Consejos y trucos para incorporar semillas a tu dieta de forma fácil

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las semillas son alimentos que cuentan con una gran cantidad de nutrientes como son el Omega 3, el hierro o la fibra, entre otros. El hecho de incorporar semillas en tu dieta te aportará múltiples beneficios, como por ejemplo reducir el colesterol o mejorar el funcionamiento de tu aparato digestivo. Por ello, no dudes en incorporar este superalimento en tus platos. En cuanto a la forma más saludable de consumir semillas, los especialistas recomiendan tomarlas crudas, ya que si las tostamos o calentamos pierden parte de los minerales y vitaminas que contienen. A continuación, te contamos cómo incorporar semillas a tu dieta de manera sencilla y algunos de los beneficios que aportan a tu salud. ¡Comenzamos!

Cómo incorporar semillas a tu dieta de una forma sencilla.

Consejos sobre cómo incorporar semillas a tu dieta

Semillas de chía

Las semillas de chía, a pesar de su minúsculo tamaño, aportan a nuestro organismo múltiples beneficios. Este superalimento es perfecto para incluirlo en platos como las ensaladas. Simplemente, espolvorea una cucharada de estas semillas sobre tu ensalada, y a disfrutar.  Asimismo, puedes incluirlas en alimentos como el yogur o los batidos, o molerlas y añadirlas al café. Como dato a conocer, estas semillas aportan hasta siete veces más omega 3 que el pescado azul, por lo que ¡no dudes en introducirla en tus recetas!.

Semillas de calabaza

La pepita de calabaza, rica en magnesio y omega 3, cuenta con múltiples propiedades que benefician el funcionamiento de nuestro organismo. Estas semillas son perfectas para tomarlas solas, como snack. Si lo prefieres, también combinarán muy bien en tus ensaladas o cremas de verduras. Además, si te gusta la repostería, una buena forma de comer estas semillas es añadirlas a tus bizcochos o en el pan. ¡Aportarán a tus platos un toque muy especial!.

cómo incorporar semillas a tu dieta

Semillas de quinoa

La quinoa es un superalimento que proviene de América del Sur. En los últimos años, la quinoa se ha popularizado y cada vez más gente la consume, ya que cuenta con muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo. Esta semilla es rica en hierro, proteínas y fibra. Además, es un alimento muy saciante, por lo que es perfecto para incluirlo en dietas que buscan perder peso. La quinoa se caracteriza por ser un alimento muy fácil de digerir. Además, es muy versátil y puede ser utilizada en muchos platos. Puede consumirse fría, en ensaladas o como alternativa del arroz. Mezclando esta semilla con verduras y pollo, te quedará un plato muy sabroso y nutritivo.

Semillas de lino

Las semillas de lino cuentan con un alto contenido en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 , los cuales nos ayudan a mantener controlados los niveles de colesterol.  Puede ser consumida de distintas formas. Puedes molerla y añadirla a la mayonesa o la mostaza para dar más sabor a una ensalada o una tosta. También puedes añadirlas al yogur o en kéfir.

Semillas de amapola

Estas semillas se extraen del interior de la cápsula de la amapola. Las semillas de amapola destacan por su alto contenido en vitamina B y fósforo, por lo que son perfectas para personas deportistas o estudiantes. Pueden consumirse de forma sólida, en zumos, en yogur, sopas y postres. También podemos añadirlas como aderezo de carnes y pescados, aportando a estos platos más valor nutricional. Y, por último, podemos tomarlas también en infusión.

buena forma de incorporar semillas a tu dieta

Semillas de cáñamo

Estas semillas activan el metabolismo de nuestro cuerpo y fortalecen nuestro sistema inmune por su alto contenido en edestina. La semilla de cáñamo suele tomarse cruda. Son perfectas para introducir en tu desayuno, mezcladas con muesli y frutos rojos. Asimismo, combinan muy bien con alimentos como el huevo, siendo un ingrediente perfecto para introducir en tortillas o revueltos.

Semillas de sésamo

Estas semillas nos aportan, principalmente, calcio,zinc, fibra, hierro y fósforo. El sésamo es el acompañante perfecto para platos como el tataki de atún o el hummus. También se puede añadir a las ensaladas o a las tostadas con aguacate.

Semillas de girasol

Las tradicionales pipas son muy sabrosas y perfectas para acompañar cualquier aperitivo o reunión de amigos o como snack. Son ricas en vitamina E, que actúa en nuestro cuerpo como antioxidante. Asimismo, las semillas de girasol contiene gran cantidad de fibra, favoreciendo en tránsito intestinal. Debemos señalar que, las semillas de girasol tienen un contenido calórico alto. No obstante, las calorías que recibe nuestro cuerpo por consumir esta semilla son buenas; pero, aún así, no es recomendable abusar de su consumo.

En definitiva, incorporar semillas a tu dieta es muy buena idea, por lo que no dudes en acompañar tus comidas diarias con ellas. Cada vez son más los especialistas en nutrición que inciden en ello, puesto que se consigue un aporte energético y nutricional mucho mayor con tan solo un puñado de semillas. Te animamos a probar los beneficios de incorporar semillas a tu dieta, lo que te permitirá afrontar las actividades diarias con mayor rendimiento y mejorar el funcionamiento de tu organismo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.