a 90 personas con sobrepeso, se les suministró 50 gramos de semillas Chía durante 12 semanas y no tuvo ningún cambio significativo en el peso.

En otro estudio de 10 semanas, con 62 mujeres, las semillas de chía no tuvieron efecto sobre el peso corporal, pero sí aumentó la cantidad de Omega-3 en sangre.

Es poco probable que añadir semillas Chía afecte a tu peso, aunque personalmente creo que es un buen suplemento, ya que llevar a cabo un régimen, es más que añadir o quitar alimentos, hay que verlo en su conjunto, teniendo en cuenta tanto el sueño como el ejercicio que se lleva a cabo.

Si lo combinas con una dieta saludable llena de alimentos saludables, y acompañándolo con un buen estilo de vida, las semillas de Chía si pueden ayudarte a perder peso.

Bajando de peso

6. Contienen omega-3

Las semilla de Chía es rica en ácido omega-3, de hecho contiene más incluso que el salmón. Sin embargo, es importante recordar que los Omega-3 son en su mayoría AAL (ácido alfa-linolénico), por lo que no es tan beneficioso como pensamos.

AAL necesitan transformarse en formas activas, como EPA y el DHA, antes de que pueda ser aprovechado por el cuerpo.

Desgraciadamente, las personas no somos capaces de convertir el AAL en formas activas por nuestra cuenta. Por lo que, lo que aporta las plantas de Omega-3 es inferior a lo que aporta el pescado. Estudios han demostrado que las semillas de Chía (sobretodo si han sido molidas) pueden aumentar los niveles en sangre del AAL y del EPA, pero no del DHA, lo que resulta ser un problema.

Por lo que al no proporcionar DHA (que es el más importante para la grasa Omega-3), creo que las semillas de Chía están excesivamente valoradas como fuente de Omega-3. Por lo que para conseguir el DHA que tanto tu cuerpo como tu cerebro necesitan, come pescado con regularidad, aceite de pescado o toma un suplemento de DHA si eres vegetariano o vegano.

7. Podría proteger frente a infartos

Esto ha sido probado en varios estudios, sin embargo los resultados obtenidos no han resultado ser concluyentes. En dos estudios, una dieta a base de semillas de Chía, proteína de soja, avena y nopal, ha demostrado que puede reducir el colesterol LDL y los triglicéridos, aumentar el colesterol HDL y reducir la inflamación.

El problema es que para llevar a cabo estos estudios, se usaron más de un ingrediente, por lo que no es concluyente. Aunque si bien es cierto, estudios en los que se usaron ratas, demostraron que las semillas de Chía disminuye los triglicéridos, aumenta el  HDL (el colesterol bueno), redujo las inflamaciones, así como la resistencia a la insulina.

Por lo que en definitiva, es posible que las semillas Chía puedan mejorar ciertos indicadores de riesgo, pero no tendrá un efecto significativo a menos que se acompañe con otros cambios saludables.

8. Son buenas para los huesos

Las semillas contiene un alto nivel de nutrientes que son importantes para la salud de nuestros huesos. Esto incluye tanto el calcio, fósforo, magnesio o las proteínas.

El contenido en calcio, realmente es impresionante ya que equivale al 18% de la CDR en una simple onza. Por lo que en comparación con otros alimentos lácteos, tiene una fuerte concentración de calcio.

9. Pueden lograr mejoras para los diabéticos

Hasta ahora, la mejor aplicación que se le ha dado a las semillas de Chía, son en pacientes con diabetes tipo ll.

En este estudio, 20 pacientes diabéticos recibieron tanto 37 gramos de semillas de Chía, como 37 gramos de trigo, durante 12 semanas. Cuando empezaron a suministrarles las semillas de chía, vieron mejoras en varios factores importantes para la salud.

La presión arterial se redujo en 6.3 mm/Hg y un marcador inflamatorio llamado hs-CRP se redujo en un 40%. Un factor de riesgo llamada vWF también se redujo en un 21%. Había también una pequeña gota de azúcar en sangre, pero no fue significativa.

Al ser altas en fibra, parece plausible que pudiesen ayudar a reducir los picos de azúcar en la sangre después de las comidas, aunque esto debe ser confirmado en estudios.

10. Pueden mejorar el rendimiento físico

La leyenda dice que los aztecas y los mayas utilizaban las semillas de chía para aumentar el rendimiento en el día a día. Hay un estudio reciente que sugiere que este puede ser eficaz .

Se llevó a cabo un estudio con 6 participantes cargados de carbohidratos, ya sea mediante Gatorade o bien una mezcla de Gatorade con semillas de Chía (en la misma proporción). Les hicieron correr una hora en la cinta, seguido de 10 km que fueron cronometrados. No hubo diferencias entre los dos grupos.

Por lo que se pudo ver que al sustituir el Gatorade o parte de él por semillas de Chía no redujo el rendimiento de los atletas, por lo que se concluye que las semillas Chía pueden tener alguna utilidad, en especial en eventos relacionados con la resistencia.

mejora tu rendimiento

11. Son fáciles de añadir a la dieta

Es cierto que las semillas son sosas, por lo que puedes añadirle algo que le de sabor. Se pueden comer crudas, bañadas en jugo o añadiéndolas a papillas, postres o cualquier producto horneado. O bien echarlo por encima de yogures, verduras o incluso platos de arroz.

Debido a su capacidad para absorber el agua y la grasa, por lo que se pueden usar para preparar salsas o bien funcionar como sustitutos del huevo en las recetas. O mezclarlo con agua y convetirlo en una especie de pasta.

Si estás interesado/a en adquirir estas semillas en Amazon puedes encontrarlas con miles comentarios por parte de los clientes. Parece ser que son fáciles de tolerar, aunque si no estás acostumbrado a comer una gran cantidad de fibra esto puede tener una serie de efectos negativos en materia digestiva.

La cantidad usualmente ingerida es de 20 gramos (lo que equivaldría a 1 cucharada y media) dos veces al día. Es un alimento demasiado bueno como para no plantearte añadirlo a tu dieta.

Referencias

  • Kris Gunnars, One Of The Healthiest Foods In The World Is A Tiny Black Seed From South America. Para Business Insider [Revisado en Septiembre de 2015].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario