¿Es malo el colesterol?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Realmente sabemos lo que es el colesterol? Nos han dicho que hay colesterol bueno, colesterol malo y triglicéridos, que debemos tener que vigilarlo a partir de cierta edad y que es el principal causante de los ataques al corazón. Pensamos que el colesterol es una especie de esponja maléfica que tapa nuestras arterias. Ataques al corazón y cáncer parecen ser las primeras palabras que nos vienen a la cabeza tras pensar en él.

Pero sinceramente, ¿sabes qué es? ¿Cómo se produce? ¿Su impacto en los infartos? ¿Su función? Nunca califiques algo que no conoces.

¿Qué es el colesterol y los triglicéridos?

El colesterol es lípido que se encuentra naturalmente en cada célula y parte de tu cuerpo. Es imprescindible para que funcione correctamente. El colesterol que se encuentra en sangre está controlado por dos partes importantes: el hígado, donde se produce, y los intestinos, donde se absorbe.

Es esencial en la formación de las hormonas sexuales así como las hormonas producidas y liberadas en las glándulas suprarrenales. Protege las fibras nerviosas y crea y repara las membranas celulares. Algunos autores se refieren al colesterol como una «tirita» natural. Resulta evidente que el colesterol es necesario en nuestro cuerpo.

Por su parte, los triglicéridos es otra forma de lípido que se encuentra en nuestro torrente sanguíneo, podríamos decir que es de la familia del colesterol. Son la principal reserva de energía que posee nuestro cuerpo, evitan las lesiones en nuestros órganos internos y mantienen la temperatura corporal. Tampoco parece malo, ¿no?

HDL y LDL

Ciertas proteínas, el colesterol y los triglicéridos no se disuelven en la sangre, se encuentran en nuestro torrente sanguíneo en forma de pequeñas acumulaciones llamadas lipoproteínas. Seguro todo el mundo ha escuchado alguna vez HDL y LDL. HDL significa, con siglas anglosajonas, lipoproteína de alta densidad mientras que LDL significa lipoproteína de baja densidad.

El HDL es denominado «colesterol bueno» ya que lleva el colesterol al hígado, donde más tarde pasará a nuestro organismo y eliminándolo del torrente sanguíneo. Sin embargo, el LDL porque transporta el colesterol desde el hígado al torrente sanguíneo (sigue el camino contrario) y puede ser potencialmente peligroso a la hora de formar ateromas (placas), es decir, un exceso de LDL acumulado en las paredes de las arterias.

Se han prescrito niveles «normales» de HDL y LDL en sangre, los cuales se consideran que son los niveles «seguros» y «sanos». En caso de superar estos niveles un doctor procederá a aconsejar a su paciente un estilo de vida más saludable, reducir el consumo de grasas y le recetará unas pastillas para disminuir los niveles de colesterol: estatina.

¿Realmente los niveles altos de colesterol son la causa de los ataques al corazón?

Dr. Gregg C. Fanarow es profesor Eliot Corday de Medicina y Ciencia Cardiovascular en la Escuela de Medicina David Geffen, Universidad de California (Los Ángeles). Además de ser una de las figuras más importantes de la medicina actual fue el investigador jefe de un interesantísimo estudio.

Los investigadores analizaron 136.905 pacientes que fueron hospitalizados por ataques al corazón en EE.UU. desde el año 2000 al 2006. Supuso un 59% de la población que fue hospitalizada por ataques al corazón, a todos se les midió los niveles de lípidos en sangre al ser ingresados.

¿Resultados? El 75% de los hospitalizados por ataques al corazón tenían niveles de colesterol fuera de la zona de riesgo, no tenían el colesterol alto.

Esto llevo al Dr. Gregg C. Fanarow a asegurar lo siguiente:

«Al menos el 75% de los pacientes por ataques al corazón se encontraban en los niveles recomendados de colesterol LDL, demostrando que las guías de control actuales no son correctas. Puede que no sean lo suficientemente bajas como para evitar el riesgo a ataques al corazón».

