3 razones para consumir más carbohidratos y calorías por la noche

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Muchas personas, especialmente aquellas que están cuidado su peso mediante dietas especiales suelen declararse enemigos jurados de las calorías y los carbohidratos luego del almuerzo.

Es una creencia común que, al ingerir este tipo de alimentos bien entrada la tarde, pueden producir efectos negativos en el cuerpo como un aumento no deseado de las grasas en el organismo o dificultades en la digestión.

Sin embargo, esto puede no ser del todo cierto. Por ello, exponemos 3 razones que harán cambiar a más de uno sus hábitos alimenticios luego de que caiga la noche, especialmente cuando se habla de estos grupos alimenticios.

Cómer más carbohidratos por la noche

3 razones para consumir carbohidratos por la noche

1. Tenemos un instinto natural por cenar comidas completas

El hombre por naturaleza siente una necesidad increíble de comer comidas muy completas en la cena; esto es un hábito que existe desde los tiempos antiguos cuando el hombre ocupaba el día en actividades relacionadas a la supervivencia y era en la noche, en un refugio seguro, donde podía comer a sus anchas todo lo que capturaba o recolectaba durante el día.

En un estudio realizado en el 2011 por el diario Obesity  se solicitó a un grupo de estudio que consumiera su mayor cantidad de carbohidratos diarios durante la cena mientras que a un segundo grupo se les diseñó una dieta donde consumían estos alimentos a lo largo del día. El resultado fue una gran diferencia en pérdida de peso y barriga por parte del primer grupo en comparación con el segundo. ¿La razón? El número de calorías ingeridos por cada uno.

3 razones para consumir carbohidratos por la noche.

2. El cuerpo necesita carbohidratos por la noche

Los días cuentan con 24 horas en las cuales distribuimos nuestras diferentes actividades, incluyendo las comidas; muchos intentan mantenerse lejos de las comidas completas utilizando la estrategia de comer alrededor de 6 comidas pequeñas durante el día en contraste con las 3 comidas fuertes clásicas que siempre hemos consumido.

Sin embargo, esto puede ser contraproducente ya que al combinar este patrón alimenticio con ejercicio de alto rendimiento (especialmente si se hace en la noche) causa que el cuerpo reponga las energías quemadas utilizando las reservas de carbohidrato,s y no de masa muscular. También es importante considerar el período de 12 horas que usualmente existe entre la cena y el desayuno donde el cuerpo debe generar energía, por lo que es importante darle una buena dosis de calorías nocturnas para este espacio de tiempo.

Sí guardamos las comidas ricas en carbohidratos para la noche (como las patatas dulces o el arroz integral) y dejamos las frutas dulces, ricas en fibra para el día, es posible quemar la grasa del cuerpo de manera eficiente y consistente.

Efectos de comer por la noche carbohidratos

3. La psicología del apetito

Como hemos mencionado antes, muchos de los patrones de deseo relacionados con el  apetito están vinculados a los hábitos del hombre antiguo. Un claro ejemplo es la necesidad de comer en grandes cantidades cuando nos sentimos seguros. Esta sensación está relacionada con el hogar, ya que es allí donde podemos relajarnos y prepararnos apropiadamente para las actividades que enfrentaremos el día siguiente, tal como en la antigüedad.

Es por este motivo que es más fácil para el ser humano realizar pequeñas comidas durante un día lleno de tareas diferentes y luego darse una gran cena como recompensa por la pequeña dieta que se ha impuesto durante el día, generando una efecto positivo a nivel psicológico en la persona.

No obstante, es común que luego de consumir comidas completas en grandes cantidades, las personas sientan la necesidad de detenerse, descansar y dormir para procesar mejor los alimentos. Esto sucede ya que comer libera serotonina en el cerebro, lo cual genera una sensación de bienestar acompañada de un deseo casi incontrolable por dormir.

Por esta razón es recomendable dejar las comidas pesadas para un par de horas antes de dormir, de tal modo que el sueño sea placentero y profundo. Para lograr este efecto se recomienda consumir frutas, vegetales o incluso frutos secos durante el día, dejando las comidas ricas en proteínas y carbohidratos para la comodidad del hogar.

Razones relacionadas a la psicología para comer en la noche

Conclusión

Estos tres pequeños consejos pueden tener un gran impacto a la hora de construir una dieta ideal para un ritmo de vida rápido que incluya rutinas de ejercicio sencillas o un ritmo de vida acelerado; siempre es importante considerar los instintos humanos a la hora de hacer el plan de comidas diario, teniendo en cuenta las cifras como las horas en se consumen los alimentos así como las cantidades netas de carbohidratos y proteínas. Finalmente, manejar la psicología del apetito es crucial para asegurar que la dieta sea beneficiosa para el cuerpo y la mente.

Referencias

  • Miyaki, N. 4 Reasons to Eat more Carbohidrates (And Carbs) at night. Para Livestrong [Revisado en Junio, 2017].