¿Cómo motivar a una persona a hacer ejercicio?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Uno de los principales problemas en el mundo del entrenamiento y del ejercicio físico es el sedentarismo. Esto es realmente preocupante ya que ese estado conlleva un alto riesgo de padecer infinidad de enfermedades. En muchas ocasiones, no realizar ejercicio físico se debe a diferentes motivos y uno de ellos es la falta de motivación. Conocer como afrontar esta situación es realmente útil ya que generar adherencia al ejercicio físico genera un estado de vida saludable a nivel psico-físico.

No se ha de olvidar que el componente psicológico que influye en el entrenamiento es vital, por ello, ciertas técnicas te ayudarán a estar motivado para hacer ejercicio y mantener su práctica de forma regular.

¿Cómo obtener la motivación suficiente para entrenar?

7 claves para motivarte a hacer ejercicio

1. Incluye el ejercicio en tu calendario

Para subir una gran y larga escalera se ha de empezar por el primer escalón. En este sentido, organizar durante la semana los días en los que vas a realizar ejercicio te va ayudar a que tu inconsciente preste atención a esta tarea y así incluirla como una acto prioritaria durante la semana. Además es importante que planifiques el horario en el que realizarás ejercicio, de este modo te comprometerás contigo mismo a realizarlo.

2. Entrena con alguien

Comenzar a aprender algo nuevo es realmente difícil si se realiza única y exclusivamente solo. Por ello, empezar a entrenar con tu pareja o un amigo o un familiar es una idea excelente que te ayudará a generar adherencia al plan de entrenamiento. Piensa que el ser humano es un ser social y el hecho de realizar ejercicio físico con alguien es probable que te ayude a generar más empatía y con ello menos miedo a comenzar a realizar ejercicio físico.
Cómo generar motivación para hacer ejercicio

3. Aprovecha cada momento de tu día

La excusa más difundida, común e injustificable es que no se dispone de espacio temporal para realizar ejercicio físico. Lo cierto es que nuestro cerebro es muy listo y trata de buscar, a través de su extensa red neuronal, infinidad de excusas para autojustificar que no es tan importante o necesario realizar ejercicio físico.

Hasta ahora la Organización Mundial de la Salud recomendaba 150 minutos de ejercicio físico moderado a la semana o 74 minutos de ejercicio intenso, pero recientemente en un estudio espectacular se ha demostrado que de forma cuantitativa correr 10 minutos todos los días a baja velocidad (10km/h) puede aumentar la esperanza de vida hasta en 3 años (1).

4. Si no te gusta, no lo hagas

Algo que no te gusta no te va ayudar a generar adherencia. Es muy común que mucha gente no acuda al gimnasio porque no les gusta, y esto es totalmente comprensible. Sin embargo, no es excusa para no realizar ejercicio físico. ya que se pueden encontrar infinidad de opciones como correr, hacer remo, montar en bici, saltar a la comba o cualquier otro deporte.

No olvides que, a nivel psicológico, ejecutar una actividad con la que vas a disfrutar genera sensación de bienestar a través de distintas hormonas como la oxitocina, promoviendo asimismo adherencia a dicha actividad.

¿Cómo adherirse a un programa de entrenamiento?

5. Sé positivo

Para estar motivado hay que ser positivo. Es imposible estar motivado y a la vez pensar de forma negativa.

Trata de pensar que vas a comenzar algo nuevo, que tu cerebro se va a beneficiar, que estás invirtiendo en tu salud, que estás mejorando tu calidad de vida, que estás aumentando tu auto-estima, que estás disfrutando lo que haces y que aunque no sepas como hacerlo, aprenderás y mejorarás. Trata de ver más allá de que el ejercicio físico es sufrimiento, dolor y sudor. De hecho, hacer deporte puede ser divertido, alegre y facilitar que disfrutes de un buen ambiente junto con otras personas que compartan tus intereses.

6. Contrata un entrenador/a personal

Tener un entrenador personal conlleva infinidad de beneficios. Piensa que un buen entrenador personal ha de ser capaz de transmitir de modo óptimo todos los consejos anteriores para generar adherencia al ejercicio. Además el o ella te ayudará y enseñará a aprender algo nuevo algo diferente mediante sus conocimientos en la temática provocando que no exista rechazo al ejercicio o miedo, ya que te sentirás más seguro y facilitará que incluyas el entrenamiento como un estilo de vida.

Contratar un entrenador personal para motivarte

Referencia

  • Lee DC. Pate RR. Lavie CJ. Sui X. Church TS. & Blair SN. (2014). Leisure-time running reduces all-cause and cardiovascular mortality risk. J Am Coll Cardiol,  5;64(5):472-81.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario