Efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El coronavirus ha generado un importante impacto en la sociedad, ya que ha obligado a los sectores económicos a adaptar o paralizar sus actividades. En este sentido, los trabajadores dependientes e independientes pueden sufrir de ansiedad, estrés, desesperanza o angustia al no tener estabilidad económica y social. Por tal motivo, pueden presentarse variados efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental de las personas. ¡Conoce cuál es el impacto psicológico del coronavirus y la paralización de actividades!

Consecuencias de los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental

Principales efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental

El coronavirus puede afectar el estado de ánimo de las personas al verse obligadas a adaptar sus hábitos.

Inseguridad y estrés

Uno de los principales efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental es que fomenta el estrés. De esta forma, la inseguridad de mantener un empleo, reducción de ingresos, adaptaciones laborales forzadas o cambios de vivienda pueden generar inquietud. Además, las personas que viven en pisos alquilados pueden sufrir de ansiedad por el riesgo permanente de desalojo de la vivienda.

Igualmente, la incertidumbre puede generar angustia y desesperanza, y afectar considerablemente el estado de ánimo y productividad diaria de una persona. Asimismo, permanecer durante mucho tiempo confinado con otras personas puede generar conflictos por la tensión o estrés y afectar las relaciones interpersonales.

Estrés producido por el coronavirus

Frustración

Otro de los efectos derivados del coronavirus sobre la salud mental es la frustración que se puede sentir al percibir cambios bruscos en el entorno. Además, recibir una menor remuneración por nuevas modalidades de trabajo, o la pérdida del empleo, pueden ocasionar depresión y desesperación. Por consiguiente, puede generar rivalidades laborales o afectar las relaciones entre compañeros o jefes.

Problemas de autoestima

El confinamiento, pérdida de empleo y los retrasos de proyectos personales pueden afectar el estado de ánimo de algunas personas. Por tal motivo, se pueden presentar problemas de identidad, sensación de inferioridad o aislamiento social para evitar el fracaso.

En este sentido, uno de los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental es el impacto sobre la autoestima. Por consiguiente, las personas pueden sentirse menos importantes en su entorno, generando ansiedad, estrés y depresión.

Cambios de conducta y vicios

Como consecuencia de los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental, muchas personas pueden sufrir cambios en su conducta. De esta forma, estos factores pueden afectar de forma diferente a cada persona, haciéndola más pasiva o agresiva en su entorno para sentirse protegida.

Como consecuencia, estos cambios pueden generar trastornos mentales y promover la violencia, comportamientos antisociales y el consumo de drogas o alcohol. Por tal motivo, puede ser necesario la ayuda de psicólogos o médicos especialistas para controlar estos cambios de temperamento al sentirse agobiado.

Cambios en la conducta por los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental

Malestar personal y social

Por la disminución de la productividad, la economía general se ve afectada, por lo que es necesario aplicar políticas restrictivas para controlar los recursos disponibles. Además, por la crisis económica y social pueden colapsar los sistemas de salud y generar malestar o disgustos en la sociedad por el difícil acceso a los servicios.

De igual forma, al no poder realizar las actividades cotidianas, sean deportivas, culturales o académicas, algunas personas se sentirán sofocadas. Por consiguiente, no todos se adaptarán a las modalidades online, ya que pueden sentir necesario el contacto cercano con otras personas. En este sentido, los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental pueden ser negativos y afectar el bienestar de las personas.

Desequilibrio en el descanso

Debido a la reducción de las actividades diarias, el confinamiento puede ocasionar que las personas duerman durante un mayor tiempo. No obstante, por los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental, el descanso no siempre es de calidad.

Por tal motivo, las personas pueden sufrir de agotamiento y ansiedad al no dormir lo suficiente y pensar en los problemas en su entorno. De esta forma, pueden sentirse cansadas todo el día y reducir su productividad.   

Efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental por grupos de personas

El COVID-19 y la crisis económica puede afectar a grupos de personas específicos, ya que pueden ser excluidos.

Niños y adolescentes

Este es uno de los grupos de personas más afectados, ya que por lo general les gusta socializar con otras personas. Además, por la crisis económica en su núcleo familiar, pueden sufrir de ansiedad y cambios bruscos de humor, afectando sus relaciones interpersonales.

Efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental de los niños y adolescentes

Jóvenes de entre 18 y 24 años

Por lo general los jóvenes son los más susceptibles a sufrir de depresión y ansiedad al tener que aislarse de su entorno. Además, por el riesgo de perder sus empleos por tener una menor experiencia pueden sufrir de estrés y desesperanza. Por consiguiente, al ser más sensibles a los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental, son los que tienen más pensamientos negativos.

Adultos mayores

Los adultos mayores suelen tener una mayor adaptabilidad a los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental, ya que tienen una mayor estabilidad. Por consiguiente, al tener más ahorros y prestaciones sociales pueden sufrir de menos ansiedad y estrés. No obstante, esto dependerá del estatus económico de la persona, sus hábitos y su salud mental y general.

Problemas ocasionados en la sociedad por el coronavirus

Personas sin empleo o estabilidad laboral

Debido a la paralización de la economía, las personas que están en búsqueda de un nuevo empleo, o tienen uno inseguro, pueden sufrir de estrés y ansiedad al no tener estabilidad. Por consiguiente, este es uno de los grupos que más sufre de desesperanza por los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental

Personas diagnosticadas con problemas de salud mental

Debido a sus antecedentes médicos, las personas con problemas de salud mental preexistentes suelen ser los más afectados por el impacto del coronavirus. En este sentido, pueden sufrir más ansiedad, depresión, desesperanza y pánico.

Personas con discapacidad

Las personas con discapacidad suelen tener más restricciones en las crisis, ya que pueden ser consideradas vulnerables. Por consiguiente, se les puede dificultar más conseguir empleo, afectando su estabilidad mental y generándoles ansiedad, desesperanza y estrés.

Personas racializadas

Este es uno de los grupos más discriminados por el impacto del coronavirus, ya que suelen ser excluidos. Además, pueden sufrir desigualdades de beneficios sociales y económicos, así como racismo. De esta forma, suelen sufrir más de ansiedad, desesperanza, depresión y estrés. Por tal motivo, son uno de los grupos más afectados por los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental.

Discriminación por orígenes del coronavirus

Aprendizaje de la crisis económica de 2008

Gracias al aprendizaje de los efectos de la crisis económica del año 2008, actualmente se tienen investigaciones que ayudan a predecir los daños de una nueva recesión. Por tal motivo, se puede actuar más eficientemente para reducir los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental.

De esta forma, se han podido desarrollar programas especiales de atención social para apoyar a las personas en condiciones críticas, como aquellas sin empleo o problemas financieros. En este sentido, ha sido aminorado el impacto que han podido generar estos factores relacionados al coronavirus.

Igualmente, con el avance de la tecnología y la experiencia existente, se ha podido mitigar el impacto sanitario y optimizar los tratamientos médicos. De esta forma, se puede reducir la ansiedad y desespero, aunque en algunos casos los sistemas de salud igual han colapsado.

Aprendizaje de los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental

Reincidencia de los efectos de la crisis económica

Los efectos de la crisis económica, el confinamiento y la COVID-19 sobre la salud mental de las personas pueden ser mayores en aquellos que sufrieron el impacto de la crisis de 2008. Esto debido a que probablemente aún estén superando la experiencia anterior, por lo que los eventos derivados del coronavirus pueden representar una sensación amarga.

Igualmente, por la baja productividad por el coronavirus y las caídas de las bolsas de valores y el precio del petróleo, los impactos económicos durante poco tiempo pueden generar ansiedad. Por tal motivo, es importante para las naciones desarrollar estrategias para controlar el impacto económico y enfocarse en la salud mental de su población.

No obstante, gracias al conocimiento adquirido de las crisis económicas y de salud anteriores, en la actualidad se puede tener una mayor concienciación de los riesgos. En este sentido, aunque los daños económicos han sido importantes, se han podido controlar significativamente. Además, en muchos países se han desarrollado programas especiales en las redes sociales para ofrecer asistencia médica y disminuir los problemas de salud mental derivados de la COVID-19.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.