¿Cómo afecta la cafeína al sistema inmunológico?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El café es el verdadero acompañante de muchas personas por las mañanas y les permite comenzar el día con un impulso. Sin embargo, la cafeína tiene sus desventajas, como la posibilidad de aumentar el impacto físico y mental del estrés en tu organismo.

Esto puede ser perjudicial por distintos motivos, entre ellos, que el estrés crónico cause desequilibrios hormonales, llevando a que el sistema inmunológico tenga inconsistencias y se aumente el riesgo de desarrollar infecciones y enfermedades como cáncer. Por ello, beber demasiado café puede ser peligroso a largo plazo, aunque nadie te advierta al respecto.

En este sentido, trataremos de explicarte cómo afecta la cafeína al sistema inmunológico.

¿Cuáles son los efectos de la cafeína en el cuerpo?

Efectos de la cafeína en tu cuerpo

La cafeína aumenta la actividad cerebral al inhibir la adenosina, el cual es un neurotransmisor que se encarga de bajar los niveles de otros neurotransmisores y mantenerlos dentro de sus limitaciones.

Por otro lado, la cafeína también estimula el sistema nervioso que es responsable de actuar ante una situación de lucha o huida. Durante la decisión de esa respuesta, las hormonas de estrés como el cortisol liberan las reservas de grasa y azúcar del cuerpo en modo de preparación para la ejecución física de dicha respuesta.

Qué efectos tiene la cafeína en el cuerpo

Estrés y el sistema inmunológico

La respuesta ante una situación estresante es importante para la supervivencia, pero cuando esta persiste puede ocasionar distintos problemas como altos niveles de azúcar en sangre, colesterol y triglicéridos elevados, al igual que la supresión del sistema inmunológico.

Tu sistema inmunológico es el responsable de reconocer y destruir patógenos como bacterias, hongos y virus, al igual que eliminar las células dañadas. Esto debe hacerlo por dos motivos: en el caso de que existan lesiones y células con comportamiento anormal, o en el caso de que haya celúlas que puedan causar cáncer.  

Existen diversas investigaciones para denotar la relación de la cafeína con el cortisol. Uno de ellos, evidenció que las personas que tomaron 3 ingestas de 250 mg de cafeína experimentaron la liberación de mayores niveles de esta hormona como respuesta al estrés tanto físico como mental. Y, como sabemos, los niveles elevados de cortisol en tu organismo tienen la habilidad de impedir que el sistema inmunológico combata infecciones (Lovallo, Farag, Vincent, Thomas y Wilson, 2006).

Relación de la cafeína con el estrés

Consumo de cafeína recomendado

Es verdad que se han notado mejoras en la salud cuando las personas reducen su consumo de cafeína, por lo cual nuestra recomendación es limitar su ingesta a 200 miligramos por día o aproximadamente 2 tazas diarias de café.

Sin embargo, si todavía insistes en beber más que esa dosis y superas los 500 miligramos diarios, podrías experimentar efectos secundarios provenientes de la función del sistema nervioso. Algunos de ellos pueden ser insomnio, nerviosismo, irritabilidad, problemas digestivos, ritmo cardíaco acelerado y temblores musculares.

La cafeína afecta al sistema inmune

Conclusión

Para los amantes del café puede ser un poco difícil cambiar esta bebida por una sin cafeína, pero es gratamente beneficioso para tu cuerpo si lo haces. Al comienzo será problemático, pero si reduces tu dosis gradualmente será más llevadero.

Otras alternativas saludables como los batidos de frutas y vegetales están a tu plena disposición si deseas probarlos.

Referencias

  • Chris, D. How Caffeine Affects the Immune System. Para Livestrong. [Revisado en Enero de 2020].
  • Lovallo, W. R., Farag, N. H., Vincent, A. S., Thomas, T. L. y Wilson, M. F. (2006). Cortisol responses to mental stress, exercise, and meals following caffeine intake in men and women. Pharmacology, Biochemistry and Behavior. doi: 10.1016/j.pbb.2006.03.005
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario