5 efectos secundarios de entrenar todos los días

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cuando nos comprometemos a hacer ejercicio, se busca obtener los resultados deseados y no nos permitimos perder la motivación ni la disciplina. Pero, a veces, tendemos a llevar esto un poco lejos.

Si estamos en el gimnasio, o conocemos a personas que hacen ejercicio, seguramente sepamos de casos de algunas que lo hacen todos los días, porque su cuerpo se ha adaptado a la actividad y piensa que obtendran resultados más rápido.

Sin embargo, la realidad es muy distinta a lo que se cree. Hacer ejercicio todos los días de la semana puede tener ciertos efectos secundarios de los que no somos conscientes.

Vemos cuáles son los principales riesgos de hacer ejercicio todos los días. Una vez que los conozcamos, podremos ser más conscientes y entender la importancia de dejar que nuestro cuerpo se recupere.

Riesgos de hacer ejercicio todos los días

Efectos secundarios de entrenar todos los días

La experiencia de Geoff Tripp, reconocido entrenador personal certificado en Trainiac, ha permitido identificar estos efectos secundarios del entrenamiento diario.

1. Tu rendimiento no está al máximo

Esto sucede cuando se entrena sin incluir días de recuperación. Si no le damos a nuestro cuerpo el descanso que necesita, muestra cierta resistencia para adaptarse a la rutina, cosa que permitirá un mejor desarrollo de los músculos. Todo esto lleva a que la persona experimente agotamiento y dolor que puede perdurar por varios días.

Todos estos efectos tienen un alto impacto en nuestro rendimiento. Si no podemos rendir durante el ejercicio, entonces seremos más propensos a lesionarnos por un ejercicio mal realizado. De hecho, someter el cuerpo a un entrenamiento los 7 días de la semana, sin tomar en cuenta una rutina para la recuperación del mismo, solo nos llevará a sufrir estrés muscular y lesiones.

Cabe destacar también que el exceso de entrenamiento tiene un efecto muy negativo a nivel hormonal. Este provoca un caos en nuestras glándulas suprarrenales, desequilibrando las hormonas y causando fatiga crónica (Brooks y Carter, 2013).

Por qué es malo entrenar todos los días

2. Se detiene la pérdida de peso

Así como el sobreentrenamiento puede provocar que el cuerpo pierda su capacidad de adaptarse al ejercicio, lo mismo pasa con la pérdida de peso.

La actividad física pone a prueba al cuerpo, lo lleva cerca o fuera de sus límites, lo que significa que hacer ejercicio constantemente de forma tan dura, puede aumentar los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Como consecuencia, un cuerpo con altos niveles de esta hormona será mucho más propenso a desarrollar obesidad (Jackson, Kirschbaum y Steptoe, 2017). Con esto no se quiere decir que se vaya a aumentar de peso, pero tampoco se perderá.

Y esta no es la peor parte. El estrés crónico es capaz de incrementar el apetito, lo que conlleva a la persona a tener más antojos de dulcesy otras comidas que no lo ayudarán a perder más peso, sino a ganarlo. Por otro lado, algunas personas desarrollan una pérdida del apetito, y al comer menos el cuerpo se ve obligado a cambiar su metabolismo.

Por qué es mejor no entrenar todos los días

3. El estrés se sobreactiva

Una caída constante en la variabilidad de la frecuencia de cardíaca (VFC) de la persona puede ser un claro signo de que el cuerpo se está llevando al límite, debido al estrés al que está siendo sometido.

La VFC medida de variación en el tiempo entre cada latido del corazón. Es una variable que está regulada por el sistema nervioso autónomo, el cual es el responsable de las respuestas de lucha y relajación de nuestro cuerpo. Si se encuentra en el nivel más bajo, significa que el cuerpo va a estar en una constante respuesta de lucha; en cambio, una VFC más alta es todo lo contrario: el cuerpo está más relajado.

Ir de manera constante al gimnasio o someter nuestro cuerpo a días consecutivos de entrenamiento, puede provocar bajos niveles en nuestra VFC. Debido a que el estrés del cuerpo está constantemente activado, siempre tendrá una respuesta de lucha, conllevando problemas de salud e incluso enfermedades cardíacas.

Efectos negativos de entrenar a diario

4. Cambios de humor

Si estamos experimentando agotamiento, un cansancio excesivo o sentimos que estamos haciendo los entrenamientos más lentos, es necesario descansar por un par de días, incluso más si hace falta. El cuerpo necesita recuperarse.

El exceso de entrenamiento hace mucho más que solo agotar físicamente, también es capaz de agotarnos de manera emocional y mental.

¿No sentimos ganas de entrenar el día de hoy? La falta de motivación para hacer ejercicio puede ser una señal clara de que quizá estamos entrenamiento demasiado. De hecho, el sobreentrenamiento ha podido asociarse con la depresión (Kreher y Schwartz, 2012).

Consecuencias de entrenar todos los días

5. Te cuesta más dormir

Si conciliar el sueño empieza a ser un problema, o empezamos a sentir que no estamos descansando lo suficiente luego de varios días de una rutina excesiva, estas son claras señales de sobreentrenamiento.

El sueño es muy importante para la recuperación muscular, especialmente si se hacen levantamiento de pesas, ya que se producen pequeños desgarres musculares, y es durante el descanso que produce el sueño que los músculos se reparan y se reconstruyen.

En este problema, vuelve a entrar en juego el estrés producido por el exceso de ejercicio. Estas hormonas no harán nada para mejorar la calidad del sueño, sino todo lo contrario. Incluso se ha podido comprobar que altos niveles de cortisol están muy relacionados al insomnio (Andersen, Hirotsu y Tufik, 2015).

Entrenar diariamente perjudica el sueño

¿Con qué frecuencia tienes que ejercitarte?

Esto es algo que siempre va a depender de la condición física y el estado de salud. Para aquellos entrenamientos que son muy intensos, Tripp recomienda de unos 75 a unos 150 minutos a la semana. Ahora, para aquellos que son de una intensidad moderada, de 150 a 300 minutos es más que suficiente para que el cuerpo no entre en un estado de estrés muscular.

Ese tiempo recomendado es para la actividad. Hay que recordar que la recuperación también es parte de una rutina óptima. Esta puede ser muy variada, un día de recuperación puede ser de descanso, o también puede emplearse para caminar durante 30 minutos o asistir a una clase de yoga.

¿Con qué frecuencia se debe entrenar a la semana?

Conclusión

El exceso de ejercicio no va a darnos resultados más rápidos, lo único que va a hacer es perjudicar todo el trabajo que estemos realizando.

Nuestro cuerpo necesita descansar, y él va a darnos las señales de alerta que necesitamos cuando hay que tomar conciencia sobre nuestro bienestar al momento de entrenar.

Referencias

  • Andersen, M., Hirotsu, C. y Tufik, S., (2015). Interactions between sleep, stress, and metabolism: From physiological to pathological conditions. Sleep Science. doi: 10.1016/j.slsci.2015.09.002.
  • Brooks, K. A, y Carter, J. G, (2013). Overtraining, Exercise, and Adrenal Insufficiency. Journal of Novel Physiotherapies. 3:125.
  • Jackson, S., Kirschbaum, C. y Steptoe, A. (2017). Hair cortisol and adiposity in a population‐based sample of 2,527 men and women aged 54 to 87 years. Obesity. doi: 10.1002/oby.21733.
  • Kreher, J. y Schwartz, J, (2012). Overtraining Syndrome. Sports Health. doi: 10.1177/1941738111434406.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.