A la vez se ha demostrado que el colesterol es necesario para vivir, que existen unos niveles mínimos para controlar las funciones anteriormente descritas. ¿Qué falla?

Los factores de riesgo fallan

Si bien es cierto que es importante controlar los niveles de colesterol en sangre, resulta no ser suficiente a la hora de evitar ataques al corazón convirtiendo a esta medida en irrelevante. A partir de este estudio se han abierto nuevas líneas de investigación sobre los factores de riesgo que rodean a los ataques al corazón.

Varios hospitales de EE.UU. han empezado a realizar «perfiles avanzados de lípidos«. En ellos, además de los niveles de colesterol en sangre, se mide el tamaño de las partículas. El número de partículas, por si solo, es irrelevante y, sin embargo, unos altos niveles de colesterol junto con que formen partículas pequeñas resulta ser letal. Esto es debido a que las partículas grandes no son capaces de quedarse en las cavidades de nuestras arterias, mientras que las pequeñas sí, pudiendo producir ateromas. Por si fuera poco, en estos estudios detallados también se mide el nivel de oxidación (mayor oxidación implica mayor toxicidad) de cada lipoproteína.

Otra parte de estas investigaciones se centran alrededor de disminuir, aún más, los niveles de colesterol «sanos». Prescriben la estatina con mucha mayor frecuencia. Sin embargo, los casos de ataque al corazón siguen aumentando sin parar y, de hecho, ¡varios estudios afirman que la estatina aumenta el riesgo de ataque al corazón! Recuerda, el colesterol tiene un papel importantísimo en la reparación de células dañadas entonces… ¿es posible que los niveles altos de colesterol sean consecuencia de altos niveles de inflamación? Nuestras dietas actuales se basan en el consumo de carbohidratos refinados, grasas trans y carnes procesadas, alimentos altamente inflamatorios que dañan nuestro sistema inmunitario. ¡Los niveles de colesterol altos son consecuencia de la enorme necesidad que tiene el cuerpo de reparar células!

Sally Fallon, presidenta de Weston A. Price Foundation, y Mary Enig, doctorada experta en bioquímica de lípidos han llegado a denominar al colestarol alto como «enfermedad inventada«, un problema que surge cuando los profesionales de la salud aprendieron a medir los niveles de colesterol (1).

Los niveles altos de colesterol parecen ser un síntoma, no la enfermedad.

Trata la enfermedad, no los síntomas

Las medicinas conocidas para tratar los ataques al corazón resultan no funcionar, como ya dijimos antes el número de muertes solo aumenta. Una simple pastilla no va a evitar desarrollar una patología ya que no trata la enfermedad. La estatina es un negocio de tres trillones de dolares a nivel mundial, es uno de los pilares de la financiación farmacéutica que no ha tenido ningún efecto positivo en tratar una enfermedad.

La industria farmacéutica ha vendido que alimentos naturales como el huevo, la leche o incluso los frutos secos aumentan nuestros niveles de colesterol, convirtiéndolos en alimentos «evitados». Es más, ¡se atreven a afirmar que la estatina reduce los niveles de colesterol en sangre! El colesterol tomado de alimentos naturales en nuestra dieta diaria es 4 veces inferior al que produce naturalmente nuestro cuerpo, el impacto de estos alimentos es nulo. Es más, las grasas naturales (tales como el omega-3) son antiinflamatorias, contrarrestan la necesidad de segregar colesterol para reparar las células dañadas de nuestro cuerpo, reduciendo por tanto su acumulación en sangre.

Próximamente

Próximamente en Entrenamiento.com ofreceremos las 8 pautas que ofrece un gran doctor, el Dr. Joseph Mercola para disminuir los niveles de colesterol de forma natural para una vida más sana. Así mismo recomiendo leer el estudio de Sally Fallon y Mary G. Enig (en «Fuentes» tendréis el link).

Fuentes

Brady Cooper, elitefts.

(1) The Dangers of Statin Drgus: What you haven’t been told about Colesterol-lowering Medication. Sally Fallon y Mary G. Enig.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.