Cómo mejorar la salud de tu cerebro

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

En las últimas décadas las investigaciones han revelado algunos de los mecanismos que hacen de la actividad física un arma valiosa en la lucha contra el deterioro cognitivo, la depresión, el Alzheimer y el Parkinson. Uno de esos mecanismos, es la producción de factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC), que es una proteína que promueve la función cerebral y estimula el crecimiento de nuevas neuronas.

Cualquier ejercicio puede aumentar los niveles de FNDC en el cerebro, pero algunos son más eficaces que otros. Aunque se necesita más investigación, los especialistas han comenzado a proponer algunas recomendaciones generales para desarrollar programas de entrenamiento que contribuyan a lograr este objetivo. Conoce estas 7 maneras de aumentar los niveles de FNDC y que puedes incorporar a tu rutina.

7 maneras de estimular a tu cerebro

1. Encuentra algo con lo que disfrutes

Una observación importante hecha por los investigadores es que el ejercicio voluntario es más estimulante que una actividad forzada. Se ha demostrado que el ejercicio voluntario induce a un aumento del FNDC y otros factores de crecimiento. Además será más probable que practiques regularmente una actividad que disfrutas, lo que significa que obtendrás más beneficios para tu cerebro.

2.  Arriesgate un poco

Si practicas una actividad que implica un cierto nivel de riesgo usarás más de tu cerebro y generarás más FNDC. A menudo, este tipo de actividades te harán adquirir habilidades motoras complejas lo que también aumenta la producción de FNDC. Algunos ejemplos son el montañismo o el surf con remo.

Surf con remo

3. Haz ejercicio diariamente

Los investigadores han encontrado que el ejercicio diario es más eficaz que las actividades intensas menos frecuentes. Por ejemplo, en lugar de correr 10 kilómetros los domingos, intenta dividir esos kilómetros a lo largo de la semana. 5 carreras de 2 kilómetros serán más beneficiosas para tu cuerpo y tu cerebro.

4. Agrega sprints a tu rutina

Los estudios han demostrado que el entrenamiento por intervalos permite obtener más beneficios en cuanto a la producción FNDC. Añadir un par de sprints de dos minutos al correr, puede aumentar la producción de FNDC y tener un efecto positivo sobre la función cerebral general.

5. Practica habilidades motoras complejas

La mayoría de estudios sobre el FNDC se han realizado con ratas de laboratorio, sin embargo, gran parte de los conocimientos adquiridos se pueden aplicar a la población humana. En un estudio realizado en la Universidad de Illinois, se encontró que las ratas que practican habilidades motoras complejas produjeron más FNDC que las ratas que sólo realizaron ejercicios aeróbicos en una rueda.

Esto significa que tendrás mayores beneficios si incluyes en tu rutina alguna actividad que involucre coordinación, agilidad y elementos reaccionarios. Por ejemplo, podrías practicar artes marciales, gimnasia, tenis o montañismo.

Además de mejorar las habilidades motoras, estas actividades pueden proporcionar variedad y evitar el aburrimiento.

artes marciales para estimular el cerebro

6. Participa en actividades de grupo

La estimulación sensorial proporcionada por otras personas obliga a las neuronas a adaptarse haciendo nuevas conexiones. Investigadores del Centro para la Enfermedad de Alzheimer de la Universidad de Rush encontraron que las personas que se sienten solas tienen el doble de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Por esto es recomendable que te unas a un equipo, contrates a un entrenador personal, o entrenes con un grupo de amigos.

entrenar en grupo estimula el cerebro

7. No te quedes encerrado

Aunque se necesitan más estudios para confirmar una relación entre el aire libre y los niveles de FNDC, se sabe que el entorno natural tiene un impacto en la actividad física y el cerebro. El sol y la vitamina D pueden contribuir que hayan niveles más altos de FNDC, según investigadores holandeses. El ejercicio al aire libre, especialmente en áreas verdes tranquilas, puede afectar el flujo de sangre en el cerebro y reducir el estrés, un factor importante en la función cerebral y la salud física general. Esto también alivia muchos síntomas de depresión, que se han relacionado directamente a FNDC.

Conclusión

La próxima vez que vayas al gimnasio o salgas a correr, recuerda que no sólo vas a fortalecer tus músculos, sino también tu cerebro. Además, como el ejercicio se convierte en un hábito, tu cuerpo se adaptará volviéndose más eficiente en la producción de FNDC y otros factores de crecimiento importantes para la salud del sistema nervioso central.

Referencia

  • Maggie Morehart, BDNF basics: 7 ways to train your brain. Para Breaking Muscle. [Revisado en diciembre de 2015]

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!